Extensión de beneficios a la construcción, sin definir

Extensión de beneficios a la construcción, sin definir

Alma Solís 

asolis@capital.com.pa

Capital

El sector construcción será beneficiado con nuevas reglas: Se aplicará la exoneración fiscal de 20 años al impuesto de inmueble, se elevará el tope del interés preferencial de $80.000 a $100.000 y se podría extender el tope del Fondo Solidario de Vivienda que actualmente es para inmuebles cuyos costos no sobrepasen los $35.000.

Pero estas medidas anunciadas la semana pasada por el Gobierno no cuentan aún con un estudio de impacto en la población ni el Ministerio de Economía y Finanzas (MEF) sabe cuánto costarán al fisco estas nuevas promesas del Ejecutivo.

Frank de Lima, ministro encargado de Economía y Finanzas, dijo que es ahora cuando se iniciarán los estudios del impacto en las finanzas públicas y que permitirán determinar de dónde se obtendrán esos recursos.

Cuando se aumentó de $62.500 hasta $80.000 el tope del costo de la vivienda que se podía beneficiar del interés preferencial, esto significó para al Estado un sacrificio fiscal de millones anuales.

Por su parte, el ministro de Desarrollo Social (Mides), Guillermo Ferrufino, señaló que aún era muy temprano para conocer cuál es el impacto real del bono y que ese ministerio también estaría haciendo un estudio sobre el tema, pero cuando se cumplan los dos primeros años de aplicación, porque en este momento todavía es muy temprano para evaluar el caso.

El nuevo ministro de Vivienda y Ordenamiento Territorial, José Domingo Arias, y el presidente de la Cámara Panameña de la Construcción (Capac), Gastón Regis, se muestran convencidos de que esto tendrá un efecto positivo sobre el sector.

Regis destacó que durante la feria  Expo Hábitat, organizada por ese gremio, se pudieron observar varios proyectos de viviendas de $30.000 y que esto era algo que no se veía antes o se veía muy poco.

Para esos segmentos ya no se estaba construyendo, aseguró. Pero con el Fondo Solidario eso cambió. Reconoce que existen quejas por parte de los clientes, porque son pequeñas las casas que se están construyendo; y por parte de los constructores, porque los materiales de construcción están elevados.

El empresario defiende las nuevas medidas anunciadas para el sector construcción porque éste es uno de los que más incentiva el crecimiento de la economía.

Por su parte, Arias destacó que hasta el momento se han otorgado 5.000 resoluciones a favor de las familias beneficiadas con el Fondo Solidario de la Vivienda que el Gobierno creó el año pasado, lo que representa un apoyo gubernamental de unos $25 millones, y que se está revisando la cartera para que continuar el programa.

Ante la posibilidad de aumentar el rango de precio de las viviendas que pueden beneficiarse con ese fondo, el ministro comentó que próximamente se estarán sentando  con los representantes del sector para revisar los rangos.

Durante la feria del Consejo Nacional para la Vivienda (Convivienda) realizada en julio,  la oferta de proyectos en el rango de interés social hasta $30.000 registró una disminución sustancial, si lo comparamos con el año pasado, destaca el informe de ese gremio.

Esto se debe al incremento constante que han sufrido los materiales de construcción, a que cada vez es más difícil encontrar áreas urbanizables a precios que permitan construir en este rango de precio y a factores legales e impositivos que están incidiendo en que no se pueda seguir manteniendo la oferta en este rango de precio, afirmó Elisa de Gómez, directora ejecutiva de Convivienda.

Convivienda, sin embargo, reconoce que el Fondo Solidario para la Vivienda ha permitido que las familias de clase media trabajadora puedan conseguir una vivienda de mayor calidad, lo que se refleja en la estadística presentada.

Ellos notaron un incremento en el rango siguiente, el de las viviendas de hasta $40.000.

Dentro del interés preferencial, también aumentó en forma significativa el rango hasta $80.000.

El de más de $100.000, aunque mostró ligeros incrementos, según la especialista pudo haber crecido mucho más si el salto en los intereses bancarios hacia ese rango no hubiese sido tan fuerte, evitando que la demanda se mueva a comprar soluciones habitacionales de mayor calidad.

Más informaciones

Comente la noticia