Facebook busca integrar Instagram y WhatsApp con la aplicación central

Facebook busca integrar Instagram y WhatsApp con la aplicación central
En un plan para crear el llamado "Whatsabook", la red social busca eliminar las métricas de Facebook conforme se enfoca en la ‘familia’ de aplicaciones.| Archivo

Los ejecutivos de Facebook se mostraron optimistas, después que la red social más grande del mundo sobrevivió el reciente revuelo sobre la privacidad de sus usuarios para registrar ganancias récord y superar las expectativas de los analistas en general.

Pero también surgió otro tema durante la llamada para reportar ganancias del cuarto trimestre del grupo: El desvanecimiento de los límites entre Facebook e Instagram y WhatsApp, las aplicaciones que compró en 2012 y 2014, respectivamente.

Aunque a las aplicaciones para compartir fotos y de mensajes inicialmente se les prometió una relativa independencia de la empresa matriz, Facebook actualmente está intentando unir al trío, compartiendo más tecnología y más recursos en un plan que presenta claras oportunidades, pero que también plantea nuevas preocupaciones.

“Una integración más estrecha es útil”, comentó Brian Wieser, un analista de Pivotal Research. “Cuanto más se compartan los datos internamente, más poderoso será el producto”.

Pero el plan para crear `Whatsabook´, como se le ha apodado en Silicon Valley, también ha enfurecido a numerosos críticos, quienes argumentan que pudiera socavar la privacidad al permitir que Facebook le haga referencia cruzada a la información del usuario obtenida a través de las diferentes aplicaciones.

Las acciones de Facebook subieron casi un 12%, después que el grupo reportara ganancias de $2.38 por acción durante el cuarto trimestre de 2018, un aumento del 65% interanual. Los ingresos aumentaron un 30% a $16.9 mil millones.

La cantidad de usuarios de Facebook aumentó incluso en Europa y en Norteamérica, lo cual mitigó los temores de que estos mercados desarrollados —normalmente los más rentables — habían alcanzado su punto máximo.

El director financiero de Facebook, David Wehner, les comentó a los analistas que 2.7 mil millones de personas a nivel mundial habían utilizado al menos una de las aplicaciones de la `familia Facebook´ en diciembre; y que este tipo de métrica sería más prevalente en el futuro. “Con el tiempo iremos eliminando las métricas de la comunidad únicamente de Facebook”, él indicó.

El cambio ha sido interpretado por algunos como una forma para que la compañía enmascare un crecimiento más lento en la cantidad de usuarios de su producto principal de Facebook.

En contraste, Instagram — la aplicación para compartir fotos — y WhatsApp — la plataforma de mensajería —, las cuales representan una parte mucho menor de las ventas, han estado creciendo rápidamente. La función `Instagram Stories´ (Historias de Instagram), mediante la cual los usuarios muestran fotos, mensajes y vídeos que duran sólo 24 horas, acaba de superar los 500 millones de usuarios activos diarios, en comparación con los 400 millones del verano pasado.

Pero Mark Zuckerberg, el fundador y director ejecutivo de Facebook, dijo que sus más recientes planes de integración respondían a la demanda de los usuarios.

Él describió su intención de unificar los servicios de mensajería de WhatsApp, Instagram y Facebook Messenger en un sistema cifrado para 2020, pero manteniéndolos como aplicaciones separadas. Actualmente, sólo WhatsApp tiene cifrado de extremo a extremo por defecto, lo cual significa que solamente las personas que envían y reciben mensajes pueden verlos.

El cifrado es “la dirección hacia la que deberíamos estar dirigiéndonos”, comentó, agregando que también había “una serie de casos” en los que las personas querían enviar mensajes a través de diferentes aplicaciones.

Muchos analistas se sienten optimistas ante la perspectiva, argumentando que pudiera evitar que los usuarios necesiten recurrir a otros servicios externos.

“Para mí, esto parece ser un paso muy lógico”, opinó Richard Greenfield, un analista de BTIG. “En una guerra por tiempo y atención, tú quieres mantener al consumidor el mayor tiempo posible. En el caso de Facebook, ellos monetizan esto a través de la publicidad, y tal vez con el tiempo el comercio”.

El plan también pudiera permitirle a Facebook crear, mediante la agrupación de datos de las distintas aplicaciones, más oportunidades para que los anunciantes se dirijan a nuevos usuarios.

Mientras tanto, algunos consideran que los cambios son parte de la innovación necesaria para permitir que los anunciantes digitales puedan estar presentes en diversas plataformas en línea a la misma vez.

Pero la reorganización también pudiera generar nuevos problemas, particularmente en relación con los reguladores.

Los organismos de seguridad han enérgicamente criticado el cifrado de extremo a extremo, temiendo que les facilite a los delincuentes la oportunidad de comunicarse sin ser detectados, y que también permita la rápida difusión de información equivocada.

Mientras tanto, algunos temen que el plan de integrar los tres servicios de mensajería diluya la privacidad que se les brinda a los usuarios de WhatsApp, al permitirles a los anunciantes que se enfoquen en ellos, basándose en sus datos de Facebook. En Europa, la Comisión de Protección de Datos de Irlanda le ha pedido a Facebook Irlanda que organice una sesión informativa urgente acerca de la propuesta integración.

Otros señalan las preocupaciones en materia de competencia conforme aumentan los llamados por la división de las más grandes compañías tecnológicas.

Cuando WhatsApp fue adquirida en 2014, dijo que continuaría operando “independiente y autónomamente” desde la nueva empresa matriz. Pero Facebook ha comenzado a alentar a WhatsApp y a Instagram a realizar cambios que impulsen a los usuarios a volver a la aplicación principal de Facebook, según personas familiarizadas con el tema.

En 2017, los reguladores europeos multaron a Facebook por engañar a Bruselas en términos de su capacidad de combinar la información de los usuarios de Facebook y de WhatsApp.

Tanto los fundadores de Instagram, Kevin Systrom y Mike Krieger, como el fundador de WhatsApp, Jan Koum, dejaron la compañía el año pasado, después de la partida del cofundador de WhatsApp, Brian Acton, a fines de 2017.

El señor Wieser advirtió que la integración de las tres aplicaciones también pudiera correr el riego de alienar a los usuarios que hasta ahora se han sentido atraídos por las características particulares de cada plataforma. “Pierdes los beneficios de diversificación de tres equipos diferentes y de tres enfoques diferentes”, opinó el señor Wieser. Además, él añadió que cualquier sesgo de diseño pudiera volverse más arraigado.

Mark Warner, el senador demócrata de Virginia que ha pedido regulaciones más estrictas para los titanes tecnológicos, dijo que Facebook debería concentrarse en vincular sus sistemas con servicios competidores más pequeños, con el fin de promover la `interoperabilidad con proveedores externos´ y una “mayor selección, innovación y competencia para el consumidor”.

 

Por: Hannah Murphy

Financial Times

Más informaciones

Comente la noticia

Ver todas las noticias