Falta de profesionalismo e irresponsabilidad

AP WCUP REFEREE GEIGER S SOC WSOC FILE HND

Pocas veces en mi vida me he atrevido a criticar las actuaciones de algún comunicador social en particular, sin embargo, a raíz de lo ocurrido en el partido de semifinales de la Copa Oro en el que México se impuso 2 a 1 a Panamá con la colaboración sospechosa del árbitro Mark Geiger, creo que vale la pena hacer un llamado de atención sobre la actuación de los comentaristas deportivos tanto de Medcom como de TVN- Canal 2-TV Max.

Nunca he olvidado que quienes me enseñaron a ejercer este maravilloso oficio de la comunicación social y me ayudaron alcanzar nuevos estándares de calidad en mi trabajo, profesionales como David Serrano (q.e.p.d.), Celso Elías Barb Caballero (q.e.p.d.), Pete Romero, Agustín Chino Serrano, Rafael Chéquele Samudio, Ricardo Pittí (q.e.p.d.) en la radio y luego Rainer Tuñón, Julio Aizprúa y Orlando Mendieta en la prensa escrita,  siempre me advirtieron sobre el gran poder que ejercen los medios de prensa en la opinión pública y en la necesidad de manejar con profesionalismo y responsabilidad ese poder.

Por eso me aterró escuchar a los comentaristas de RPC Canal 4, David Samudio Garay y Miguel Ángel Remón, cuando en medio de la transmisión del partido entre México y Panamá llamaban a los jugadores a retirarse del cuadro en protesta por una mala decisión arbitral y exhortaban a los jugadores a ejercer la violencia física contra el señor Geiger.

Lo digo con nombre propio porque creo que así debe ser. Los medios de comunicación no solo tienen el deber de informar y entretener a la población, quizás su tarea más importante es educarla y quienes trabajamos en ellos debemos saber que todas nuestras acciones o comentarios pueden tener graves consecuencias fuera de las cabinas de transmisión o de nuestras salas de redacción.

Pero no conformes con esta violación flagrante de los más elementales principios de la ética periodística, el domingo siguiente esos mismos comentaristas arremetieron contra un equipo mexicano que tuvo en la final contra Jamaica su mejor partido de la Copa Oro, rubricando un triunfo contundente con goles de excelente factura, y de paso vertieron todo el veneno de sus almas contra los jugadores jamaicanos esgrimiendo la posibilidad de que se hayan dejado comprar para perder la final.

No sé si en TVN-Canal 2 y TV Max los comentarios sobre el partido de semifinales fueron del mismo tenor a los emitidos en RPC Canal 4, pero la actuación de mi amigo Roberto Rivera en el partido final fue igual de cuestionable, ya que negarse a transmitir el partido entre México y Jamaica por la final de la Copa Oro no solo fue un irrespeto para los televidentes y los anunciantes que pautaron sus cuñas comerciales para ese evento, sino también una muestra de irresponsabilidad y falta de profesionalismo.

Yo me pregunto si alguno de estos comentaristas ha medido las posibles consecuencias ulteriores de sus actuaciones. Si han pensado que esas transmisiones televisivas la observan cientos de miles de niños y jóvenes panameños, quienes tienen que aprender que el deporte no se trata de ganar o perder, sino de competir. Si son conscientes que cualquier acto de violencia que en el futuro pueda sufrir la selección de México en Panamá podría ser consecuencia directa de su irresponsabilidad.

Para finalizar, quiero señalar que a mi juicio, nosotros, los panameños, tenemos que aprender que no siempre las decisiones de los jueces y árbitros nos van a favorecer, pero que es en esos momentos cuando tenemos que dominar nuestras emociones y seguir adelante porque en el deporte, como en la vida, el camino al triunfo siempre va de la mano con la derrota y las experiencias que podemos aprender de ellas.

Hitler Cigarruista
hcigarruista@capital.com.pa

Más informaciones

Comente la noticia

Ver todas las noticias

Patrocinado por BANCO GENERAL