FAO fortalece lazo de cooperación en Panamá

Es fundamental para consolidar un círculo virtuoso  entre agricultura, nutrición y salud

fao web

La lucha contra el hambre y la pobreza rural en América Latina y el Caribe debe incorporar innovaciones institucionales, sociales y tecnológicas y mejores servicios de comunicación.

En ese sentido, La Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), en días pasados reiteró su compromiso con Panamá para fortalecer el diseño de instrumentos de políticas públicas para garantizar la seguridad alimentaria.

Tito Díaz, coordinador de la FAO para Mesoamérica y Representante en Panamá, indicó que esta organización puso a disposición sus conocimientos y experiencia internacional para impulsar el desarrollo rural y erradicar la pobreza en panamá.

Díaz hizo énfasis en el objetivo de la FAO de fortalecer su oficina en Panamá  ampliando su capacidad técnica para brindar mayor acompañamiento y cooperación a Panamá y a los países de Mesoamérica.

Por su parte, Jorge Arango, ministro de Desarrollo Agropecuario (Mida), señaló que las líneas prioritarias de la agenda de trabajo entre la FAO y Panamá se enfocan en  garantizar la seguridad alimentaria y el acceso a los alimentos de toda la población; impulsar el desarrollo rural territorial y la agricultura familiar y fortalecer las políticas de territorio y ambiente.

Mientras tanto, María Luisa Navarro, viceministra de Asuntos Multilaterales y de Cooperación del Ministerio de Relaciones Exteriores, señaló que para Panamá el Plan de Erradicación del Hambre 2025 de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac) es prioritario y las acciones que junto con la FAO se desarrollan en este marco, forman parte de la agenda que presentará el Gobierno de Panamá ante la próxima Cumbre de la Celac que se  realizará en Quito, Ecuador, en enero del 2016.

De igual forma manifestó Díaz que Panamá es uno de los 14 países de América Latina y el Caribe que alcanzó la meta del primer Objetivo de Desarrollo de Milenio, al reducir la prevalencia de la población con subalimentación, al pasar de 26,4% en 1990 a 9,5% en 2015, y con el apoyo de la FAO continuará la implementación de políticas y programas para erradicar el hambre y la pobreza extrema en el marco de los nuevos Objetivos de Desarrollo Sostenible.

Asimismo, Panamá ha reiterado su compromiso para garantizar la seguridad alimentaria y nutricional de toda su población a través de la adopción del Plan de Erradicación del Hambre 2025, su incorporación al Programa Mesoamérica sin Hambre, cuyo plan de acción considera el fortalecimiento de los marcos legales para la agricultura familiar y  la seguridad alimentaria y nutricional en el país; y la reciente conformación del Frente Parlamentario contra el Hambre, Capítulo de Panamá.

El plan para la Agricultura Familiar de Panamá es una de las diversas acciones que el país implementa para avanzar en la lucha contra el hambre. En mayo de 2015 Panamá se sumó a este programa definiendo el impulso a  los agricultores familiares de las provincias centrales y las comarcas, como  una de las principales líneas  estratégicas del país.

Las estadísticas del Mida y de la Contraloría General de la República  señalan que en Panamá existen 246.000 agricultores. Se estima que el  80% son agricultores familiares, sin embargo, no se  cuenta con un registro de los mismos.

En tanto, en el mes de septiembre, diputados de distintas bancadas se reunieron para formar el Frente Parlamentario contra el Hambre en Panamá, con el compromiso de contribuir desde sus facultades legislativas a la garantía, respeto y protección del derecho humano a la alimentación adecuada de la población panameña.

De acuerdo  con la FAO, la conformación de este Frente es un gran paso en la lucha contra el hambre en el país y fortalece el compromiso político de Panamá para erradicar este flagelo.

El Frente Parlamentario contra el Hambre en Panamá tiene como objetivo  impulsar acciones legislativas para la garantía y realización del derecho humano a la alimentación adecuada en todo el territorio panameño, con énfasis en el impulso a la agricultura familiar y el desarrollo de sistemas alimentarios sostenibles.

Los diputados manifestaron su disposición para conciliar intereses y unir voluntades en torno a la redacción, discusión y aprobación de una legislación específica que reglamente el derecho a la alimentación en Panamá.   

Leoncio Vidal Berrío M.
lberrio@capital.com.pa
Capital Financiero

Más informaciones

Comente la noticia