FAO hace llamado de emergencia para apoyar a 333,000 personas afectadas por huracanes

FAO hace llamado de emergencia para apoyar a 333,000 personas afectadas por huracanes
FAO están impulsando planes de recuperación que requieren una movilización de fondos de $14,4 millonesArchivo

FAO lanzó un llamamiento de emergencia a la comunidad internacional para recaudar $14,4 millones destinados a apoyar a 333 mil personas afectadas por los huracanes en Nicaragua, Guatemala y Honduras.

Centroamérica se ha visto gravemente afectada por una temporada récord de huracanes. El paso consecutivo de los huracanes ETA e IOTA, ha impactado a cerca de ocho millones de personas, lo que se suma al enorme efecto económico y social que ha tenido la pandemia en los medios de vida de miles de pequeños productores.

Para hacer frente a ese desafío, los gobiernos de Nicaragua, Guatemala y Honduras y la FAO están impulsando planes de recuperación que requieren una movilización de fondos de $14,4 millones para los tres países.

Estos planes permitirían impulsar la rehabilitación de los medios de vida y recuperación para 333 mil personas, la mayoría pequeños agricultores, priorizando especialmente a las mujeres y los pueblos indígenas.

“El impacto simultáneo de los huracanes ETA y IOTA y del COVID-19, amenaza a los grupos de población más vulnerables, cuyos medios de vida están devastados.

Sufren limitaciones para acceder a los alimentos y un rápido deterioro de su seguridad alimentaria y nutrición. Por eso, impulsamos planes de respuesta identificando las necesidades inmediatas de la población afectada”, dijo Adoniram Sanches, coordinador subregional de la FAO para Mesoamérica.

El plan de respuesta propuesto para Nicaragua busca rehabilitar, diversificar y fortalecer la resiliencia de los medios de vida de 25 mil hogares rurales, apoyando a 130 mil personas afectadas por los huracanes IOTA y ETA, con énfasis especial en los pueblos indígenas y un enfoque de género. Para este plan, se requieren $6,4 millones.

En Guatemala, la FAO aplicará una estrategia de reactivación rápida de la capacidad de producción de alimentos para 22 mil hogares en situación de inseguridad alimentaria aguda, con un impacto en 110 mil personas, muchas de las cuales pertenecen a poblaciones indígenas cuyos medios de vida dependen de la agricultura a pequeña escala. Para ello se requerirán USD 4 millones.

En Honduras, la FAO busca proveer respuesta de emergencia y apoyar la recuperación de 93 mil personas. Para ello, se requieren $4 millones.

El foco se centrará en las comunidades más vulnerables y las familias pertenecientes a comunidades indígenas como los Lencas y los Maya Chortí. Los beneficiarios seleccionados incluirán también personas con inseguridad alimentaria aguda que dependen de actividades agrícolas para su subsistencia.

Más informaciones

Comente la noticia

Ver todas las noticias