FAO y Gobierno de Panamá impulsan plan de manejo sostenible de la tierra financiado con fondos globales

FAO y Gobierno de Panamá impulsan plan de manejo sostenible de la tierra financiado con fondos globales
La degradación de la tierra impacta más en las áreas con economías altamente dependientes de los bosques y la agriculturaCortesía

El Ministerio de Ambiente de Panamá, la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) y el Centro del Agua del Trópico Húmedo para América Latina y El Caribe (CATHALAC), participaron en un proceso de validación del proyecto “Manejo sostenible de la tierra y restauración de paisajes productivos en cuencas hidrográficas, para la implementación de las metas nacionales de Neutralidad de la Degradación de la Tierra (NDT) en Panamá”; que será implementado gracias al financiamiento del Fondo Mundial para el Medio Ambiente (GEF, por sus siglas en inglés). 

Esta iniciativa, que ha sido enriquecida durante el último año con los aportes de diferentes actores relevantes en el tema, busca fortalecer las oportunidades de un mayor número de productores del sector agropecuario con las herramientas necesarias para restaurar paisajes, mejorar el manejo de los suelos y de los recursos hídricos, bajo el enfoque de sistemas productivos más eficientes ambientalmente, de manera que contribuyan a reducir los gases de efecto invernadero. 

El proyecto conjunto ha sido estructurado con especial énfasis en la integración de las prácticas del manejo sostenible de la tierra, bajo los enfoques de Agricultura Sostenible Adaptada al Clima (ASAC) y de Ganadería Climáticamente Inteligente (GCI) y los principios de Neutralidad de la Degradación de la Tierra en el marco político, legal e institucional, así como en el ordenamiento y planificación territorial, para evitar, reducir y revertir la degradación de la tierra a gran escala en las cuencas prioritarias.

Según las instancias involucradas, la degradación de la tierra impacta más en las áreas con economías altamente dependientes de los bosques y la agricultura, influyendo significativamente en los medios de vida de la población en condición de pobreza multidimensional, con una diminución de la prestación de los servicios eco sistémicos vitales, incluyendo provisión de alimentos, materias primas y disponibilidad de agua.

Partiendo de esto, la implementación de las acciones se ha focalizado en tres cuencas de Panamá (Cuenca del Río La Villa, Cuenca del Río Santa María y Cuenca del Río Chiriquí Viejo), áreas en donde las principales causas de degradación de la tierra han sido la deforestación, la degradación de los bosques, la sobreexplotación de los recursos naturales, el sobrepastoreo y las prácticas inadecuadas de manejo de cultivos y pastizales. 

El proyecto, que está finalizando su fase de formulación, se centrará en impulsar las acciones necesarias para ampliar el manejo sostenible de suelos y agua en sistemas silvopastoriles y sistemas agrícolas; y, paralelamente, contribuirá en el aumento de la resiliencia de las familias agricultoras y sus sistemas productivos, así como reducir las emisiones de Gases de Efecto Invernadero (GEI) en el sector de la agricultura, la silvicultura y otros usos de la tierra (AFOLU), combatiendo la pobreza multidimensional y dinamizando las economías locales.

Autoridades de la FAO reiteraron la importancia del trabajo coordinado con todos los actores involucrados en este proceso, entre ellos el Departamento de Seguridad Hídrica y Cambio Climático del Ministerio de Ambiente, el Ministerio de Desarrollo Agropecuario y el Instituto de Innovación Agropecuaria de Panamá, así como de todos los actores territoriales de las zonas que serán intervenidas por el proyecto.

Más informaciones

Comente la noticia

Ver todas las noticias