Fideicomisos registran desaceleración

Fideicomisos registran desaceleración

Fideicomisos registran desaceleración

SBP web

El crecimiento de los activos administrados por medio de fideicomisos en el mercado panameño refleja una desaceleración  al cierre del primer trimestre del año,  producto de la gestión basada en riesgo que se ha implementado en Panamá, para garantizar una administración más  transparencia.

Lo que significa que las empresas  fiduciarias están siendo más conservadoras a la hora de ejecutar la gestión basada en riesgo, que estable entre sus normas la política de Conozca a su Cliente y vigilar sus operaciones de forma periódica para mitigar posibles casos delictivos.

El saldo de los activos de los fideicomisos alcanzó los $20.876 millones, lo que representa un incremento de 3% en comparación  con el mismo periodo del año anterior cuando sumó $20.247 millones, es decir que se administraron  $628,8 millones más que en año 2014.

Sin embargo, si se analizan los montos del primer trimestre del 2014 con relación a igual periodo del 2013, el crecimiento fue del 22%, es decir  $3.696 millones adicionales, lo que significa que, pese a que en el primer trimestre del 2015 el desempeño de los fideicomisos fue positivo, en los años anteriores fue más dinámico, según revelan   las cifras de la Superintendencia de Bancos de Panamá (SBP).

Roberto Sayavedra, director senior de FTI Consulting Panamá, manifestó que el desempeño de los fideicomisos se debe a que actualmente para administrar este tipo de productos se debe cambiar la metodología, de realizar  la debida diligencia a una basada en riesgo, al  igual que en el resto de las actividades financieras.

Por lo cual, en el mercado local se ha puesto énfasis en una debida diligencia del fideicomitente y beneficiario, realizando una  diligencia ampliada en caso de que existan transferencias con territorios de alto riesgo, acotó Sayavedra.

Los fideicomisos al ser  supervisados por la SBP deben mantener controles similares a los de la banca, en especial los fideicomisos de protección de patrimonio que mantienen  movimientos financieros o adquisición de activos.

La  ley que reglamenta los fideicomisos data de 1984.

Cifras de la SBP reportan que del saldo administrado por las compañías fiduciarias $6.424 millones son controlados por  empresas vinculadas a bancos con un crecimiento de 9%, con respecto al mismo periodo del año anterior, mientras que  otras empresas fiduciarias manejan $4.724 millones, reflejando una caída del 8%. Seguidas de las empresas vinculadas a firmas de abogados que suman $3.736 millones con un aumento del  12%, la banca privada extranjera con $3.412 millones (-4%), la banca oficial con $2.177 millones (9%) y la banca privada local con $399 millones (25%) (Ver recuadro: Saldo de activos de fideicomisos por categoría de empresas).

Hay que resaltar que este desempeño no sorprende a los banqueros, ya que en varias ocasiones habían manifestado que la actividad fiduciaria en el país estaba mostrado un desarrollo importante, pero había que realizar  algunos ajustes en las normas para  aprovechar su potencial, como fortalecer la capacidad de la SBP de regular y supervisar el negocio fiduciario y las empresas fiduciarias.

Para Stella Villegas de Osorio,  directora  jurídica de la Superintendencia Bancaria de Colombia, el factor más importante de un fideicomiso es la lealtad y la buena fe, por lo que el fiduciario debe realizar la debida diligencia siempre protegiendo los bienes fideicomitidos y  manteniendo  la inversión en los bienes previstos  en el contrato.

Destacó que también debe mantenerse  una separación total entre su patrimonio y los bienes que le entregan sus clientes.

Panamá fue el segundo país en adoptar la ley de fideicomiso, después de México.    

Karelia Asprilla
karelia.asprilla@capital.com.pa
Capital Financiero

Más informaciones

Comente la noticia