Fondeo y tasas más altas: Los retos de la banca

Fondeo y tasas más altas:  Los retos de la banca

Existe una fuerte demanda de crédito que garantiza el crecimiento futuro

IMG_3319 web

Jorge Vallarino Jr., vicepresidente ejecutivo de Global Bank, admite que como la mayoría  de los panameños se preocupó cuando salieron a la luz el escándalo sobre la creación de sociedad offshore de la firma forense Mossack Fonseca y cuando se anunció la inclusión del Grupo Waked Internacional, S.A. (Wisa) en la lista Clinton del Departamento del Tesoro de Estados Unidos (EE.UU.), sin embargo, admite que ninguno de estos hechos ha tenido un impacto negativo significativo en el desempeño de la banca en Panamá.

Admite que el daño ha sido más reputacional, pero también descartó que sea a raíz de estos sucesos que los bancos corresponsales de EE.UU. hayan comenzado a limitar su oferta de servicios para Panamá, ya que  responde más bien a las nuevas regulaciones impuestas por las autoridades estadounidenses y que hacen cada vez menos rentables y, por tanto, menos atractivos, este tipo de negocios.

Sin embargo, Vallarino Jr. admite que la banca panameña no está exenta de retos e identificó como los dos más apremiantes. En primer lugar  el acceso a fuentes de fondeo para seguir apoyando las altas tasas de crecimiento económico que experimenta el país y en segunda instancia  el necesario incremento de las tasas de interés, debido al aumento del costo del dinero en los mercados internacionales.

¿Cómo evalúa usted el desempeño de la economía panameña y de la banca extranjera en lo que va del año?

-Definitivamente nosotros hemos visto una desaceleración en el crecimiento económico desde hace algún tiempo, pero ha sido una desaceleración bastante moderada que nosotros vemos más bien como un cambio de ciclo y que definitivamente no es del todo negativo, porque crecer al ritmo que lo habíamos hecho en años anteriores trajo consigo altos niveles de inflación y eso no es bueno porque afecta el poder adquisitivo de los consumidores.

Durante el primer trimestre el Producto Interno Bruto (PIB) creció 4,6% y recientemente hemos escuchado al ministro de Economía y Finanzas, Dulcidio De La Guardia, y al Fondo Monetario Internacional (FMI) señalar que se esperan que el país crezca al cierre del año en torno a un 6,0%, lo que indica que se espera que el crecimiento se acelere en la segunda mitad del año y el crédito va a jugar un papel muy importante en ese proceso.

Entonces, lo que nosotros estamos esperando en la banca es un crecimiento más moderado que en años anteriores, pero crecimiento. De hecho, no he visto las últimas cifras, pero Global Bank registra un crecimiento de 13% a 14% en su cartera de crédito, mientras que el resto de la banca crece a un ritmo cercano al 10%, que supera el crecimiento de la economía.

-Panamá se ha visto afectada por el escándalo Mossack Fonseca y el caso Waked. ¿Qué impacto han tenido estas situaciones en el desempeño del sistema financiero panameño?

-Yo te diría que pueden haber varios impactos y en términos de la banca el impacto que más le preocupaba al país se ubica en el de fondeo de los bancos, que tienen dos fuentes, una son los depósitos y otra es las líneas de financiamiento internacional.

Sin embargo, debo decir que nosotros no hemos visto en Global Bank un impacto directo por estos casos. Nosotros no hemos visto clientes internacionales retirando sus depósitos o inversionistas institucionales o empresas internacionales con las que mantenemos una línea de crédito para financiar nuestras operaciones cortando esas fuentes de financiamiento.

Yo creo que eso lo que demuestra es que el sistema financiero panameño, que al ser uno de los más desarrollados de la región y completamente abierto se convierte en atractivo para los inversores internacionales para colocar sus depósitos en nuestra plaza, no está enfocado en atraer depósitos de dudosa procedencia y prueba de esto es que, efectivamente, los depositantes extranjeros no están retirando sus fondos y los mantienen acá porque nosotros le brindamos un servicio de primer nivel y el país ofrece oportunidades atractivas para invertir.

-Pero se ha mencionado ampliamente las dificultades de la banca panameña para  acceder a la banca corresponsal en EE.UU. ¿Esto se agravó con el caso Mossack Fonseca?

-El tema de la corresponsalía es algo que está ocurriendo a nivel internacional y yo diría que no tiene nada que ver con el caso Mossack Fonseca. Lo que está pasando es que el regulador en EE.UU. está poniendo reglas más estrictas para este negocio, lo que ha llevado a muchas empresas a limitar el número de corresponsales y esto está afectado a otros países

Ahora es importante entender que los bancos no están reduciendo sus relaciones de  corresponsalía porque haya algún problema en Panamá. Lo que está pasando es que las regulaciones de ese negocio en EE.UU. y en  nuestro mercado son más estrictas y para tener una determinada cantidad de corresponsalías tienen que invertir cada vez más en monitoreo y seguimiento

El mundo donde los bancos tenían cada uno seis o siete corresponsales se acabó, y ahora a los bancos lo que les toca es tratar de fortalecer su relación con los bancos corresponsales.

-¿Cuál es la situación de Global Bank?

-Nosotros estamos cerrando nuestro año fiscal en este momento y como te comenté tenemos una cartera de crédito que crece a doble dígito y esperamos que siga creciendo.

Actualmente somos el segundo banco de capital panameño de la plaza y contamos con cerca de $6.000 millones en activos. Y lo que vemos es que la economía va a seguir creciendo y nosotros vamos a crecer con ella.

Ahora bien, uno de los principales retos que vemos para los próximos 6 a 12 meses es que  al ser Panamá una economía abierta y globalizada cada vez más nos vamos a ver impactados por la incertidumbre que afectan los mercado internacionales. Esto tiene gran importancia porque tradicionalmente la banca se ha fondeado con dinero local, con los depósitos locales, pero si usted mira las estadísticas podrá observar que llevamos ya varios años en que la cartera de crédito supera los depósitos, lo que indica que la banca panameña cada vez más necesita recurrir a los mercados internacionales para fondearse.

Panamá es una economía con grado de inversión, lo que le ha permitido a la banca ir a los mercados internacionales y acceder a esos fondos, pero ese dinero tiene ahora un mayor        costo debido a la incertidumbre que existe a nivel global por lo que está ocurriendo en Europa con el Brexit y en China con la desaceleración económica. Entonces el costo de fondeo ya está generando una presión para que los bancos aumenten las tasas de interés que pagan los consumidores que solicitan un crédito.

-Usted menciona que hay una alta demanda por nuevos créditos en la economía panameña, pero hay quienes tienen la impresión  que los panameños están sobre endeudados. ¿Es así? ¿Hay sobre endeudamiento en Panamá?

-Hablar de un sobreendeudamiento en general en Panamá no es factible,  porque eso no existe. Sin embargo, esto si se puede dar en ciertos nichos de mercado como el de tarjetas de crédito, pero hay que tener en cuenta que esto depende no solo de cada persona,  sino  también a que el constante crecimiento de la economía panameña implica un incremento del ingreso per cápita de los panameños, lo que le ha permitido a cada vez más personas acceder a los servicios financieros para mejorar su calidad de vida.

José Hilario Gómez
jgomez@capital.com.pa
Capital Financiero

Más informaciones

Comente la noticia