Francia cierra fronteras, moviliza ejército y declara emergencia

Luego que cuatro ataques simultáneos en París, este viernes, dejaron por lo menos 46 muertos.

Estadio Gente

El presidente de Francia, declaró estado de emergencia en el país y ordenó cerrar las fronteras. Francois Hollande también movilizó el ejército.

Las autoridades dicen que hombres armados hicieron disparos en tres lugares diferentes en el centro de la capital francesa y tomaron rehenes en una sala de conciertos, donde se presentaba el grupo californiano Eagles of Death Metal.

Casi al mismo tiempo, se escucharon dos explosiones en o cerca del Stade de France, el estadio nacional, donde se llevaba a cabo un encuentro amistoso entre las selecciones de Francia y Alemania, y al que asistía el presidente francés Francois Hollande, quien fue rápidamente evacuado.

Reporteros y ciudadanos informaron haber visto personas muertas al huir del estadio.

Un policía confirmó a la agencia AP que hubo una explosión en un bar cercano al estadio. Se desconoce si allí hubo víctimas mortales.

Los tiroteos ocurrieron en los distritos 10 y 11 de la orilla derecha del Siena, en el centro de París.

El diario francés Liberation, informó que por lo menos dos personas se bajaron de un automóvil, dispararon a comensales en el restaurante Le Carillon, y luego huyeron en el mismo vehículo.  Las autoridades confirmaron que 11 personas fueron asesinadas en ese lugar.

Minutos después, otro tiroteo tuvo lugar cerca del Bataclan Boulevard Voltaire, al sureste del primer incidente, y donde hay una sala de conciertos. Según se informó allí hubo unos 15 muertos y unas 100 personas han sido tomadas en rehenes.

El canal BFM TV informó que una o dos personas entraron a la sala de conciertos y comenzaron a disparar.

Un cuarto tiroteo se reportó en el mall Les Halles, según la emisora Europa 1

El presidente de Francia, Francois Hollande, se encuentra reunido con el primer ministro Manuel Valls y el Ministro del Interior, Bernard Cazeneuve.

En Washington, el presidente Barack Obama calificó los asaltos como “un ataque a toda la humanidad y a los valores universales que compartimos”.

Obama dijo que situación era “desconsoladora” y declinó especular sobre quienes serían los responsables.

Hasta el momento ningún grupo ha asumido responsabilidad por los ataques.

VOA Noticias
Capital Financiero

Más informaciones

Comente la noticia