Franquicia cierra operaciones en Costa Rica

Wendys dejó de operar en enero dejando a  sin empleo a  110 personas

BK CR

La pugna entre la estadounidense Burger King Corporation y su franquiciado local BK Costa Rica desembocó en el cierre de operaciones de los 29 locales de la cadena y el despido de 434 personas.

El anuncio lo hizo en primer lugar la empresa local mediante un comunicado de prensa en el que asegura que La Corporación Burger King de Estados Unidos (BKC EE. UU.) ordenó  cerrar los 29 restaurantes que operan en Costa Rica debido a la falta de  acuerdo respecto de la forma de operar con el operador de la franquicia local.

Pocas horas después la corporación estadounidense respondió a estas declaraciones asegurando que somos conscientes de los cierres de restaurantes en Costa Rica, que se han hecho para cumplir con una orden judicial.  Durante el último año, el operador local estuvo utilizando la marca Burger King sin contar con autorización para hacerlo.

Esto llegó a su fin  el 5 de octubre de 2015.  Es lamentable que el operador local hubiere presentado los hechos en la prensa de forma errónea. Creemos que lo han hecho de esta forma para satisfacer sus propios fines y estos cierres podrían haberse evitado si el operador local hubiera colaborado en este proceso.

El cese de operaciones fue efectivo a partir del pasado lunes. Sin embargo,  la casa matriz de la marca indicó que espera reanudar pronto las operaciones en el país con un nuevo franquiciante.

A pesar de que  BK Costa Rica se esforzó por evitar esta acción, el conflicto de intereses de la BK de EE.UU. de ser accionista y al mismo tiempo dueño de la franquicia local, provocó que las diferencias con la Casa Matriz no se pudieran subsanar, añadió la compañía costarricense.

Por su parte, la casa matriz, destacó que  Costa Rica ha sido y siempre será un mercado importante, por lo que esperan restablecer el negocio en territorio nacional.

Pedimos disculpas a nuestros clientes leales por cualquier inconveniente que esto pueda causar y esperamos poder servirles de nuevo pronto. Agradecemos a las comunidades donde brindamos servicio por su comprensión y apoyo continuo para la marca, cita un comunicado de BKC EEUU.

Por su parte, Karol Fallas, directora  ejecutiva del Centro Nacional de Franquicias (Cenaf) lamentó la decisión del cierre total de operaciones de una cadena como BK, y aseguró que están dispuestos a apoyarles en lo necesario para entender mejor la situación y no descartar su regreso.

El cierre de una operación tan fuerte como esta es lamentable, pero estamos seguros de que van a continuar las aperturas y ellos pueden tener el interés en regresar al país. Estamos dispuestos a colaborar en el proceso, dijo Fallas.

El anuncio se da después de varios meses en los que se rumoraba el cese de operaciones, un tema que tomó fuerza en febrero de este año después de que el operador en Costa Rica anunciara el cierre de sus cuatro restaurantes en Paseo Metrópoli, Plaza Real Cariari, Santo Domingo y Heredia.

En ese momento la firma anunció que  esos locales no eran financieramente viables debido a que estaban ubicados en zonas poco estratégicas y presentaban malos resultados comerciales.

Burger King entró a operar en Costa Rica en 1990 y en estos 25 años debió enfrentar varios retos y cambios. Uno de ellos fue en julio del 2011 cuando la compañía que manejaba la franquicia, Corporación de Alimentos El Rey (Carsa), vendió las operaciones a un grupo venezolano liderado por los inversionistas Carlos, Rafael y Leo Belloso.

Un año después de su compra  BK pasó por un proceso de replanteamiento de imagen y expansión, liderado por dichos empresarios, que en esa fecha tenían el control de más de 41 puntos de la marca en Venezuela, 14 en Panamá y 31 en Costa Rica.

Jorge Figueroa, presidente de la Cámara Costarricense de Resturantes (Cacore), explicó que este cierre es reflejo de cómo está la economía en el país y la incertidumbre que sienten los empresarios.

El Gobierno está enviando señales confusas y esto crea incertidumbre. Burger King no es la primera franquicia que se va del país,  hace unos meses pasó con Wendys y, además hay otras empresas pequeñitas que también están cerrando. El panorama es horrible, destacó el presidente.

Con la salida de BK y la salida de Wendys (que ocurrió en enero de este año y dejó sin empleo 110 personas) la competencia entre cadenas que venden hamburguesas en el país, queda con actores como McDonalds, Hamburger Factory, Carls Junior y Johnny Rockets. 

Maxwell Murphy y Emily Chasan
Dow Jones

Más informaciones

Comente la noticia