Función tributaria debe convertirse en un activo estratégico

Business woman working with tax documents.

Para los gobiernos, los contribuyentes y otras partes interesadas los impuestos hoy son tan importantes como nunca antes. El aumento de requerimientos de cumplimiento globales, aunado a una mayor necesidad de controles sólidos para administrar los riesgos fiscales, y un deseo de utilizar análisis de datos para asistir en los procesos de toma de decisión de los negocios están impactando las funciones tributarias y las decisiones de inversión. Para seguir siendo relevantes para las funciones de la empresa tendremos que manejar estas crecientes presiones externas y los desafíos operacionales trazando un camino para la transformación continua que sea inmediato, holístico y práctico.

La función tributaria se verá fundamentalmente diferente a la de hoy; las compañías que logren encontrar formas de estrechar la brecha entre esta situación futura y sus capacidades actuales serán las que obtendrán éxito.

La función tributaria del futuro, realizada y publicada por PwC, explora sus predicciones globales para la función tributaria, los retos que surgen, y cómo estos deben ser abordados por las empresas en los próximos tres a cinco años.

Predicciones de PwC

De acuerdo con PwC, seis áreas principales que afectan la función tributaria experimentarán cambios radicales en los próximos tres a cinco años:

1. El escenario legislativo y regulatorio global.

2. El rol de la función tributaria en la administración de riesgo y gobernanza.

3. Flujo de data en la función tributaria.

4. Automatización de la tecnología para tareas analísticas de la función tributaria.

5. Roles y procesos de la función tributaria.

6. El profesional de impuestos del futuro.

El punto de partida para el cambio: Una estrategia y plan de acción.

La función tributaria no podrá resolver estos retos con un enfoque unidimensional. Será necesario tener un enfoque integrado que sea multi-funcional, que involucre gobernanza, datos, tecnología, procesos y gente.

De acuerdo con el reporte de PwC, el primer paso crítico será que las compañías evalúen las capacidades actuales de la función tributaria contra un modelo de madurez en impuestos, seguido por el desarrollo de una visión clara del estado futuro deseado.

El Estado futuro debe alcanzarse desarrollando un plan de acción de transformación con objetivos medibles y calendarios que traten el proceso y las necesidades tecnológicas, junto con objetivos asociados a la administración de riesgos. La travesía de la transformación no será fácil, pero ahora es imperativo y el retorno de la inversión puede ser significativo para las empresas. Más allá de ahorros de costos medibles, esto mejorará otras áreas tales como la administración de riesgos en toda la institución, gobernanza fiscal, administración de recursos y procesos de contratación.

Como dice Mark Schofield, líder global de Gestión de Informes y Estrategia de Impuestos, Las funciones tributaria que trazan el camino hacia la transformación continua disfrutarán de los beneficios en los próximos años, al verse cada vez menos como un centro de cumplimiento y más como un activo estratégico para el negocio.   

PwC
Especial para Capital Financiero

Más informaciones

Comente la noticia

Ver todas las noticias

Patrocinado por BANCO GENERAL