Ganancias afectadas por el dólar y los precios del petróleo

Ganancias afectadas por el dólar y los precios del petróleo

Se espera que las compañías del S&P 500 reporten caídas del 5,3% en BPA.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Los inversionistas en acciones se preparan para la peor temporada de ganancias desde el año 2009 por parte de una serie de grandes compañías estadounidenses afectadas por la combinación de un dólar más fuerte y los decrecientes precios de los productos básicos.

La pérdida de más del 5% este año por parte del S&P 500 y la erosión de $1 billón de valor de mercado después de que 2015 marcó la primera pérdida anual del índice de referencia desde 2008 refleja la preocupación entre muchos inversionistas de que el poder para generar ganancias de muchas grandes compañías de primer orden se ha estancado.

Las preocupaciones sobre la economía de China desde principios de enero han impulsado aún más la fortaleza general del dólar e incitado renovadas debilidades en los precios de los productos básicos.

Las acciones también se están viendo afectadas por las preocupaciones sobre una correlación con los mercados emergentes.

Se necesitaría una enorme sorpresa en cuanto a resultados para conseguir que el mercado dejara de enfocarse en la energía y en los temores sobre China, dijo Nicholas Colas, estratega jefe de mercado de ConvergEx.

Con el riesgo inminente de la primera disminución anual de las ganancias y los ingresos desde el año 2009, los inversionistas están cuestionando la longevidad del actual mercado alcista que comenzó hace casi siete años.

Actualmente los analistas pronostican que las compañías del S&P 500 reportarán una disminución del 5,9% en las ganancias interanuales por acción para los últimos tres meses de 2015, y una caída del 3,4% en los ingresos, según FactSet.

Si tal expectativa se vuelve realidad, supondría tres descensos consecutivos trimestrales interanuales en el beneficio por acción (BPA) y cuatro trimestres consecutivos de caída de los ingresos.

Durante 2015, la combinación del dólar en alza impulsado por el hecho de que la Reserva Federal (FED, por sus siglas en inglés) de Estados Unidos (EE.UU.) finalmente endureció la política de tasas de interés en diciembre y una caída de un tercio en los precios del petróleo pesaron mucho sobre los resultados empresariales.

Se espera que las ganancias en el sector energético las cuales han disminuido un 26% durante los pasados 12 meses hayan disminuido más de un 70% en el cuarto trimestre con respecto al mismo período del año anterior.

Se espera que las grandes compañías estadounidenses multinacionales con importantes operaciones globales hayan ingresado menos en dólares provenientes de sus ingresos basados en el extranjero.

Entre las compañías que han dicho que las fluctuaciones monetarias han afectado negativamente sus perspectivas se encuentran Chipotle, SABMiller y Coca-Cola.

Los analistas se están dando cuenta de que la exposición a los tipos de cambio es algo que se puede manejar, dijo Wolfgang Koester, presidente ejecutivo de Fireapps. Y mientras que antes se podían excusar los entornos desfavorables para las divisas, ahora a las compañías se les está pidiendo que los aborden.

Al igual que en trimestres anteriores, los analistas han presentado sus pronósticos en un patrón familiar en el cual las compañías posteriormente superan metas más bajas.

El descenso del 5,9% que se espera para el BPA en el cuarto trimestre se compara con una disminución del 0,6 pronosticada a inicios del trimestre, una revisión muy en línea con el promedio histórico.

Usualmente casi dos tercios de las compañías superan los pronósticos de BPA.

Nicole Bullock y Paul McClean
Financial Times

Más informaciones

Comente la noticia

Ver todas las noticias

Patrocinado por BANCO GENERAL