Gerentes multinacionales siguen viendo ventajas

Gerentes multinacionales siguen viendo ventajas

Marianela Palacios Ramsbott

mpalacios@capital.com.pa

Capital

Capital consultó a cuatro ejecutivos de multinacionales que residen en Panamá y que viajan constantemente por los países de la región, sobre el costo de la vida en el país, para poder hacer comparaciones de precios a partir de sus propias experiencias.

Ellos aceptaron participar en el análisis, pero dos pidieron la reserva de sus identidades para no comprometer con sus comentarios a sus empresas. Y una de las conclusiones en las que coincidieron fue la siguiente: Panamá es una ciudad de gastos medios, pero aún con muchas ventajas comparativas relevantes, como la seguridad, lo que les permite ahorrar costos en forma significativa.

Uno de los elementos más importantes en estos viajes es el tema de seguridad. Ciudades o destinos que la seguridad de la empresa considera de alto riesgo o peligrosidad, no se aprueban. Si resulta absolutamente necesario visitar una ciudad de alto riesgo, se requiere dotar al ejecutivo con un aparato de seguridad con lo cual los costos son más elevados que si los comparamos con una ciudad más segura. Panamá es relativamente segura, aunque su peligrosidad ha ido en aumento, comentó el vicepresidente para América Latina de una multinacional estadounidense.

Respecto a los costos de los hoteles en Panamá, refieren que son comparables con los de Centroamérica y el Caribe, pero inferiores a los de ciudades como Sao Paulo, Río de Janeiro o Buenos Aires.

En cuanto a la oferta gastronómica, opinan que es numerosa y que la relación precio-valor es buena, pero que la calidad y el servicio son bajos en la mayoría de los  restaurantes, lo que nos coloca en franca desventaja con respecto a Lima o Bogotá, por ejemplo.

La ciudad de Panamá se encuentra entre los mejores destinos para negocios en América Latina. Pero sin duda dos elementos están afectando su ventaja relativa: Los aumentos en los costos locales particularmente, la inflación y la criminalidad. Además, la calidad del servicio y atención al visitante sigue siendo deficiente y empeora con la incorporación de personal nuevo con poca educación y baja vocación al servicio, añadió el ejecutivo.

Al referir su experiencia con hoteles, taxis y restaurantes de América, el CEO de una empresa estadounidense señaló que un hotel en Toronto cuesta el doble que un hotel cuatro estrellas en Panamá: $300 versus $170. Y que en esa ciudad norteamericana, el cine y los espectáculos son al menos dos o tres veces más caros, el taxi del aeropuerto a la cuidad vale $60 y los platos principales en una cena se ubican por encima de $25 y más, mientras que los servicios equivalentes en Panamá son $20 y $12,5, respectivamente.

En términos inmobiliarios, Panamá es mucho más barato que Vancouver y partes de Toronto, pero equivalente a ciudades más pequeñas. También el costo del metro bus es más barato. En Canadá es $2, precisó.

A Gabriel de Obarrio, CEO de Assicurazioni Generali S.p.A., lo que más la impresiona cuando viaja es el costo de los taxis.

Aquí los taxis son demasiado baratos; y sin embargo, el ciudadano común se queja.  En la mayoría de las ciudades del mundo te cobran una tarifa base (más alta en las noches y fines de semana) y aunque la distancia sea muy corta, un taxi rara vez cuesta menos de $5, dijo.

A juicio de Obarrio, Panamá es todavía un país barato versus otros de la región, pero esto está cambiando y con la inflación proyectada para el 2012 cambiará aún más rápido.

Por su parte, Henry Kardonski, gerente general de la empresa London & Regional, desarrolladora del Área Económica Especial Panamá Pacífico, comentó que la debilidad del euro hace comparativamente a Panamá una localidad más cara, y por eso es que al compararla con otros ciudades resulta evidente que ya no somos lo que éramos hace cinco o diez años.

Más informaciones

Comente la noticia

Ver todas las noticias