Gestión competitiva del Canal, modelo para Panamá

Gestión competitiva del Canal, modelo para Panamá
La acogida unánime de Ricaurte Vásquez en su condición de Administrador de la ACP está justificada en la confianza que representa para la organización como tal y la comunidad marítima internacional| Archivo

La confianza de los panameños en el modelo institucional que adoptáramos para administrar el Canal de Panamá, a través de la Constitución de la República y de su respectiva Ley Orgánica, ha sido renovada con el cambio de administrador de dicha entidad.

De acuerdo con la Ley Orgánica de la Autoridad del Canal de Panamá (ACP), “el administrador es el funcionario ejecutivo de mayor jerarquía y representante legal de la Autoridad, responsable por su administración y por la ejecución de las políticas y decisiones de la junta directiva. Ejercerá sus potestades y atribuciones de conformidad con la Constitución Política, esta Ley, los reglamentos, el presupuesto anual respectivo de la Autoridad, los créditos extraordinarios, las resoluciones y los acuerdos que adopte la junta directiva, sujeto, en todo caso, a la supervisión de la Autoridad”.

A partir del 5 de septiembre pasado, dicho cargo es ejercido por el doctor Ricaurte Vásquez Morales, al reemplazar a Jorge Luis Quijano Arango, en cuya gestión de 7 años se completó la construcción del tercer juego de esclusas de la vía interoceánica.

La acogida unánime de Ricaurte Vásquez en su condición de Administrador de la ACP está justificada en la confianza que representa para la organización como tal y la comunidad marítima internacional, dadas sus ejecutorias anteriores, las cuales incluyen un rol destacado en la formulación del proyecto de ampliación; y como jefe de Finanzas, Subadministrador y Ministro para Asuntos del Canal.

Con formación académica y especializada, Vásquez ha prestado servicio público, entre otros cargos, como Ministro de Hacienda y Planificación, cartera desde la cual orientó planes de acción estratégica para el país.

La forma en que se designa al Administrador del Canal de Panamá ha demostrado ser uno de los procesos más técnicos y transparentes, lo que ha permitido que se mantenga al margen de polémica. La experiencia demuestra que este modelo institucional funciona, ya que en la adopción de medidas trascendentales impera todo el tiempo el consenso que privilegia los objetivos del Estado y de la sociedad.

Tal fue, sin duda, uno de los aciertos mayores de los panameños al asegurar que los asuntos de la vía permanezcan al margen de las apetencias políticas, aspecto que para la Cámara de Comercio, Industrias y Agricultura de Panamá debe ser fortalecido en lo concerniente a la utilización de los recursos generados por el Canal, destinados ahora al Tesoro, y que, de manera cíclica, algunas corrientes buscan destinar a fines diversos, como si estos pudieran ser convertidos en una caja menuda de cualquier gobierno que así se lo proponga.

La pluma invitada de ElCapitalFinanciero.com es:

 

Jorge Juan de la Guardia
Presidente
Cámara de Comercio, Industrias y Agricultura de Panamá

Más informaciones

Comente la noticia

Ver todas las noticias