Gobierno adopta medidas tributarias para aliviar impacto por COVID-19

Gobierno adopta medidas tributarias para aliviar impacto por COVID-19
La DGI podrá tomar medidas adicionales mientras dure la situación especial por el COVID-19| Archivo

Como una manera de aliviar la carga tributaria a las personas naturales y jurídicas, el gobierno panameño emitió el decreto ejecutivo número 251 que establece los lineamientos y argumentos para esta decisión.

La medida comenzará a regir a partir de la fecha de promulgación de la Ley 134 de 20 de marzo de 2020 y establece un plazo de 120 días “para el pago de tributos que se causen o deban pagarse durante dicho periodo y que sean competencia de la Dirección General de Ingresos (DGI) del Ministerio de Economía y Finanzas (MEF)”.

El decreto estable que estarán amparados con este beneficio “los impuestos nacionales directos e indirectos, las tasas, las contribuciones especiales y cualesquiera otras deudas de dinero, líquidas y exigibles, que en cualquier concepto una persona natural o jurídica así como los bienes inmuebles deben pagar ante la DGI”.

Se exceptúan “aquellos cuya obligación nace de la calidad de agentes de retención”, al respecto: Impuesto sobre la Renta retenido a empleados y a no residentes y el Itbms retenido a no residentes, por el Estado y por agentes de retención locales.

De igual modo no aplica al impuesto de dividendos y al impuesto de inmueble que retengan los bancos.

Durante estos 120 días, se exime de la presentación de paz y salvos de la DGI y de la Caja de Seguro Social (CSS) para los trámites que correspondan ante la Dirección General de Tesorería y la Dirección General de Ingresos, ambas del MEF.

El decreto establece que se otorga un plazo definitivo, hasta el 30 de mayo de 2020, para la presentación de las declaraciones juradas de rentas correspondientes al periodo fiscal 2019.

Ante el Estado de Emergencia declarado por el Gobierno nacional, “los contribuyentes podrán determinar para el año 2020 el impuesto estimado a pagar, del cual trata el artículo 710 del Código Fiscal, un monto no menor al 70% del impuesto causado en sus declaraciones de rentas del periodo fiscal 2019, sin que dicha estimación se encuentre sujeta a investigación o verificación por parte de la DGI”.

Este impuesto debe ser pagado en dos partidas durante el periodo fiscal 2020: La primera a más tardar el 30 de septiembre de 2020 y la segunda, antes del 31 de diciembre de 2020.

El decreto exhorta a la DGI, durante el tiempo que dure el Estado de Emergencia Nacional, a tomar las medidas necesarias para que los contribuyentes puedan cumplir sus obligaciones.

Destaca el decreto que no se podrán acoger a estos beneficios quienes mantengan procesos por evasión fiscal administrativa o defraudación fiscal penal.

Violeta Villar Liste
violeta.villar@capital.com.pa
Capital Financiero

 

Más informaciones

Comente la noticia

Ver todas las noticias
PHP Code Snippets Powered By : XYZScripts.com