Gobierno está dispuesto a ajustar leyes por Fatca

Consejo de Coordinación Financiera finalmente se reunió y trató el tema

Alma Solís
asolis@capital.com.pa
Capital

El ministro de Economía y Finanzas, Frank de Lima, aseguró que se harán los ajustes necesarios en la legislación panameña ante el Foreign Account Tax Compliance Act (Fatca), una ley estadounidense que obliga a entidades financieras de todo tipo, incluidos los bancos, a informar sobre las cuenta de los ciudadanos estadounidenses en todo el mundo para efectos tributarios.
Hace unos días, el ministro conversó sobre el tema con una funcionaria del Departamento de Tesoro de los Estados Unidos (EE.UU.), quien le informó que lo acordado con otros países (España, Reino Unido, Alemania y Francia) es hacer los intercambios de información Gobierno a Gobierno, en lugar de entidades financieras a Gobierno, pero que aún no está definido el mecanismo para dicho intercambio.

El país apuesta por ser incluido en este acuerdo y poder seguir la misma ruta.

Estamos viendo si hay que hacer cambios o ajustes en la legislación para enviar la información de Gobierno a Gobierno, dijo el funcionario.

Un grupo de técnicos del Ministerio de Economía y Finanzas (MEF) está trabajando en eso y analizando las distintas opciones.

De Lima recordó que ya Panamá y EE.UU. cuentan con un Tratado de Intercambio de Información Fiscal y ahora analizarán si todos los aspectos quedan cubiertos con ese acuerdo o hay que hacer ajustes adicionales.

Al ser consultado sobre si Panamá está dispuesta a hacer todos los ajustes que sean necesarios en su legislación por el Fatca, el ministro afirmó que harán todo lo necesario para apoyar al sistema financiero y que esto fue un pedido de la banca.

Jaime Moreno, presidente de la Asociación Bancaria de Panamá, señaló que fue informado de la conversación del ministro con la funcionaria estadounidense y que había visto con buenos ojos la incorporación de Panamá al acuerdo con los países europeos. Ahora solo se tendrá que esperar a ver cuál será el mecanismo definitivo.

Moreno recordó que hoy por hoy las entidades financieras deben tomar la decisión de firmar un documento con el Departamento de Tesoro de los Estados Unidos, mediante el cual acuerdan enviar la información al gobierno de ese país sobre las cuentas de los ciudadanos estadounidenses (Ver recuadro: Activos que deben ser reportados).

Muchos lo tendrán que hacer, si es que no todos, y esto ya es una realidad en el mundo, con todas las implicaciones que esto conlleve de que tiene que tener la autorización del cliente, dijo Moreno.
En cuanto a la diferencia entre que el intercambio de información sea directo entre la entidad y el gobierno de EE.UU. o de Gobierno a Gobierno, el banquero señaló que esto se enviará consolidado, pero no será menos costoso para las entidades porque tendrían de igual forma que recopilar información de los clientes existentes, pedir la autorización, documentar los expedientes en caso que sean estadounidense y trasmitir esa información a quien finalmente se determine.

Por otra parte, la semana pasada finalmente se reunió el Consejo de Coordinación Financiera para tratar el tema del Fatca, un tema pendiente desde hace meses (Ver nota: Reguladores ignoran alcance del Fatca, edición 586).

Alejandro Abood, superintendente de Valores, indicó que los miembros reunidos vieron la necesidad de informarse del tema.

El superintendente considera, en lo personal, que la Comisión de Alto Nivel Presidencial para la Defensa de los Servicios Financieros debe analizar este tema ya que es la encargada de reportar al alto nivel cuando un tema causa un riesgo, ya sea a algunos de los regulados o al sistema.
El proceso de evaluación está en una etapa incipiente. Están empezando con encuestas entre las casas de valores para determinar cuántos de los clientes que tienen son estadounidenses y el impacto económico que esto tendría.

Más informaciones

Comente la noticia