Gran Bretaña: Legisladores aprueban proyecto de ley Brexit

Gran Bretaña: Legisladores aprueban proyecto de ley Brexit
El jefe de la Fuerza de Tarea de la Comisión Europea para las Relaciones con el Reino Unido, Michel Barnier, escucha mientras la Presidenta de la Comisión Europea, Ursula Von der Leyen, pronuncia un discurso en la London School of Economics en Londres, el 8 de enero de 2020| Cortesía

Los legisladores británicos aprobaron el jueves una ley que permitirá a Gran Bretaña abandonar la Unión Europea el 31 de enero, terminando con más de tres años de conflicto por la manera en que se realizará una separación sin precedentes.

Los parlamentarios votaron 330-231 a favor del proyecto de ley de retiro de la Unión Europea, que implementa la salida acordada con la UE el año pasado.

El secretario del Brexit, Stephen Barclay, dijo que agradecía el “escrutinio constructivo” de los Lords, pero esperaba que la cámara alta no intentara retrasar el proyecto de ley.

“No tengo dudas de que sus señorías habrán escuchado el rotundo mensaje del pueblo británico el 12 de diciembre”, dijo.

La votación del jueves fue una gran victoria para Johnson, quien hizo del Brexit el objetivo clave de su cargo de primer ministro. Gran Bretaña votó por poco para abandonar la UE en un referéndum de 2016. Pero antes de las elecciones del 12 de diciembre, los legisladores derrotaron repetidamente los intentos tanto de Johnson como de la predecesora Theresa May para asegurar el respaldo de sus proyectos del Brexit.

Pero a pesar de la promesa reiterada de Johnson de “terminar el Brexit” el 31 de enero, la partida solo marcará el comienzo de la primera etapa de la salida de la UE del país. Gran Bretaña y la UE se lanzarán a negociaciones sobre su relación futura, compitiendo para establecer nuevas relaciones para el comercio, la seguridad y una serie de otras áreas para fines de 2020.

La ley permite que el primer ministro Johnson pase la página de una de las crisis políticas más profundas de Gran Bretaña en décadas, y pone fin al temor a una salida intempestiva que había perjudicado a la economía y promovido la división sobre la decisión de 2016 en un referéndum para salir de la UE.

“Es hora de terminar el Brexit y es lo que hace este proyecto”, dijo el ministro para el Brexit, Stephen Barclay, a los legisladores tras horas de debate en el parlamento.

“Salir de la UE no significa que habremos terminado con el Brexit”, dijo Paul Blomfield, un portavoz de Brexit para el principal partido laborista opositor. “Habremos completado el primer paso, la partida, pero la etapa difícil aún está por llegar”.

Los altos funcionarios del bloque ya están diciendo que cerrar un nuevo acuerdo será difícil.

Michel Barnier, el principal negociador de Brexit de la UE, dijo el jueves que el objetivo de Gran Bretaña de alcanzar un acuerdo de libre comercio completo antes de la fecha límite de fin de año que Johnson insiste, no es realista.

“No podemos esperar estar de acuerdo en todos los aspectos de esta nueva asociación”, dijo Barnier, y agregó que “estamos listos para dar lo mejor de nosotros en los 11 meses”.

Acuerdos internacionales

Los acuerdos comerciales internacionales suelen tardar años en completarse, pero Johnson descartó extender un período de transición posterior al Brexit acordado por las dos partes más allá de finales de 2020, aunque la UE ha ofrecido prolongarlo hasta 2022.

Eso ha disparado las alarmas entre las empresas del Reino Unido, que temen que Gran Bretaña pueda enfrentar un Brexit “sin acuerdo” a principios de 2021.

Los economistas dicen que eso interrumpiría el comercio con la UE _el mayor socio comercial de Gran Bretaña _ y sumiría al Reino Unido en una recesión.

Gran Bretaña y la UE tendrán que llegar a acuerdos sobre todo, desde comercio de bienes y servicios hasta pesca, aviación, medicamentos y seguridad.

La UE insiste en que no hay forma de abordar todos estos problemas en menos de un año. Los funcionarios británicos han sugerido que podrían dividir las negociaciones en partes, sellando acuerdos sector por sector.

La legislación ahora va a la cámara alta del Parlamento y se espera que se convierta en ley en las próximas semanas, dejando suficiente tiempo a Gran Bretaña para minimizar las dificultades económicas del divorcio.

El foco estará ahora centrado en las próximas conversaciones con la Unión Europea para llegar a acuerdos de largo plazo, que comenzarán cuando finalice un período de transición el 31 de diciembre, durante el cual Reino Unido quedará sujeto a las reglas del bloque.

Voz de América

Más informaciones

Comente la noticia

Ver todas las noticias