Gremios comerciales, industriales y empresariales exigen acciones para impulsar reactivación económica

Gremios comerciales, industriales y empresariales exigen acciones para impulsar reactivación económica

Exigir una pronta reactivación económica, acelerar el plan de vacunación, rechazar las medidas de movilidad y abogar por una mayor transparencia, sobre todo en las negociaciones de los contratos del Estado con empresas de diferentes sectores, fueron parte de los planteamientos expuestos por la Cámara de Comercio, Industrias y Agricultura de Panamá (CCIAP) y el Consejo Nacional de la Empresa Privada (Conep), en sendos comunicados.

En el caso de a CCIPA, el pronunciamiento fue el resultado de una reunión del Consejo de Expresidentes y el presidente actual de la CCIAP, José Ramón Icaza.

En el documento, explican que “el gremio empresarial ha destacado que la situación socioeconómica presenta un cuadro alarmante en comparación a la crisis sanitaria. Una prueba de ella es que el desempleo ha aumentado de 7% a 18% y la caída de 8.5% en el primer trimestre del año 2021. El número de empresas cerradas, hoteles desocupados, locales y viviendas vacías o abandonadas; e individuos en la informalidad, es preocupante por lo devastador. La violencia doméstica hace noticia frecuente, asestando duros golpes al tejido familiar y social”, afirman.

El presidente de la CCIAP, al respecto, expresó su rechazo a las medidas de restricción de movilidad que el Ministerio de Salud (MINSA) sigue imponiendo en el país. “Aceleremos la recuperación de empleos y de la economía, eliminando medidas incoherentes y abriendo la vacunación a todos”, acotó.

Referente al tema transparencia, la CCIAP demanda de las autoridades y entidades estatales un trabajo orientado al bien público, regido por la transparencia y la rendición de cuentas oportunas de sus actos. Así como, insiste en la necesidad de contar con servidores públicos de carrera, profesionales y técnicos en las áreas donde se desempeñan.

Por ello, desde el 2017, la CCIAP promueve los valores y próximamente retomará su campaña #RespetaMiFuturo y firmará un acuerdo con la Comisión Nacional Pro-Valores Cívicos y Morales de Panamá, con miras a rescatar estos valores en el país.

Con respecto a las negociaciones que el Estado ha realizado con empresas portuaria, energía, y próximamente con el sector minería, el gremio dijo que “reconoce la importancia de la estabilidad jurídica de las empresas; sin embargo, las autoridades deben ser transparentes brindando la información correspondiente sobre los procesos que se adelantan, y dichas negociaciones deben realizarse en beneficio del desarrollo del país”.

Respecto al tema minero, la CCIAP señala que se debe planificar una política económica nacional a largo plazo, creando una institución competente que se dedique en el análisis, planificación y seguimiento de las políticas económicas. El sector minero como parte de esta política debe ser compatible con el desarrollo de otros sectores; al igual que debe ser conforme con el plan social y ambiental nacional.

Sin embargo, detalla el gremio que Minera Panamá adquirió una concesión bajo reglas establecidas y reconocidas como válidas al momento de realizar la mayor inversión del sector privado en la historia del país, aunado a una derrama económica de más de más de $4,200 millones y esto hay que ponerlo en la balanza en este proceso. “Entendiendo los momentos que se viven actualmente, la empresa ha demostrado comprender la necesidad de sentarse a revisar su marco de actuación de cara a continuar aportando de forma responsable al país”, agregó Icaza.

Desde la óptica de la CCIAP, la oportunidad es propicia para que el Estado logre un balance justo que reconozca regalías por el recurso mineral que se extrae y una rentabilidad razonable que tome en cuenta los riesgos asociados a la actividad (mercado, geológicos, infraestructuras disponibles, ambientales, sociales, financieros, entre otros); al tiempo que, la empresa pueda logra un adecuado retorno sobre su inversión.

“Esta negociación debe ser un proceso ganar-ganar, en el que el gran triunfador sea el país. Esto, respetando la seguridad jurídica y marco regulatorio, de manera tal que no afecte la competitividad de Panamá”, aseveró el presidente de este gremio empresarial.

Sobre la negociación con Panamá Ports Company, Icaza manifestó que aún se espera una explicación por parte de los miembros de la Junta Directiva de la Autoridad Marítima de Panamá sobre la resolución emitida.

Mientras que, “con el propósito de dejar claramente establecido cuál será el beneficio económico del Estado”, considera pertinente instruir al representante del Estado panameño ante la Junta Directiva de la empresa, a suscribir un Acuerdo de Accionistas que garantice un dividendo mínimo anual, al igual que debe velar e incluir los mejores intereses del Estado, el sector marítimo, logístico y de todos los panameños.

En ese sentido, el presidente de la CCIAP dijo que es necesario que dicho acuerdo se dé previo a la firma de extensión; a fin de garantizar que el Estado esta adecuadamente protegido; además, debe ser parte integral del acuerdo de extensión.

Conep: Agilizar plan nacional de vacunación y proceso de reapertura

 El Conep, por su parte, exhortó en comunicado al Gobierno nacional a redoblar esfuerzos y desarrollar un plan realmente agresivo de vacunación al personal que se encuentra actualmente en sus puestos de trabajo, considerando que esta medida será la única fórmula que permita una reapertura total y segura de la economía.

De la rapidez y efectividad con que se realice el proceso de vacunación dependerá en gran medida el tiempo que tome al país contrarrestar los efectos sociales y económicos que se han generado producto de la pandemia, señalaron.

Ante la llegada de más de 400,000 dosis de vacunas, el Conep dijo al Gobierno que se debe trabajar “en conjunto con los hospitales y clínicas privadas del país, los cuales pueden actuar como centros de vacunación confiables, rápidos y expeditos. Estos se han puesto en reiteradas ocasiones a disposición para facilitar la logística y elevar de manera importante la velocidad del proceso de vacunación nacional”.

Reafirmamos, dijo el Conep,  nuestro compromiso de trabajar y darle estricto cumplimiento a los protocolos de bioseguridad, los cuales nos han permitido mantener de manera efectiva sanos a nuestros colaboradores; para ello continuaremos con las campañas de sensibilización y docencia sobre la efectividad y seguridad de la vacunación y la importancia de las medidas de bioseguridad en el sector privado, así como los aportes económicos orientados a diversas acciones dirigidas a proteger la salud de nuestra población.

El gremio empresarial también llamó a acelerar el proceso de reapertura de las escuelas y otras actividades económicas.

Luego de 18 meses, con un país inicialmente cerrado en todas sus actividades económicas con un amplio nivel de restricciones y una suspensión total de actividades presenciales, particularmente las académicas (Escuelas, Colegios y Universidades), ya el país, el sector privado y el sector académico han dado una enorme cuota de sacrificio por la pandemia, de igual forma como sector, se han preparado para cumplir con las nuevas reglamentaciones en función de las resoluciones del MINSA, ya es tiempo de volver a las aulas.

A la fecha, subrayan, no se puede interpretar que la totalidad de los estudiantes tiene la posibilidad ni la opción de recibir sus clases de manera virtual, lo que da como resultado que se sigan abriendo brechas tecnológicas y desigualdad en los sistemas educativos.

Enfatizamos, agrega el Conep en el documento,  que el cierre generalizado de los centros educativos representa un riesgo importante para la educación y el bienestar de los niños, especialmente los más vulnerables que dependen de la escuela para su educación, su salud, su seguridad y su nutrición.

Con referencia al Decreto Ejecutivo 803 del 16 de julio de 2021 que establece nuevas medidas de cuarentena en diferentes partes del país, el Consejo reitera que la prioridad es y será salvaguardar la vida y el bienestar humano, adicionalmente se debe fortalecer e integrar nuevos elementos a la estrategia para lograr la evolución favorable de las variables sanitarias, económicas y sociales, permitiendo una reducción efectiva de la incertidumbre y deterioro adicional del sector empresarial.

Más informaciones

Comente la noticia

Ver todas las noticias