Gremios empresariales demanda seguridad jurídica

El Gobierno Nacional asegura que está haciendo cumplir las leyes y no está afectando a la economía

Conflicto Conep 739 web

Los presidente de las principales organizaciones empresariales del país aglutinados en el  Consejo Nacional de la Empresa Privada (Conep) ofrecieron la semana pasada una conferencia de prensa, en la que se pronunciaron sobre diversas acciones que adelanta el gobierno del presidente Juan Carlos Varela, las cuales, a su juicio, están lesionando la seguridad jurídica, lo que está afectando negativamente el clima de negocios en el país, ahuyentando la inversión privada y lesionando las bases  del modelo económico del país.

A lo que sumaron la preocupante falta de dinamismo de la economía, que se ha dejado sentir hasta la fecha.

Acompañada por los presidentes de los principales gremios empresariales del país, Elisa Suárez de Gómez, presidenta del Conep, dijo que algunas decisiones adoptadas por el Ejecutivo, sin tomar en cuenta la opinión del sector privado, han generado lesiones económicas significativas, así como la pérdida de miles de empleos, constituyéndose en un obstáculo al desarrollo de los sectores productivos del país, y aunque insistió en  que el Conep defiende principios y no a ninguna empresas en particular, se mencionaron casos específicos como cierre de Campos de Pesé y la paralización de las obras de la hidroeléctrica Barro Blanco, como ejemplos de situaciones que, a su juicio,  violentan la seguridad jurídica.

Ante esta situación, la cúpula empresarial del país manifestó su desacuerdo con una ecuación de negociación que excluye al sector privado de cualquier proceso de diálogo, sobre todo si representa al 80% del Producto Interno Bruto (PIB), del país.

Es preocupante que en el devenir de las empresas en donde hay inversión privada local y extranjera, se tome en cuenta la opinión de un solo sector y no del colectivo de los actores sociales, entre ellos el sector privado, sobre todo porque es este sector el que genera el 77% de los empleos formales, enfatizó Suárez de Gómez.

Por su parte, el presidente de la Cámara de Comercio, Industrias y Agricultura de Panamá (Cciap), Carlos Fernández, hizo un llamado al presidente de la República, Juan Carlos Varela, para que se reúna en el Conep en  un diálogo efectivo y respetuoso, en donde se buscarían las fórmulas para mantener el crecimiento y desarrollo saludable del país.

Explicó que si bien se espera que el país siga creciendo este año a un buen ritmo, un 6% aproximadamente, no hay dudas de que podría hacerlo a un ritmo mayor si el Ejecutivo se concentra en las acciones correctas, como ejecutar el presupuesto de inversiones y cancelar la deuda millonaria que mantiene con el sector privado, algo que no ha caracterizado su gestión a la fecha.   

Por su parte, la presidenta de la Asociación Panameña de Ejecutivos de Empresa (Apede), Dagmar de Álvarez, advirtió que la decisión de suspender el proyecto hidroeléctrico Barro  Blanco, violentando la seguridad jurídica de una empresa que adquirió una concesión otorgada por el Estado panameño tendrá un impacto negativo en la economía del país,  ya que ha enviado un mensaje equivocado a las empresas del sector energético y colocado el financiamiento de este tipo de proyectos en un nivel de alto riesgo.

Indicó que sin duda esto impedirá a corto plazo el incremento de la oferta de energía en el país, lo que, aunado a una demanda creciente, se traducirá en un incremento del costo de la electricidad,  debido a que se tendrá que recurrir a la generación térmica para satisfacer la necesidad de energía eléctrica de la población.

Los tres dirigentes empresariales advirtieron que estas situaciones ya han tenido un impacto negativo en el desempeño de la economía y del empleo, lo que se reflejará paulatinamente en las estadísticas oficiales del país.

No obstante, el ministro de la Presidencia Álvaro Alemán, quien salió al paso de los cuestionamientos del Conep dijo que el gobierno del Presidente Juan Carlos Varela ha recuperado la confianza del sector privado y el ambiente de seguridad jurídica al cumplir y hacer cumplir las leyes de la República de Panamá.

Panamá pasó de tener un Gobierno el cual actuaba de hecho a una administración que actúa en  derecho, añadió.

Nosotros promovemos la creación de riqueza desde la libertad y la responsabilidad de todas las partes, señaló el ministro Alemán, quien de paso cuestionó a los gremios empresariales por no haber hecho este mismo tipo de pronunciamientos durante la administración del ex presidente Ricardo Martinelli.

En cuanto a la situación económica del país, Alemán recordó que se ubica entre las mejores de América Latina y el Caribe, ya que en el año 2014  el PIB de Panamá  creció 6,3%, casi seis veces más de lo que creció el PIB promedio de los países de la región ese mismo año. Además, se estima que el PIB de Panamá crecerá a una tasa promedio anual de 6.5% en el quinquenio 2015-2019 y que ese robusto crecimiento será acompañado por una moderada inflación, que oscilará entre 3,5% y 4% en ese periodo.

Por su parte, Olmedo Estrada, presidente del Colegio de Economistas de Panamá, considera que un factor que está afectado el desempeño de la economía es el temor de muchos funcionarios públicos a tomar decisiones que luego puedan ser objeto de denuncias de corrupción, aun cuando sus actuaciones se enmarquen dentro de la buena fe, lo que ha limitado la ejecución presupuestaria y retrasado muchas obras. 

Hitler Cigarruista
hcigarruista@capital.com.pa
Capital Financiero

Más informaciones

Comente la noticia