Gripe aviaria desata crisis en el mercado de huevos

 Debido a la muerte o el sacrificio de al menos 38,9 millones de aves

Gripe Avear web

Las pérdidas financieras del peor brote de gripe aviaria en la historia de Estados Unidos (EE.UU.) se están disparando, lo que está obligando a algunas empresas avícolas a suspender sus operaciones y ha impulsado los precios de los huevos y el pavo a medida que los suministros disminuyen.

Las empresas productoras de huevos -el sector más golpeado por el virus- y los productores de pavo están gastando millones de dólares para intentar contener la enfermedad. En el caso de los huevos en particular, el problema se magnifica debido a la concentración de la industria estadounidense en las manos de relativamente pocos productores.

El gobierno ha destinado casi $400 millones para ayudar a compensar a productores avícolas por aves sacrificadas, limpieza y pruebas de la enfermedad.

La influenza aviaria ha resultado en la muerte o el sacrificio de al menos 38,9 millones de aves, más del doble del saldo dejado por el anterior brote a gran escala en EE.UU., en los años 80. De ese total, más de 32 millones son gallinas que ponen huevos, que constituyen alrededor de 10% de todas las aves productoras de huevos en EE.UU.

El precio al por mayor del huevo líquido -vendido a cadenas de restaurantes como McDonalds y a productores de alimentos envasados- casi se ha triplicado en el último mes. La semana pasada tocó un máximo de $2,03 por docena, según la firma de investigación de mercado Urner Barry. Los precios al por mayor en EE.UU. de huevos grandes enteros, los que se venden en los supermercados, han subido alrededor de 85% a $2,20 la docena en la región centro-norte. El pavo al por mayor cuesta $2,50 el kilo por una ave congelada de 7,26 kilos, 4,5% más que hace un año, según Urner Barry.

Se prevé que los precios en los supermercados aumenten conforme los minoristas traspasen los mayores costos.

Esto es completamente sin precedentes, afirma Brian Moscogiuri, quien monitorea el mercado del huevo en Urner Barry, una firma que ha publicado las cotizaciones de la industria durante 150 años.

EE.UU. es el segundo mayor productor de huevo entero en el mundo, después de China, según datos de 2013 de la Comisión Internacional del Huevo (IEC, por sus siglas en inglés). México y Brasil ocupan el quinto y el sexto lugar, después de India y Japón. México exporta huevos a EE.UU., pero los productores mexicanos también están combatiendo la gripe aviaria en algunas regiones, por lo que todavía no está claro cuánto se beneficiarían de la caída de los suministros en EE.UU.

Algunas empresas estadounidenses ya están sufriendo. Post Holdings Inc., advirtió recientemente que la influenza aviaria ha perjudicado alrededor de 25% de su suministro de huevos, obligándola a descontinuar algunas líneas de productos bajo su marca Michael Foods.

La cepa altamente infecciosa H5N2 de la gripe aviaria es una mezcla de un virus mortal que se originó en Asia y que luego se combinó con versiones norteamericanas, según los científicos. Los investigadores piensan que se está propagando a través de los excrementos de patos y gansos silvestres que migran hacia la región centro-norte de EE.UU. El riesgo para la salud humana se considera bajo y hasta ahora no se han identificado infecciones en personas, indican las autoridades estadounidenses.

El brote ha eliminado alrededor de un tercio de las gallinas que ponen huevos en Iowa, el principal estado productor en EE.UU.

Es poco probable que algunas empresas del sector sobrevivan debido a los costos de eliminación de los animales y los meses que tienen que pasar sin ingresos, mientras sus instalaciones son limpiadas y repobladas de gallinas, de acuerdo con Chad Gregory, presidente del gremio United Egg Producers.

El brote ha tenido un impacto especialmente pronunciado porque la industria en EE.UU. está muy concentrada, con granjas que en promedio contienen alrededor de 1,5 millones de aves, según el grupo comercial de Gregory. Cuando el virus se confirma en un galpón, las aves de los galpones cercanos típicamente son sacrificadas para prevenir una mayor propagación.

EE.UU. tiene menos de 200 empresas comerciales de huevos, por debajo de unas 10.000 en los años 70, indica Gregory.

Uno de los problemas que hemos tenido durante este brote proviene de la enorme población de pollos en estas granjas hoy en día, apunta Marcus Rust, presidente ejecutivo de Rose Acre Farms, con sede en Indiana, uno de los mayores productores de huevos. Nuestra base de clientes está exigiendo el menor costo posible y eso nos obliga a colocar seis millones de pollos en una granja. Cuando ocurre algo como esto, una sola granja que suspenda (su producción) puede causar que todo el mercado del huevo suba cinco centavos (de dólar) por docena.

Los productores de huevos no afectados por el virus están en posición de ganar. El precio de la acción de el mayor productor de huevos de EE.UU., se ha disparado 30% en las últimas dos semanas y alcanzó máximos récord ante expectativas de que la empresa de Misisipi crecerá gracias a los precios en alza. Las operaciones de Cal-Maine se encuentran principalmente en el sur de EE.UU., que ha tenido menos casos de influenza aviaria.

Los productores de huevos sentirán las repercusiones durante años, afirmaron directivos de la industria. Uno de los mayores retos será el costo de repoblar las instalaciones de producción de huevos, que albergan a millones de aves en algunas granjas.

Mientras tanto, se anticipa que la producción de pavo también sea perjudicada, ya que alrededor de 2,5% de la población de pavos de granja en EE.UU. se ha visto afectada, según cálculos basados en datos federales. 

Kelsey Gee

Dow Jones

Más informaciones

Comente la noticia