¿Ha estado pagando demasiado por un teléfono inteligente?

¿Ha estado pagando demasiado  por un teléfono inteligente?

51yk7z07x3l

Ya existe un teléfono inteligente Android 6.0 que cuesta menos que una cena familiar en un restaurante más o menos elegante. Es barato, pero no tan barato.

Hay una razón para eso. Amazon vende el R1 HD por $50, pero en el mercado abierto se vende por $100. La diferencia se debe a los avisos publicitarios.

Si usted es miembro de Amazon Prime, paga $50 (más $10 adicionales si desea más memoria y capacidad de almacenamiento). En la pantalla verá rotar promociones de distintos productos, como las que aparecen en las pantallas de las tabletas y los lectores electrónicos de Amazon. El gigante de compras puede ofrecer un precio tan bajo porque sabe que ganará dinero de otra manera.

De todas formas, el teléfono es barato en comparación con un iPhone o un Galaxy gracias a Blu, la marca de teléfono móvil más interesante de la que tal vez jamás haya escuchado hablar. Gracias a una operación austera, estrechos vínculos con sus socios de fabricación chinos y un pequeño presupuesto de marketing, la empresa con sede en Florida ofrece teléfonos desbloqueados por poco más de lo que cuesta hacerlos.

De acuerdo con cálculos del analista Wayne Lam, de IHS, el costo de los materiales del R1 está entre $70 y $75. El Galaxy S7 de Samsung se vende por un precio inicial de $650, pero su costo de materiales es de $225. La comparación no es válida porque, como Lam señala, el costo de desarrollo y comercialización de un teléfono de alta calidad es mucho mayor. Pero usted puede captar la idea.

¿Estamos pagando demasiado por nuestros teléfonos? Eso depende de lo que cada uno quiera de ellos. Sin duda, el R1 no se compara con el Galaxy S7 o un iPhone 6. No es ni siquiera un Google Nexus 5X de $350 o un Huawei Honor 5X de $200. Pero si usted está buscando un teléfono para un adolescente o para un viaje internacional o incluso como un reemplazo temporal hasta que pueda conseguir un dispositivo mejor, le sorprenderá ver todo lo que puede conseguir con $100.

Lo que se obtiene

El R1 no es ni se parece a un teléfono de alta calidad, pero tampoco es un teléfono de juguete. La estructura de metal y los bordes curvos de la pantalla táctil le confieren una sensación de peso, y la cubierta de plástico negro no es tan débil. Incluso los botones de encendido y volumen tienen un clic satisfactorio.

La pantalla de 5 pulgadas y 720 pixeles es muy brillante y puede verse desde múltiples ángulos, incluso al aire libre. No es tan nítida como las pantallas de un Moto G4 o un Honor, pero ya sabe cuesta $50.

Digamos $60. Por $10 más se puede duplicar el almacenamiento a 16 GB y la memoria RAM a 2 GB. He estado probando el modelo de $60 y le sugiero que gaste extra solo por aumentar la memoria independiente del teléfono.

Cargar y desplazarme a través de diversos sitios Web y de mis páginas llenas de imágenes de Facebook, Twitter e Instagram ha sido sorprendentemente fácil. Tampoco experimenté ningún retraso de teclado cuando mandé un correo electrónico. Incluso el streaming de video en Netflix y YouTube fue fácil.

Pero si empieza a cargarle más aplicaciones y juegos con gráficos intensivos, el R1 tira la toalla. No puede manejar la realidad aumentada de Pokémon Go, por ejemplo.

La verdadera ventaja de este procesador y pantalla de gama baja es la buena duración de la batería. Pude usar el teléfono todo el día sin problemas. En mi prueba de esfuerzo, que hace pasar al dispositivo por una serie de sitios Web con brillo de pantalla uniforme, el R1 duró 7 horas y 40 minutos, 30

Joanna Stern
Dow Jones

Más informaciones

Comente la noticia