Hace falta una visión común para lograr el objetivo

Hace falta una visión común para lograr el objetivo

La competitividad del país no se mide sólo en el ecosistema tecnológico que el Gobierno está impulsando

Panamá está llamada a ser el hub tecnológico de las Américas, por su envidiable posición geográfica, por su conectividad y fortaleza en telecomunicaciones y por su singular centro logístico y de distribución en el hemisferio occidental.
Estos atributos han servido para la atracción de un importante grupo de empresas líderes de las tecnologías de la información y las comunicaciones (TIC), que han descubierto en Panamá el lugar ideal para establecer sus operaciones regionales, los centros de respaldo técnico a sus clientes, centros de llamadas, de servicios y de distribución de productos y más recientemente centros de datos internacionales.
Empresas como Dell, Hewlett Packard (HP), Intel, Cisco y Microsoft, por mencionar algunas, fortalecen su presencia local, mientras que otras impulsan a través de alianzas estratégicas tecnologías para consolidar el posicionamiento del país como un hub tecnológico regional.
La competitividad del país no se mide sólo por el ecosistema tecnológico que el Gobierno está impulsando o el número de empresas TIC que se han establecido en el país ni los miles de panameños que éstas emplean, transfiriendo conocimiento y mejores prácticas. También se refleja en los Centro de Innovación y Tecnología que se están articulando en áreas como educación, turismo y logística, conjuntamente con renombradas universidades y empresas líderes.

¿Qué está faltando?
Según la Cámara Panameña de Tecnologías de Información y Telecomunicaciones (Capatec), Panamá tiene todos los elementos necesarios, muchas bondades y muchos recursos, lo único que falta es que todas los actores tengan una visión común o un objetivo común más claro para que se facilite el plan que se está proponiendo y que ayuda a establecer una hoja de ruta para que comiencen a colaborar en la misma dirección.
Se busca evitar que haya duplicación de programas, así como excesos que no estén coordinados, partiendo de la premisa de que sí se puede trazar una ruta para que todos entiendan claramente dónde tiene que ser el apoyo y estén alineados en la misma dirección.
En Panamá se tienen todos los elementos que una economía requiere para volverse un hub, desde la geografía hasta las facilidades tecnológicas y la gente.
Además, si Panamá se convierte en un hub de innovación, esto contribuirá a que llegue a ser una de las primeras economías desarrolladas de Latinoamérica.
Una de las cosas que se requiere para que la economía panameña sea una de las primeras desarrolladas en la región es crear conceptos de mayor valor agregado, desarrollar la capacidad de producir exportaciones con valor agregado.
De igual forma, de acuerdo con las necesidades que se están viendo día tras día con los proyectos que se presentan, las universidades van a tener que ramificar la carrera de ingeniería en informática como tal.
Empezar a crear nuevas ramificaciones porque estos inventos que actualmente se están haciendo requieren de mucho conocimiento específico en una rama.
Para Eduardo Jaén, administrador general de la Autoridad de la Innovación Gubernamental (AIG), hay tres componentes clave para poder lograr el objetivo de ser un hub tecnológico, y uno es la capacitación del recurso humano para que pueda desarrollar sus habilidades en forma competitiva.
El segundo es uno que tiene que ver con la misma industria que tiene que desarrollar nuevos nichos de negocios.
Se ha recomendado, por ejemplo, llevar a los móviles todos los conjuntos de aplicaciones conocidos como APPS y ese tema lo tiene que hacer la industria por si sola. El Gobierno les está apoyando con capacitaciones para que los programadores de esas empresas también puedan hacer ese trabajo.
Y el tercero es un ejemplo típico de que la industria tiene que también expandir sus horizontes.
Ellos están pidiendo que el Gobierno les dé participación en los negocios locales, en los negocios que genera el Gobierno. Nosotros estamos de acuerdo, pero ellos también tienen que ir a encontrar nuevas oportunidades fuera de Panamá para que sea un país neto de exportación de tecnología, aseguró Jaén.
Un ejemplo de esto es la experiencia puntual que se tiene con el Instituto de Tecnología e Innovación en Turismo, el cual es una iniciativa de la AIG con la Autoridad de Turismo de Panamá (ATP), el gobierno de Baleares y la empresa Microsoft, para promover el turismo a través de la tecnología.
Cuando inició, ellos se enfocaron en principio en el mercado local, pero hoy hay más de 22 empresas en ese giro de actividad dando soporte a la industria turística en Panamá y que ya comienzan a exportar sus productos a República Dominicana, Perú, Colombia y Nicaragua, añadió el administrado de la AIG.
Pero Jaén también manifestó que siente que ya Panamá es un hub de tecnología, y se refirió a que lo que Capatec está impulsando es que sea un hub de innovación.
Yo considero que Panamá ya es un hub de tecnología porque ya aquí existen una gran cantidad de empresas líderes del sector que han abierto sus empresas en Panamá, argumentó.
Esto, obviamente, sumado a la infraestructura disponible, como los cinco cables de fibra óptica marina que conectan Panamá con todo el mundo, y la gran disponibilidad de banda ancha.

Leoncio Vidal Berrío M.
lberrio@capital.com.pa
Capital Financiero

Más informaciones

Comente la noticia