Hay mucho por hacer

Hay mucho por hacer

Panama City skyline.

Para nadie es un secreto que años anteriores, en cuanto al tema de competitividad, Panamá reflejaba índices bajos en indicadores como  educación, salud e institucionalidad, lo cual ha mejorado en el caso de la salud y la educación, aunque actualmente hay mucho por hacer.

Por ello, la actual administración ejecuta proyectos en el sistema educativo para mejorar la calidad educativa del país, la cual hasta la fecha no va acorde con el desempeño económico del país.

Además de construir nuevos centros educativos y restaurar los existentes que se encuentran en total abandono o en condiciones inapropiadas para impartir clases, especialmente en el caso de la sanidad básica.

Este tema se ha convertido en prioridad para el Gobierno del presidente de la República; Juan Carlos Varela, y prueba de lo dicho se sustenta con las inversiones que tiene proyectado ejecutar entre los años 2015 y 2016, que ascienden a $421.867 con el fin de mejor la vida de los panameños y elevar el índice de competitividad del país a nivel internacional.

Además de conseguir una mayor permanencia de niños y niñas en el sistema, el inicio de la atención y educación en primera infancia, así como mejoras en la paridad entre los géneros en la enseñanza aprendizaje en todos los niveles educativos.

Sin embargo, hay que resaltar que en Panamá han disminuido los niveles de alfabetización y han aumentado la cantidad de docentes con educación superior, con miras a mejorar la calidad del sistema educativo en el nivel superior, el país también ha avanzado en el proceso de evaluación y acreditación de las universidades.

En el caso de las comarcas indígenas y las provincias de Darién y Bocas del Toro, que tienen los indicadores más desafiantes, también se han registrado avances y se ha logrado una mayor escolaridad de las mujeres. No obstante, persisten grandes disparidades en materia educativa en el país, especialmente en asignaturas como matemática, física, química y biología, pero se está trabajando en ello.

Aunque hay que aclarar que el camino que hay que recorrer es muy largo, la verdad es que solo hace falta tener ganar y creer para poder, pero esas ganas se demuestran dando la milla extra en el momento que sea necesario, como es el caso de los docentes, quienes están poniendo de su parte, inscribiéndose en las universidades que operan en el mercado panameño para avanzar aún más en su formación y así mejorar el proceso de enseñanza aprendizaje.

Karelia Asprilla
karelia.asprilla@capital.com.pa
Capital Financiero

Más informaciones

Comente la noticia

Ver todas las noticias

Patrocinado por BANCO GENERAL