Hay que hacer correctivos

alimentos

La situación ocurrida en el Instituto de Mercadeo Agropecuario (IMA) en donde su director se ha visto involucrado en acto de nepotismo y se han realizado cuestionamientos sobre algunos contratos realizados, pone de manifiesto que aún queda mucho por hacer para corregir los vicios del pasado, pero la situación es aún más lamentable, porque se puede afectar a uno de los sectores golpeados, como lo es el sector agropecuario.

Es urgente que se establezcan correctivos y que los esfuerzos se dirijan a darle respuestas e impulsar la producción agrícola del país, para reducir la dependencia a los mercados internacionales, donde existe una alta volatilidad de los precios de los productos de mayor demanda mundial.

Para que las políticas oficiales puedan dar resultados, es imperativo que se camine en una misma dirección, y todas las entidades vinculadas al sector agropecuario estén alineadas con el Ministerio de Desarrollo Agropecuario (Mida), que es el responsable de ejecutar las políticas agropecuarias del país.

Y tal como han señalado voceros de los productores, no se entiende  que el IMA siga adscrito al Ministerio de la Presidencia, una medida que fue tomada en la administración pasada, pero que aún no se ha corregido.

Los funcionarios deben entender que cada institución no es una isla personal, sino que es  parte de una cadena,  donde cada uno debe cumplir con sus responsabilidades, dentro de una efectiva coordinación, sino los productores volverán a pasar cinco años más  de penurias.

La producción panameña ha venido en franco retroceso, por lo que es hora que se atiendan con seriedad los problemas del hombre del campo, que pasan por mejorar los accesos a los mercados y realizar de manera coordinada las importaciones.

Cada medida que se tome debe estar encaminada a facilitar la producción y lograr que nuevas personas se sumen al sector.

Porque en la actualidad el campo se está quedando sin relevo, debido a que las nuevas generaciones están incursionando  en otros campos donde las oportunidades son mayores y esto es consecuencia de políticas  equivocadas de los gobiernos en materia agropecuaria.

Se requiere llevar las buenas intenciones a la práctica, y los recursos de las entidades deben majarse con transparencia y responsabilidad, tomando en cuenta que las necesidades del agro son muchas y los recursos son pocos, de hecho, el presupuesto destinado a las entidades vinculadas al sector  representa apenas el 1,87% del  Presupuesto General del Estado.

Los productores han sido victimas de un rosario de promesas incumplidas, por ejemplo, la pasada administración anunció que invertiría $1.000 millones en proyecto de riesgo, pero no lo cumplió y los recursos fueron destinados a obras  de infraestructuras, y  hoy muchas de ellas  están bajo investigación.

Las nuevas autoridades están a tiempo de  no repetir los errores del pasado y de enviar mensajes claros a los productores, más cuando está por iniciar un nuevo periodo agrícola y la esperanza de los productores aún se mantiene.

Manuel Luna G.
mluna@capital.com.pa
Capital Financiero

Más informaciones

Comente la noticia

Ver todas las noticias

Patrocinado por BANCO GENERAL