¿Hay recalentamiento en la economía panameña?

¿Hay recalentamiento en la economía panameña?

En las últimas semanas tanto consultores nacionales como expertos de organismos como el Fondo Monetario Internacional (FMI) han hablado sobre el recalentamiento de la economía panameña.  Sin embargo, algunas autoridades del Ministerio de Economía y Finanzas (MEF) han indicado que no hay tal recalentamiento actualmente.  El recalentamiento de la economía normalmente se refiere a un crecimiento tan alto que empieza a producir niveles altos de inflación.
El crecimiento económico de Panamá ha estado cercano al 7% en los últimos meses.  Sin embargo, para este año 2011 también ha arreciado fuertemente el incremento de la inflación.  Según el Índice de Precios al Consumidor (IPC) publicado por el Instituto Nacional de Estadística y Censo (INEC) la inflación estaba en 6,3% en el mes de abril del año en curso.  Si comparamos con esta misma medida en abril del 2010 apenas estaba en 2,6%, casi se ha triplicado.
Esto muestra una aceleración fuerte de la inflación en un periodo muy rápido, lo cual pareciera sugerir recalentamiento.
Normalmente el recalentamiento se debe a exceso de gasto público y/o el exceso de oferta monetaria.  En Panamá la oferta monetaria se estima ha crecido en 11% en los últimos 12 meses, lo cual es alto.  Sin embargo, al no tener banco central, Panamá sólo puede usar política fiscal para influir en la masa monetaria.  Recordemos que la inflación siempre es un fenómeno monetario.
La política fiscal actual es expansiva.  El presupuesto del 2011 proyectaba un incremento gigantesco de 23% del gasto público.  Si a esto le sumamos el aumento en el gasto autorizado por la Asamblea al MEF para tener un déficit de más de $850 millones este año y los proyectos llave en mano adjudicados por miles de millones que no están en el presupuesto, tenemos que el gasto público aumentará mucho más de lo proyectado.  Este gasto público adicional pone presiones hacia arriba sobre los precios por el hecho de que incrementa la demanda.  Si a esto se le suma la demanda incrementada por la ampliación del Canal y la alta demanda de la economía privada que crece a cerca del 7%, tenemos terreno fértil para que crezca el árbol de la inflación.
¿Qué acciones del gobierno son inflacionarias?  Lo más inflacionario son las acciones que suman más dólares a la masa monetaria o dinero en circulación.  Por ejemplo, el aumento en $473 millones en deuda externa de los últimos 12 meses es altamente inflacionario porque suma casi un 20% más a una masa monetaria del país estimada en $2,500 millones.  También es inflacionario la emisión de $80 millones, que serán emitidos sin respaldo.  Los proyectos llave en mano que traen financiamiento del exterior también son inflacionarios.  Si los $777 millones del proyecto de la Cinta Costera III se financian con fondos provenientes del exterior, entonces una parte importante de estos fondos entrarán a la masa monetaria panameña, inflando aún más los precios internos.
La inversión extranjera y entrada de capitales de afuera es inflacionaria, se estima que este año la inversión extranjera aumentará en más de $500 millones.
Sin embargo, hay acciones del gobierno que son deflacionarias.  ¿Cuáles son estas?  La emisión de bonos en el mercado interno que reemplace deuda externa es deflacionaria, ya que quita fondos al mercado local y los saca del país al pagar bonos en el exterior.  Esto frena la economía privada y genera presión hacia la baja en los precios, al reducirse la demanda.  La porción de la compra de los corredores, financiadas con ingresos del gobierno y con deuda interna, es deflacionaria, ya que sacará circulante del país.  Se estima que esto puede ser más de $200 millones.
Hay más de $10 mil millones en proyectos llave en mano y otros que no están en el presupuesto que están en los planes de la actual administración.  Ejecutar estos proyectos sobre calentará aún más una economía ya recalentada.  El gobierno debe tomar medidas para bajar el gasto público, pagar la deuda externa y reducir su demanda en el mercado interno, si desea frenar la inflación.
No hacerlo o aumentar el gasto, como pareciera ser los deseos de las autoridades, sólo hará que la inflación aumente aún más.  Esto sumado a la debilidad del dólar, a las políticas monetarias laxas del Banco de la Reserva de Estados Unidos, hacen de combustibles incendiarios que sólo ayudarán a recalentar aún más nuestra economía.

Más informaciones

Comente la noticia

Ver todas las noticias

Patrocinado por BANCO GENERAL