Hoy en día la mitad de las transacciones comerciales que se hacen en Panamá son digitales, asegura Mastercard

Hoy en día la mitad de las transacciones comerciales que se hacen en Panamá son digitales, asegura Mastercard
En una entrevista exclusiva con Capital Financiero, Rosón nos explica las tendencias del mercado que se han visto impulsadas por la súbita digitalización impulsada por la pandemia de COVID-19| Cortesía

Germán Rosón, Country Manager para Panamá y El Salvador de Mastercard, conoce muy bien el mercado panameño ya que durante su vida profesional tuvo la oportunidad de trabajar en un banco multinacional que contaba con operaciones en el país.

Por ello, cuando afirma que Panamá tiene el potencial y el recurso humano necesario para convertirse en un Hub Digital y que el país está dando pasos en firme en el camino que le llevará a ese objetivo no hay que tomarlo a la ligera.

No obstante, considera que la pandemia de coronavirus (COVID-19) que experimenta el país y el mundo nos ha colocado ante una nueva realidad en la que medios de pago como tarjetas de crédito y débito están jugando un nuevo papel, ya que el creciente rechazo de la población al uso del efectivo por temor al contagio de esta mortal enfermedad no sólo está impulsando su uso cotidiano, sino que también está facilitando la bancarización de aquellos sectores de la población que hasta ahora se mantenían al margen del sistema financiero.

En una entrevista con Capital Financiero, Rosón nos explica las tendencias del mercado que se han visto impulsadas por la súbita digitalización de la pandemia de COVID-19 y su impacto en la vida de los consumidores panameños y latinoamericanos, pero también del rol que está jugando Panamá gracias a las condiciones que ofrece a las empresas multinacionales para atender, desde su territorio, sus operaciones regionales.

Germán Rosón, Country Manager para Panamá y El Salvador de Mastercard.

-¿Qué impacto ha tenido la pandemia de COVID-19 en la digitalización de las empresas, el comercio y el uso de medios de pago que sustituyan al efectivo?

-Definitivamente, debido a la pandemia de COVID-19, el mundo de las transacciones digitales ha crecido enormemente. El mundo se ha movido hacia la digitalización y a la tecnología de pago sin contacto.

“Tardamos 10 años en lograr que el 15% de las transacciones comerciales se dieran a través de medios digitales o del comercio electrónico y en sólo seis meses esa cifra se ha duplicado, se ha elevado al 30%, esto se ha reflejado en el crecimiento del uso de los medios de pago que faciliten estas transacciones.

“Además, América Latina es la región que, comparativamente a la pre pandemia, más ha crecido en pagos digitales, principalmente porque el dinero es visto por los latinoamericanos, centroamericanos y panameños como una posibilidad de contagio. De hecho, según los resultados de una encuesta que realizamos recientemente el 64% de los latinoamericanos consideran que el dinero en efectivo no es el método de pago más seguro.

“Los productos de Mastercard, ya estaban preparados para ayudar a los consumidores en lo que llamamos la nueva normalidad, es decir, para transaccionar el mundo digital y del comercio electrónico, tanto a nivel local como internacional, algo que va a ser de gran importancia cuando se reabran los aeropuertos y las personas vuelvan a salir de sus países.

Eso ha hecho que nuestras transacciones de tarjetas hayan crecido enormemente en Panamá y esperamos que esos nuevos hábitos se mantengan a futuro”.

-¿Cuál ha sido el comportamiento de las transacciones digitales y de comercio electrónico en el mercado panameño?
-Actualmente, como te decía, a nivel global, el 30% de las transacciones comerciales son a través de plataformas digitales o de comercio electrónico, utilizando principalmente como medio de pago las tarjetas de crédito o débito, pero en Panamá esa cifra alcanza entre el 35% y el 40% de las transacciones, y ¿por qué esa diferencia?, simplemente porque en Panamá las medidas de confinamiento y restricción a la movilidad de los ciudadanos, adoptadas por las autoridades sanitarias para contener la propagación del COVID-19, han sido más estrictas que en otros países de la región. Eso ha hecho que en Panamá la evolución de las transacciones digitales se haya acelerado aún más.

-¿Pero esta no es la única tendencia de mercado que nos deja la pandemia de COVID-19?
-No obstante, hay otras tendencias que debemos tener en cuenta. La primera es el crecimiento del comercio electrónico, que lo hablamos al inicio de esta entrevista, la segunda es el crecimiento de los pagos sin contacto, es decir, cuando las personas van a los locales prefieren no entregarle sus tarjetas a las dependientes, sino realizar el pago sin contacto, sin fricción, algo en lo que hemos visto un crecimiento significativo en Panamá, al punto que actualmente el 50% de los puntos de venta están preparados para realizar el pago sin contacto y más del 25% de las transacciones son de este tipo, que es una tendencia que va a seguir creciendo.

“La tercera tendencia es el crecimiento de la información o datos que se necesitan para tomar decisiones sobre cómo responder a las demandas de los clientes y de estas nuevas tendencias. Los bancos emisores de productos de crédito y débito necesitan saber, sobre éste nuevo cliente, dónde están realizando sus transacciones, cuáles son sus necesidades y preferencias. Porque la información es muy relevante en esta nueva normalidad.

Una cuarta tendencia es el crecimiento de las intenciones de fraude”.

“Los defraudadores han visto que nuevos comercios se han sumado a los ecosistemas digitales de pago y han visto en ello una oportunidad. Lo que significa que todo lo que son herramientas de ciberseguridad, biometría pasiva o trabajo para contrarrestar los riesgos de fraude ha tomado muchísima importancia en esta nueva normalidad.

“Por ejemplo, hay sistemas de seguridad que van a llegar muy pronto al mercado latinoamericano de la mano de Mastercard, como es la biometría pasiva, que se basa en identificar la forma en que las personas toman y manipulan su teléfono móvil al momento de realizar una transacción, que es única para cada individuo, lo que permite validar cada transacción online, a fin de evitar que personas inescrupulosas puedan realizar transacciones fraudulentas.

“Y la quinta tendencia es la gubernamental. Los gobiernos en toda la región han visto como los medios de pago son muy útiles para la democratización de la banca, impulsar la inclusión financiera y facilitar el desembolso de las ayudas sociales dirigidas a los estudiantes, adultos mayores y, en esta pandemia, a quienes requieren apoyo para garantizar su subsistencia”.

-¿Qué papel está jugando Gobierno de Panamá para adaptarse a estas tendencias, teniendo en cuenta que el país ha aprobado normas para facilitar el comercio electrónico y adelanta una iniciativa para el desarrollo de la banca digital?
-Nosotros creemos en un ecosistema digital democrático e inclusivo, por lo que celebramos este tipo de normas que marcan ese camino. De hecho, nos ponemos siempre a disposición de las autoridades para colaborar en su desarrollo, porque Mastercard tiene presencia en 210 países, lo que nos permite aportar nuestro conocimiento sobre las mejores prácticas que se han desarrollado a nivel mundial y eso es lo que queremos aportarle a la Superintendencia de Bancos de Panamá. (SBP)”

-¿Ha pensado Mastercard utilizar el alto nivel de penetración de la telefonía celular en Panamá para traer a este mercado nuevas formas de pago a través de estos dispositivos?
-La penetración de la telefonía celular es de 137%, es decir, que por cada 100 personas hay 137 celulares, por lo que este dispositivo, que antes se utilizaba únicamente para hacer llamadas hoy ofrece las mismas prestaciones que una computadora, sin duda está siendo utilizado en otros países de Latinoamérica como un medio de pago, y la gran oportunidad que tiene Panamá en este terreno es que este dispositivo puede ayudar grandemente a avanzar en el proceso de inclusión financiera, que la mitad de los panameños no tienen una relación bancaria y solamente un 25% de las personas tienen una tarjeta de débito y, un número aún menor, tienen tarjetas de crédito, pero muchas de esas personas cuentan con un teléfono móvil.

“Ahora, es importante señalar que las tarjetas de débito que ofrece Mastercard también pueden jugar un papel importante en materia de inclusión financiera.

“Primero, porque estas tarjetas están vinculadas a una cuenta de ahorro o una cuenta corriente, con lo cual la persona sólo utiliza el dinero que tiene y, segundo, porque le da acceso a las personas a las transacciones online y al pago sin contacto, es decir, las incluye en el nuevo mundo que viene de la mano de la nueva normalidad y eso a mi juicio es una ventaja que trae Mastercard a la mesa, y no solamente para las personas sino también para las empresas, especialmente las pequeñas y medianas empresas (Pymes).

Por ejemplo, los préstamos con los que el Gobierno de Panamá espera impulsar la recuperación económica, perfectamente podrían desembolsarse a través de una tarjeta de débito para que las Pymes también puedan acceder al mundo digital”.

-¿Por qué Mastercard ha establecido en Panamá su sede regional?
-Panamá siempre ha sido un país importante y crítico en muchos sentidos, ha sido un hub logístico y cuenta con una gran estabilidad económica y financiera, pero ahora se está moviendo para convertirse en un hub digital y nosotros queremos ayudar a las autoridades en ese esfuerzo.

“Como todos saben, Mastercad a nivel global tiene un gran liderazgo en temas de ciberseguridad y fórmulas de pago, que no sólo son tarjetas de crédito y débito, sino también a través de otros servicios como open banking o real down payment, y eso es lo que buscamos traer para Panamá.

El equipo en nuestra oficina regional en Panamá está creciendo, y esa es una buena noticia para todos los panameños porque el nuevo ecosistema de pagos con el que va a contar Panamá va ser mucho más accesible y eso es lo que queremos desde Mastercard”.

-¿A corto plazo qué podemos esperar de Mastercard en Panamá?-
-Para el último trimestre de este año tendremos muchas sorpresas para nuestros tarjetahabientes porque estamos terminando de cerrar algunos acuerdos con comercios de alto impacto en Panamá, pero también vamos a traer a la mesa a aliados estratégicos a nivel global, como ya lo hicimos a principio de año con alianzas como las que establecimos con Netflix y Uber.”

“De hecho, estamos adelantando una alianza con una de las empresas telefónicas más importante a nivel global, por lo que esperamos que todas estas sorpresas, que vamos a estar comunicando oportunamente, sean del agrado de todos nuestros tarjetahabientes actuales y futuros”.

Hitler Cigarruista
[email protected]
Capital Financiero

Más informaciones

Comente la noticia

Ver todas las noticias
PHP Code Snippets Powered By : XYZScripts.com