¿Hubo sobreprecios en las obras auditadas por la Contraloría de Panamá?

¿Hubo sobreprecios en las obras auditadas por la Contraloría de Panamá?
Esa investigación, dijo Humbert, “tiene la suficiente profundidad y el tecnicismo necesario para saber dónde estuvieron los sobreprecios en proyectos importantes de infraestructura que se hicieron en el quinquenio pasado”.Foto|CapitalFinanciero

El audito que practicó la Contraloría General de la República a cinco obras gestionadas por la administración del gobierno pasado tiene resultados preliminares: Hubo “sobreprecios” y no solamente el gigante brasileño Norberto Odebrecht participó en la construcción de esos proyectos bajo estudio.

Federico Humbert Arias, quien ejerce tareas de contralor general, anunció que en “menos de dos semanas”  presentaría ante el Ministerio Público el documento que recoge los hallazgos de esta investigación.

Las palabras del contralor

“…Me siento que, lo que ya tenemos en manos, es lo suficientemente profundo para que la procuradora y los fiscales se sientan cómodos con el insumo para poder llevar adelante procesos…”, dijo Humbert a la prensa local, al tiempo que expresó su satisfacción con el trabajo llevado a cabo.

Las auditorías

Junto a funcionarios de la Contraloría, en este audito participaron miembros de la Cámara Panameña de la Construcción, de la Universidad Tecnológica de Panamá,  de la Cámara de Comercio, Industrias y Agricultura de Panamá y de la Asociación Panameña de Ejecutivos de Empresa. En ese equipo también colaboraron especialistas independientes.

Esa investigación, insistió el contralor Humbert, “tiene la suficiente profundidad y el tecnicismo necesario para saber dónde estuvieron los sobreprecios en proyectos importantes de infraestructura que se hicieron en el quinquenio pasado”.

Humbert hacía alusión directa a la Cinta Costera III, que construyó la brasileña Odebrecht y a la ampliación de la Vía Domingo Díaz a manos de un consorcio conformado por la mexicana ICA y la costarricense Meco.

De igual manera, el contralor se refería a los auditos practicados en el Corredor Vía Brasil I y II, construidos por  la española FCC; y al proyecto identificado como Conservación del Patrimonio Histórico, que incluyó trabajos en el Casco Antiguo situado en el corregimiento de San Felipe y en la comunidad de Panamá Viejo, en Parque Lefevre, donde se halla el sitio arqueológico de Panamá la Vieja. En este lugar fue donde originalmente se fundó la ciudad de Panamá. Este último proyecto, en el Casco Antiguo  y en Panamá la Vieja, estuvo a cargo de la constructora Norberto Odebrecht.

Los números

Todas estas cinco obras auditadas tuvieron un costo global de mil 720 millones 76 mil 395 dólares  con cuatro centésimos ($1,720,076,395.04), según se desprende de un reporte del Ministerio de Obras Pública (MOP), la parte estatal que suscribió los contratos con las respectivas empresas constructoras.

El 59.7% ($1,026,769,162.40) del monto total de los cinco proyectos auditados fue asignado a dos obras bajo la responsabilidad de Norberto Odebrecht, envuelta en una trama de sobornos internacionales que mantiene bajo arresto a ejecutivos de esa compañía, al igual que a figuras que ocuparon cargos públicos en países como Ecuador, Colombia, República Dominicana y Perú. El dedo acusador se ha levantado, incluso, hacia los expresidentes peruanos Alejandro Toledo, Alan García y Ollanta Humala y contra el reelecto mandatario colombiano, Juan Manuel Santos.

La constructora de Slim

En Panamá, la española FCC, que tiene entre sus accionistas al mexicano Carlos Slim, considerado en el 2017 por la revista Forbes como el sexto hombres más acaudalados del mundo, construyó los dos tramos de los denominados corredores sobre la vía Brasil. Ambos proyectos sumaron un monto de $455,735,951.64, lo que representa el 26.5% del total de estas cinco obras.

La mexicana ICA junto a la costarricense Meco llevó adelante la ampliación de la avenida Domingo Díaz a un costo de $237,571,275,00, un 13.8% de lo destinado para las cinco obras ahora auditadas.

Más auditos

Culminada esta primera etapa, el contralor Humbert prometió que llevará a cabo nuevos auditos a obras de infraestructura pública, aunque no precisó si esas investigaciones alcanzarán la administración gubernamental de Martín Torrijos (2004-2009) en la que él fungió como embajador de Panamá ante el gobierno de Estados Unidos.

Más informaciones

Comente la noticia

Ver todas las noticias