Hundimiento de buque pone en riesgo la navegabilidad

Hundimiento de buque pone en riesgo la navegabilidad

El hundimiento de un buque en aguas navegables del centro de trasbordo panameño pone en riesgo la navegación y el medio ambiente. El pasado 24 de noviembre se registró el hundimiento del buque Jessica, en la provincia de Colón, cerca de Bahía Las Minas, a 350 metros de la costa.

De acuerdo con fuentes de la industria marítima, el buque en mención está en el fondo del mar, planteando un gran riesgo para el tráfico marítimo de Panamá y el medio ambiente. Citaron que ya dos buques colisionaron con el “Jessica”, porque según ellos, no hay ninguna marca que indique la posición del barco y es cuestión de tiempo antes de que otro buque colisione con el Jessica.

En ese sentido, la Autoridad Marítima de Panamá (AMP) negó que no se haya colocado señalización, indicando que se fondeo una boya de peligro aislado con iluminación de 7 millas náuticas.

“De igual forma al momento que la embarcación Jessica estuvo a la deriva se enviaron avisos a los “navegantes Navarea” (área geográfica del mar establecida con el propósito de coordinar la transmisión de las alertas a los navegantes) y cuando se hundió también se volvieron a enviar avisos a los “navegantes Navarea” que aún se mantienen enviándose dos veces al día”, enfatizó la AMP.

La entidad recalcó que cada dos horas se emiten mensajes por radio para advertir el peligro existente debido a este hundimiento. Adicionalmente, una vez posicionada la boya se enviaron avisos a los navegantes (Notice to mariners: Avisos que envían los países sobre peligros que pueden afectar a la navegación marítima) y se solicitó que se marcara en las cartas náuticas.

Las fuentes explicaron que otra colisión puede hacer más grave el problema porque puede romperse la coraza del buque “Jessica”. Esto tendrá graves daños ambientales porque el “Jessica” todavía tiene combustible a bordo.

Según las fuentes, la AMP ha recibido una propuesta para salvar la nave y limitar los riesgos mencionados pero no han actuado, sin embargo, explicó que la responsabilidad de este accidente se determinara a través del informe del Departamento de Investigación de Accidentes de la Dirección General de Marina Mercante.

“Se realizaron operaciones de Salvataje por parte de los armadores y no hubo pérdida de vidas humanas”, dijo.

La AMP señaló categóricamente que la responsabilidad del reflotamiento de esta nave es por parte del armador y/u operador, y que está en comunicación con los propietarios de la embarcación a efectos de que se realicen cuanto antes las operaciones de reflotamiento de la nave para evitar futuros incidentes.

Las fuentes coincidieron que esta situación es preocupante debido al posible impacto negativo para la industria marítima panameña y los daños ambientales. Si no se toman las medidas pertinentes, el buque seguirá siendo un gran riesgo para el tráfico marítimo de Panamá y su medio ambiente. 

Michell De La Ossa Prieto
Especial para Capital Financiero
midelaos@yahoo.com

Más informaciones

Comente la noticia

Ver todas las noticias

Patrocinado por BANCO GENERAL