Impacto del incremento arancelario dependerá de la extensión del conflicto

Impacto del incremento arancelario dependerá de la extensión del conflicto

Silvan Ute

Aunque los principales gremios empresariales del país estiman que el impacto del incremento de aranceles aplicado por Panamá a una serie de productos procedentes de Colombia será bastante limitado, advirtieron que de prolongarse  la controversia entre ambos países, la medida podría terminar por afectar negativamente a las empresas que utilizan algunos de los rubros afectados como materia prima, elevando los costos de producción en sectores claves como la construcción y la generación de energía, por lo que solicitaron al Ejecutivo  encontrar una solución diplomática al conflicto.

Las diferencias entre Panamá y Colombia se han agravado debido a la negativa del país  suramericano de acatar el fallo de la Organización Mundial del Comercio (OMC) que ordena el desmantelamiento de los aranceles discriminatorios aplicados a calzados y textiles procedentes de la Zona Libre de Colón (ZLC) por considerarlos como violatorios de las normas de libre comercio internacional. Por el contrario, el gobierno del presidente Juan Manuel Santos decidió prolongar la vigencia de dichos aranceles hasta el mes de noviembre, mientras que paralelamente solicitó un arbitraje sobre el tema a la OMC.

Ante esta realidad el gobierno del presidente Juan Carlos Varela emitió un Decreto  Ejecutivo que ordenó el aumento de manera temporal del arancel nacional de importación en rubros tales como flores, carbón mineral, cemento sin pulverizar o clinker y prendas de vestir, aumento  que empezó a regir a partir del 16 de agosto de 2016.

Para el presidente de la Cámara de Comercio, Industrias y Agricultura de Panamá (Cciap),  Jorge García Icaza, las nuevas tasas arancelarias aplicadas a los productos antes mencionados procedentes de Colombia no tendrán un impacto negativo inmediato en la economía nacional ni en los precios que pagan los consumidores y como ejemplo destacó que el carbón y el clinker podría importarse de otros países que ya suministran estas materias primas al país como Singapur y Estados Unidos
(EE.UU.), respectivamente. Además recordó que en Panamá se produce clinker de buena calidad.

Sin embargo, admitió que el incremento de los aranceles sobre prendas de vestir y carbón sí tienen posibilidad de afectar los precios. En el caso del carbón, porque es utilizado como materia prima para la generación térmica de energía, un elemento vital para la sostenibilidad de la economía, especialmente durante la estación seca, cuando la producción hidroeléctrica se ve mermada por la falta de precipitaciones.

Por ello, advirtió que el impacto final del aumento de las tarifas arancelarias aplicado por Panamá contra los productos colombianos dependerá en gran medida del tiempo que se prolongue su vigencia.

Estos criterios son compartidos por el presidente encargado del Sindicato de Industriales de Panamá (SIP), Michael Urriola, quien destacó la necesidad de encontrar caminos diplomáticos para poner fin al conflicto con Colombia para que la decisión de defender a la ZLC no termine por afectar negativamente a otro sector de la economía como es la industria manufacturera.

Impacto aranceles en flores

Por su parte, Sandra Valencia, presidenta de la Asociación de Importadores de Flores de Panamá, expresó su preocupación por la medida establecida en el Consejo de Gabinete y dijo esperar que la vigencia del decreto que contempla las alzas arancelarias no se prolongue demasiado tiempo, de forma que su impacto no sea tan significativo.

Explicó que hasta el momento las empresas importadoras de flores han optado por asumir el costo del incremento de los aranceles, pero dejó claro que de prolongarse esta medida tendrán que transferir el aumento en el costo de las flores a sus clientes y estos seguramente harán lo mismo con el resto de las empresas que demandan estos productos como las floristerías, los hoteles, los organizadores de eventos e incluso los vendedores ambulantes.

En tanto, Marcelino Villarreal, gerente de la empresa Flores de Altura, considera que las floristerías serán las empresas más afectadas por el alza de aranceles, ya que la medida adoptada por Panamá afecta a cuatro variedades de flores que se comercializan en el país, entre las cuales destacan las rosas y los claveles, que son las que más demanda tienen.

Indicó que en base a los cambios arancelarios anunciados por el Ejecutivo una docena de rosas que actualmente se venden entre $12,00 y $14,00 la docena, pasaría a costar de $2,00 a $3,00 más, mientras que los claveles, que se venden aproximadamente a $6,00 la docena podrían llegar a valer unos $8,00 la docena (Ver recuadro: Cambios arancelarios por producto).

Así las cosas, explicó Villarreal el costo de un arreglo de rosas pasaría de costar $40,00 a  $50,00.

Colombia reacciona

La entrada en vigencia de las nuevas tarifas arancelarias no ha pasado desapercibidas para el gobierno del presidente Santos. En declaraciones al diario El Tiempo de Bogotá, la ministra de Comercio de Colombia, María Claudia Lacouture, dijo recientemente que el decreto aprobado por Panamá para aumentar los aranceles de importación de algunos productos que tradicionalmente Colombia exportaba al mercado istmeño afecta el comercio legal entre ambos países, mientras los aranceles específicos que aplica su país son para combatir el comercio ilegal y el lavado de activos.

Nosotros insistimos en establecer medidas que vayan en contra del comercio ilegal y Panamá lo que está haciendo son medidas que no nos ayudan en ese proceso, que afectan al comercio legal y  no establecen ninguna injerencia sobre el ilegal, manifestó Lacouture en Cartagena.

Lacouture admitió que esta acción tendrá injerencia en las exportaciones colombianas a Panamá: Las medidas están puestas a unos sectores específicos donde efectivamente hay una injerencia en las exportaciones colombianas, declaró Lacouture.

Panamá rechaza acusaciones

No obstante, el viceministro de Comercio Exterior, Néstor González, aclaró que la acción de Panamá, contrario a lo que ocurre con los aranceles que ese país aplica a los calzados y textiles procedentes de la ZLC, se enmarca dentro de las normas de comercio internacional y los acuerdos pactados con la OMC, ya que las nuevas tarifas arancelarias no sobrepasan el impuesto de introducción máximo consolidado pactado por nuestro país.

González rechazó que las tarifas arancelarias aplicadas por Colombia contra los calzados y textiles procedentes de la ZLC tengan como objetivo combatir el comercio ilegal o el lavado de activos como argumenta el gobierno del presidente Santos y recordó que esas afirmaciones fueron rechazadas por la OMC, en el fallo de la apelación presentada por el país suramericano contra la orden de ese organismo de desmantelar dicho régimen tarifario, por proteccionista y discriminatorio.

Hitler Cigarruista
hcigarruista@capital.com.pa
Capital Financiero

Más informaciones

Comente la noticia