Importancia de digitalizar las administraciones tributarias para los países en desarrollo

Importancia de digitalizar las administraciones tributarias para los países en desarrollo

Estamos transitando un momento histórico en materia de la digitalización de la economía, de los gobiernos y de las Administraciones Tributarias (AATT) la cual evidentemente se aceleró, de manera no planificada e imprevista, debido a la pandemia de la Covid-19.

La crisis sin precedentes en lo económico, sanitario y social está produciendo una enorme pérdida de la recaudación razón por la cual muchos países están planificando reformas tributarias y procesos de modernización y digitalización de sus AATT.

Relativo al tema, recientemente fue publicado un muy importante documento de la OCDE “Supporting the Digitalisation of Developing Country Tax Administrations” que busca apoyar los procesos de digitalización de las AATT de los países en desarrollo.

En el mismo se dice que las AATT de los países en desarrollo pueden beneficiarse de la digitalización en cuatro áreas clave:

1) Aumentar los ingresos ampliando las bases imponibles o mediante una recaudación más eficaz.

2) Aumentar la eficiencia y la eficacia mediante la simplificación de procesos, el uso de canales digitales más accesibles para interactuar con los contribuyentes y la explotación eficaz de los datos para concentrar los recursos.

3) Reducir las cargas administrativas de los contribuyentes al facilitar el cumplimiento de las obligaciones.

4) Ayudar a impulsar cambios profundos y significativos en la sociedad ya que el impulso hacia una AT digital puede ayudar a aumentar una digitalización más amplia en el gobierno y en toda la sociedad, lo cual puede abrir nuevas oportunidades de crecimiento económico.

El documento alerta que las barreras tecnológicas, en particular la falta de acceso generalizado a Internet y la falta de acceso a servicios financieros digitales, han impedido anteriormente a algunas AATT para aprovechar las oportunidades de la digitalización.

Sin embargo, los cambios recientes en la tecnología móvil están reduciendo estas barreras ya que por un lado hay una mayor disponibilidad de Internet, a menudo a través de teléfonos móviles, lo cual se combina con el crecimiento de nuevos servicios de pago electrónico basados en dispositivos móviles, por lo que las oportunidades de pagos digitales están disponibles para muchos más contribuyentes, lo que es particularmente útil para aquellos que no tienen una cuenta bancaria tradicional.

El informe se basa en las experiencias de las AATT de todo el mundo para identificar elementos comunes de proyectos de digitalización exitosos y compartir observaciones relacionadas con posibles problemas.  Se dice que en general los procesos exitosos de digitalización suelen pasar por 3 etapas: análisis del contexto, desarrollo de las estrategias y ejecución de los proyectos en forma alineada con la estrategia.

Luego, describe un conjunto de áreas de digitalización frecuentemente seleccionadas que con el tiempo pueden unirse y entrelazarse para formar una AT digitalizada.

Entre ellas se citan:  el registro e identidad de contribuyentes, proporcionando una puerta de entrada segura y una base para una AT digital; sistemas tributarios integrados, que conectan las diferentes partes de una AT para brindar procesos integrales al contribuyente; comunicación con el contribuyente, entregando canales de comunicación efectivos y de mayor disponibilidad; servicio al contribuyente, ayudando a reducir las cargas administrativas para los contribuyentes; cumplimiento y gestión de riesgos y analitica de datos que ofrece información sobre oportunidades y desafíos en toda la AT.

El informe destaca la importancia de la colaboración entre las AATT para compartir experiencias y, en particular, el papel fundamental que debe desempeñar el liderazgo en la obtención de resultados digitales exitosos.

El número de AATT comprometidas con la digitalización está aumentando, por lo que la necesidad de interacciones continuará y aumentará.

Con el fin de apoyar a las AATT de los países en desarrollo en sus trayectos por la digitalización, además del apoyo al proyecto proporcionado bilateralmente por países y organizaciones internacionales, los próximos pasos podrían incluir: discusiones con las AATT  y otras partes interesadas, desarrollo de un mecanismo para proporcionar apoyo confidencial de igual a igual a los líderes senior, facilitar el uso del nuevo modelo de madurez de la transformación digital para autoevaluar su nivel actual de madurez, establecer redes o foros sobre algunos de los habilitadores clave de la digitalización y explorar oportunidades de aprendizaje en línea relacionados con temas de digitalización.

Si bien la digitalización no es una panacea que resuelva todos los problemas que enfrenta una AT puede ayudar a las mismas a cumplir con su propósito principal de manera más efectiva y eficiente.

El mensaje claro es, por lo tanto, que las AATT de los países en desarrollo deberían pensar en sus procesos de digitalización ahora mismo, más alla de que no son procesos sencillos.

En definitiva entiendo que hoy la digitalización se ha convertido en un aspecto vital para todos los países y los tiempos que estamos viviendo han dejado claro que la madurez tecnológica es clave para la resiliencia de los gobiernos y sus instituciones.

Muchos documentos y estudios existentes resaltan las ventajas innegables que tiene la digitalización por su aporte a la transparencia, la trazabilidad, la eficiencia y la eficacia de todos los procesos lo cual sin duda redundará en una mejor calidad de vida de los ciudadanos.

Entiendo que la trasformación digital es una nueva oportunidad para los países y aquellos que apuesten por ella podrán desarrollarse más rápidamente y evitar las desigualdades que pueden generarse si no se la incluye como una política de estado.

La transformación digital de las AATT, no debería encararse en forma aislada sino dentro de un proceso de cada pais en lo que se conoce como gobierno digital.

En los procesos de transformación digital los gobiernos deben poner a los ciudadanos como centro de su actuación y buscar siempre simplificar los impuestos, disminuyendo los costos de cumplimiento para los contribuyentes y los costos de administración del sistema tributario.

En definitiva, la transformación digital de las AATT debe abordarse de una manera holística, redefiniendo los procesos, orientando los servicios al ciudadano y, por supuesto, estableciendo una estrategia que combine el enfoque centrado en el ciudadano con un modelo más eficiente, interconectado, colaborativo y adaptado a la realidad social.

Los gobiernos y en particular las Administraciones públicas deben de ir más allá de la digitalización de los procesos y servicios existentes, para dar servicio a los ciudadanos.

Deben aprovechar el poder de las tecnologías digitales y los datos para rediseñar y transformar fundamentalmente los modelos de negocio de la Administración, así como la relación con los contribuyentes.

Hoy sin dudas estamos frente a una oportunidad única de acelerar el paso hacia los gobiernos digitales, para reconstruir la confianza siendo mas transparentes y eficientes. impulsando el uso más inteligente de las nuevas tecnologías y el análisis de datos.

Alfredo Collosa

Más informaciones

Comente la noticia

Ver todas las noticias