Inclinar la balanza para impulsar más proyectos de inversión privada

Inclinar la balanza para impulsar más proyectos de inversión privada
El Gobierno central trabaja actualmente en la modificación de la Ley de Contrataciones Públicas, con la cual se pretende dar mayor transparencia y participación a las empresas nacionales en las obras del Estado, la cual también motivará a muchas otras empresas constructoras a participar y a trabajar en las licitaciones con el Gobierno.| Cortesía

Jorge Lara, presidente encargado de Capac, enfatizó que conscientes de que la industria de la construcción es un pilar de la economía nacional, el Gobierno del presidente Laurentino Cortizo impulsó y ha aprobado leyes que motiven la reactivación económica de este importante sector de la economía, como lo son  la Ley 94 del 20 de septiembre de 2019 que establece un régimen de intereses preferenciales en ciertos préstamos hipotecarios y amplía el rango del precio de compra de viviendas hasta $180,000. También la Ley 93 del 19 de septiembre de 2019 que crea el régimen de asociación Público-Privado para el desarrollo como incentivo a la inversión privada, al desarrollo social y a la creación de empleos.

“Capac considera que estas leyes tendrán un efecto positivo en la industria, puesto que motivará a compradores a adquirir sus viviendas nuevas y atraerán inversionistas al país a hacer obras de infraestructura en conjunto con el Estado, lo cual, sin duda, tendrá un efecto multiplicador en la economía, puesto que  cada dólar invertido en la industria de la construcción repercute tres veces en la economía por todas las actividades indirectas que se benefician e intervienen en el desarrollo de una obra de construcción”, destacó.

Además ponderó que el Gobierno Central trabaja actualmente en la modificación de la Ley de Contrataciones Públicas, con la cual se pretende dar mayor transparencia y participación a las empresas nacionales en las obras del Estado, la cual también motivará a muchas otras empresas constructoras a participar y a trabajar en las licitaciones con el Gobierno.

Elisa Suárez de Gómez, expresidenta de Convivienda, consideró que estas medidas son muy positivas, pero sus efectos se empezarán a sentir a 18 y 24 meses, periodo en que veremos más claro el panorama del sector, es decir que será un proceso más lento del esperado.

“Con la ampliación del rango de interés preferencial proyectamos disminuir el inmenso inventario de viviendas, impulsando la recuperación del sector”, indicó.

Para el asesor económico de la Cámara de Comercio, Industrias y Agricultura de Panamá (Cciap), Manuel Ferreira, la modificación de la Ley de Interés Preferencial ayudará a vender el inventario acumulado de unidades de viviendas terminadas y en proceso en el tramo de $120,000 a $180,000 y además traerá efectos positivos sobre la construcción de viviendas e hipotecas.

Detalló que las ventas mensuales para viviendas con precios mayores a $180,000, han tendido a caer desde finales de 2016.  Igualmente para viviendas mayores que $180,000 la tendencia de las ventas ha sido hacia la baja desde finales de 2017.

No obstante, indicó que deben considerarse otras acciones para impulsar la construcción de viviendas por el sector privado que van desde mejorar los incentivos fiscales sobre la adquisición de vivienda, tanto de primera como de segunda residencia.

A su juicio también es importante facilitar el crédito por parte de las entidades financieras; potenciar el alquiler pensando en un espectro de demanda potencial más amplio; y hacer más atractiva, desde el punto de vista empresarial, la propiedad y la gestión del alquiler; y dirigir las medidas de disolución del inventario no sólo a la primera residencia, sino al segmento más abundante de segunda residencia.

Pero la inversión privada no debe concentrarse sólo en viviendas. Ferreira considera además que deben impulsarse otros sectores que también generan importante mano de obra como el turismo, el cual requiere de la construcción de infraestructura sobre todo en el interior del país.

La expresidenta del Consejo Nacional de la Empresa Privada (Conep), Aida Michelle de Maduro, dijo que se requiere que el gobierno impulse con mayor fuerza el sector logístico del país y apoye los sectores productivos como el agro y la industria para que el país tenga mayor capacidad exportadora, lo que dinamizaría la actvidad de parques logísticos y zonas especiales que hoy en día experimentan una muy baja ocupación.

Darsy Santamaria Vega
[email protected]
Capital Financiero

 

Más informaciones

Comente la noticia

Ver todas las noticias