India, la nueva mimada entre los países emergentes

India, la nueva mimada entre los países emergentes

Inversionistas la favorecen

Mumbai Skyline

El enfriamiento de la economía china y la agitación en su mercado bursátil han socavado el interés en las acciones de mercados emergentes. India, sin embargo, sigue siendo favorecida por muchos inversionistas en un mundo emergente cada vez más débil, a pesar de haber registrado grandes salidas de capital en el último mes.

Las opciones no son realmente atractivas fuera de India, señala Prashant Kothari, gestor de inversiones sénior de Pictet Asset Management Ltd., que maneja $160.000 millones en activos. Dice que los fondos de mercados emergentes de Pictet redujeron el año pasado sus posiciones en India, pero que por ahora mantienen las inversiones restantes en ese país.

Los inversionistas institucionales extranjeros retiraron en agosto $2.600 millones de acciones de India, una de las mayores salidas de capital del país en un mes desde la crisis financiera de 2008.

En las últimas semanas, no obstante, los gestores de fondos que invierten globalmente han ajustado considerablemente sus posiciones en acciones indias. El fondo de mercados emergentes promedio elevó su ponderación en India a 10,7% al final de julio, un salto de casi 40% frente a la asignación típica al inicio de 2014, según EPFR Global, proveedor de datos de fondos. Durante el mismo período, la ponderación de China creció 17%, a 20,25%, en un portafolio de mercados emergentes típico.

Si mira los cuatro barómetros clave de los mercados emergentes Brasil, Rusia, India y China India sería de lejos el predilecto de esos cuatro, dice Sam Le Cornu, quien supervisa unos $3.000 millones en renta variable asiática en Macquarie Investment Management. Recientemente hemos comprado más en India.

Se estima que la economía de India crecerá más que las de sus pares del llamado grupo de los BRIC (Brasil, Rusia, India y China), los países que hasta no hace mucho fueron vistos como los motores del crecimiento global. Los desequilibrios comerciales que alguna vez paralizaron a India se están reduciendo y la moneda y las acciones del país han perdido menos en la reciente venta generalizada que las de los países que han apostado su crecimiento al suministro de materias primas a China.

A diferencia de Brasil y Rusia, exportadores petroleros que se han visto afectados tanto por la desaceleración de la economía china como por la caída de los ingresos del crudo, India se beneficia de los menores precios porque es un gran importador de petróleo y otras materias primas.

Ajay Krishnan, gestor principal de cartera del fondo Wasatch Emerging Markets Select, dice que ha aumentado sustancialmente su ponderación en India porque es donde ve más oportunidades.     

Shefali Anand en Mumbai y Carolyn Cui
Dow Jones

Más informaciones

Comente la noticia