Industria arrocera se moderniza

Industria arrocera se moderniza

Agrosilos automatiza todos sus procesos

middle aged shipping company worker counting pallets in warehouse before dispatching

Con más de 30 años de experiencia en el sector arrocero y con tres años de haber iniciado  operaciones en Panamá, Agrosilos, S.A. ha realizado desde entonces inversiones por el orden de los $20 millones para modernizar su planta  procesadora y el sistema de empaque y distribución de  arroz.

El arroz que procesan y empacan en sus instalaciones lo comercializan bajo la marca  Arrossísimo, un arroz de grano entero, blanco y  con calidad de exportación.

Según Nunzio Girlando, presidente de Agrosilos, S.A., durante el procesamiento del arroz se  aprovecha  todo el material comercial y residual (desde el grano hasta la cascarilla).

Agrosilos es un complejo agroindustrial de última generación y  con tecnología verde, destinado a la compra, recepción, pre-limpieza, secado, acondicionamiento, almacenaje, proceso, empaque, venta y distribución de arroz blanco a nivel nacional, detalló Girlando.

Se estableció en la provincia de Chiriquí en el 2012, luego de más de 30 años de operar en Venezuela.

Todo el proceso es automatizado. El  grano es trasladado a los  silos en donde reposa a una temperatura óptima y requerida para culminar  su proceso natural de desarrollo.

El grano se empaca en dos presentaciones, arroz de primera y arroz especial. 

Girlando destacó  que la empresa invierte anualmente unos  $20 millones en la compra de arroz.

Procesa  alrededor de  2.000 quintales al día y el  70% del arroz que comercializan en el mercado local, corresponde a arroz especial.

Igualmente Agrosilos  invierte unos $150.000 en programas de  asesoramiento al productor, especialmente en los ciclos de producción.

Estamos   presente desde la selección de  la  tierra, la  preparación,  siembra y cosecha, afirmó Girlando.

El  precio por unidad de cada presentación depende del establecimiento  comercial, pero pueden oscilar  entre  $0,62 y  $12,49, de acuerdo a la cantidad de libras,

Por otro lado, Panamá ve cada vez más lejos la posibilidad de volver a ser autosuficiente en la producción de arroz, debido a que desde 1990 a la fecha, la producción se ha reducido en un 60%.

La baja rentabilidad ha motivado que muchos productores desistan de seguir en esta actividad, dijo el presidente de la Asociación de Productores de Arroz  de Chiriquí (Apach), Gabriel Araúz.

Sin embargo, el consumo de arroz sigue creciendo con una demanda actual cercana a los  21.000 quintales al día, es decir, unos de 630.000 quintales al mes.

Según el dirigente, para finales de este año la siembra de arroz pueda llegar  a las 40.000 hectáreas.

Una situación, que según dijo,  demuestra que el Gobierno prefiere no potenciar el agro para tener razones para seguir importando.

Según Araúz, el costo de producción de una hectárea para un agricultor pequeño, que opera a base de préstamos bancarios  y de los molinos, supera los $2.300, mientras que a los grandes productores les cuesta entre $1.800 y $2.000.

Con un costo de producción promedio de $2.200 y una cosecha promedio de 100 quintales por hectárea,  que se venden a $24,50 cada uno, genera un ingreso de $2.450 por hectárea y una utilidad de solo $250 por hectárea, pero si se le resta el flete y los desechos por impurezas y humedad, al productor no le queda prácticamente nada, destacó  Araúz.

Leoncio Vidal Berrío M.
lberrio@capital.com.pa
Capital Financiero

Más informaciones

Comente la noticia