Industria manufacturera reporta leve crecimiento

La producción de textiles y ropa también registró buen desempeño

industria2 web

El comportamiento de la industria manufacturera, observado a través de sus índices integrados globales registró un leve nivel de crecimiento durante los primeros dos trimestres del presente año.   

De acuerdo con un reporte del Instituto Nacional de Estadística y Censo (Inec), de la Contraloría General de la República, en términos de volumen, precios y valor el sector industrial presentó para el primer semestre de 2015, comparado con igual período del año anterior, incrementos por el orden de 0,3%, 0,7% y 1,0%, respectivamente. Respecto a la evolución del segundo trimestre, el índice de volumen aumentó en 0,3%, mientras que los precios del trimestre mencionado aumentaron en 0,6% y el valor en 0,9%.

El documento destaca que durante el primer trimestre la división industrial de elaboración de productos alimenticios y de bebidas, una de las más representativas, presentó crecimientos de 1,7% y 1,2% tanto en volumen como en valor, con una leve disminución en sus precios de 0,5%, principalmente, por aumentos en las actividades de producción de carne y productos cárnicos, elaboración de aceites y grasas de origen vegetal o animal, elaboración de productos de molinería y destilación, rectificación y mezcla de bebidas alcohólicas; producción de alcohol etílico, a partir de sustancias fermentadas.

Además, la fabricación de productos textiles registró crecimiento en el volumen de 13,0%, en los precios de 2,8% y en el valor de 16,2%. A su vez, la Fabricación de papel y productos de papel aumentó su volumen, precios y valor en 11,1%, 13,6% y 26,3%, respectivamente.

Otras divisiones mostraron también comportamientos positivos en sus volúmenes de producción tales como: Fabricación de prendas de vestir; adobo y teñido de pieles, actividades de edición e impresión y de reproducción de grabaciones y la fabricación de productos elaborados de metal, excepto maquinaria y equipo.

Entre las divisiones industriales que mostraron variaciones negativas en sus volúmenes de producción, están: Curtido y adobo de cueros, fabricación de maletas, bolsos de mano, artículos de talabartería y guarnicionería; calzado, fabricación de sustancias y productos químicos, y Fabricación de otros productos minerales no metálicos.

Mientras que durante el segundo trimestre el crecimiento de los indicadores industriales respondieron al incremento de la fabricación de productos textiles y fabricación de papel y productos de papel.

Estas cifras explican por qué al cierre del primer semestre de este año las industrias manufactureras reflejaron una disminución de 0,5% en su valor agregado, a pesar de que la economía panameña registró un crecimiento de 5,9%. Una situación que ha obligado al Sindicato de Industriales de Panamá (SIP) y el Ministerio de Comercio e Industrias (Mici) a diseñar una nueva política industrial para tratar de sacar al sector del estancamiento que experimenta de desde hace varios años.

Ricardo Sotelo, presidente del SIP explicó que esa nueva estrategia contempla la promulgación de una Ley de Fomento Productivo que otorgaría una rebaja impositiva a las empresas del sector, de manera que paguen entre 10% y 15% en concepto de Impuesto Sobre la Renta (ISR) por un espacio de 20 años, dependiendo de su ubicación geográfica.

Sotelo destacó que la nueva ley les ofrecerá a los industriales locales la posibilidad de realizar inversiones de largo plazo para mejorar su productividad e incrementar su producción, lo que se traducirá en mayores exportaciones y mejores precios para los consumidores locales.

por su parte, el ministro de Comercio e Industrias, Melitón Arrocha, dijo que esta ley formaría parte de una nueva política industrial que estaría compuesta por otras iniciativas legislativas cuyo objetivo es potenciar el crecimiento de la industria, a través del fortalecimiento de sus exportaciones y la facilitación del encadenamiento productivo con las operaciones de manufactura de empresas multinacionales.

Agregó que la política industrial ofrecerá en primer lugar una tasa impositiva preferencial a la industria manufacturera, así como incentivos fiscales a las empresas que realicen inversiones tanto en investigación y desarrollo,  como en producción limpia y capacitación de su mano de obra, mientras que en segundo lugar extenderán los beneficios que otorga la Ley de Sedes de Empresas Multinacionales (SEM) a las empresas internacionales que decidan ubicar parte de su producción manufacturera en Panamá y en tercer lugar busca equiparar los beneficios que estas ofrece la Ley de Zonas Francas a las empresas que operan en ellas y fomentar la atracción de inversión productiva.   

Hitler Cigarruista
hcigarruista@capital.com.pa
Capital Financiero

Más informaciones

Comente la noticia

Ver todas las noticias

Patrocinado por BANCO GENERAL