Industriales señalan que baja de precios no depende de ellos 

Industriales señalan que baja de precios no depende de ellos 

Falta de políticas estatales para fomentar la manufactura local y costo de la energía lo impiden

SIP Panama

criterio del sector industrial, la reducción del costo de los combustibles, como consecuencia de la baja del precio del petróleo a nivel mundial, no es suficiente para que se registre en el país una  rebaja significativa en el costo de los productos de la canasta básica familiar y la vida en general.

De acuerdo con los dirigentes del Sindicato de Industriales de Panamá (SIP), Ricardo Sotelo,  Michael Morales y Andy Espinosa el Estado panameño no cuenta con políticas orientadas a fomentar el crecimiento de la industria manufacturera local y su encadenamiento con otros sectores de la economía, como el hub logístico, toda vez que favorece un modelo importador, a lo que se suma el alto costo de la energía, que limita las posibilidades de ofrecer a los consumidores locales mejores precios y de poder competir con productos elaborados en otros países. 

Explicaron que las diferentes administraciones que ha ostentado el poder desde la vuelta a la democracia en 1989 han instaurado una serie de políticas públicas políticas fundamentadas en el paradigma de que Panamá es una economía de servicio y que se concentraron en desarrollar el papel del país como un hub logístico, dejando de lado la posibilidad de que los sectores productivos locales, incluyendo la industria, se convirtieran en socios estratégicos de ese conglomerado.

Ricardo Sotelo,  presidente del SIP, señaló que además de una política que favorezca el desarrollo de una manufactura local el país está sumido en una crisis energética debido a la falta de infraestructura que permita mover la energía de las áreas de producción a las zonas de alta demanda, lo que ha impedido que la rebaja del precio del petróleo se traduzca en una baja en el costo de la energía, a lo que hay que sumar el incremento tarifario aplicado a partir del 1 de enero del presente año, todo lo cual impide a la industria local ofrecer mejores precios a sus consumidores.   

Manifestó que el costo de la energía tiene un impacto significativo para la industria debido a que afecta no solo al fabricante de un producto, sino también a toda su cadena de suministros, por lo que no se puede considerar el costo de la energía como un daño colateral.

El problema que tiene el sector industrial interno es que nosotros si desarrollamos una actividad de encadenamiento productivo  es decir compramos materia prima local o de empaque lo que acarrea daños dijo Sotelo.

No obstante,  Espinosa aprovechó la oportunidad para aclarar que  los precios en el mercado local si han registrado una reducción significativa ya que el Índice de Precios al Consumidor (IPC) cerró el 2014 con un incremento de 2,6%, una caída que a su juicio refleja una variación significativa en el costo de la canasta básica familiar. En este sentido, el joven industrial es de los que cree que la baja en el petróleo sí está favoreciendo a la economía panameña.

Sin embargo, Morales volvió a poner el dedo en la llaga y advirtió que se debe ser cuidadoso al hablar de ajuste de precios a la baja pues la reducción del costo del petróleo ha llegado en un escenario donde la energía ha subido de precio, lo conlleva la imposibilidad de reducir los precios de los productos manufacturados localmente.

Las tarifas en el precio eléctrico no son compatibles con el precio del combustible por lo cual el consumidor sufre, concluyó.

Año 2015 es más prometedor

A pesar que la Economía Panameña sigue mostrando un excelente desempeño y continúa liderando el crecimiento económico en la región y el continente, el SIP advierte mediante un reciente análisis, que se hizo necesario ajustar proyecciones de crecimiento del 7,0% a 6,5% para el cierre del año 2014 y un crecimiento estimado para el año 2015 de 6,3%.

En este escenario, Espinosa, por su parte, adelantó que el SIP pronostica que la tasa de crecimiento de la industria local se ubicará este 2015 en un 2% contrastando con el 2,7% del 2013.

No obstante, Morales es optimista y prevé que en el 2015 se puede incentivar la inversión privada en el sector industrial a pesar de que el 2014, en comparación con el 2013, no fue un buen año. Una visión que se basa en que personalmente espera que el sector industrial sea incorporado a un conjunto de políticas orientadas a favorecer la sinergia entre el sector  logístico y otros sectores empresariales del país, incluido la industria, dentro de  un verdadera estrategia de desarrollo nacional.

En tanto, Sotelo destacó que aun cuando la industria local ha sufrido un par de bajas, debido a que varias empresas seconvirtieron en importadoras y otros simplemente cesaron sus actividades,  el sector ha recibido un fuerte impulso gracias a la llegada de capitales externos, lo que indica que ha logrado adaptarse paulatinamente a los nuevos escenarios.

Destacó que empresas como Nestlé, Sab Miller (Cervecería Nacional), Heineken (Cervecería Barú Panamá), Argos, Empresa Panameña de Alimentos (E.P.A.) y Bimbo son hoy actores muy importantes en el mercado, y que con su llegada han inyectado a la industria inversiones significativas e interesantes que van a tener un impacto en el crecimiento económico del país muy importante. 

Félix Souto
felix.souto@capital.com.pa
Capital Financiero

Más informaciones

Comente la noticia