Informalidad frena préstamos a las Pyme

La mayoría de los bancos esperan que su cartera de pyme crezca entre 1% y 20% durante este año 2015

artesania web

La informalidad es la principal barrera para las entidades bancarias a la hora de analizar las pequeñas y medianas empresas (Pyme), destaca la séptima encuesta regional: El missing middle y los bancos 2014 preparada por el equipo de Financiamiento para Pequeñas y Medianas Empresas (SME Finance, por sus siglas en inglés) de la unidad de Acesso a Financiamiento del Fondo Multilateral de Inversiones (Fomin), miembro del Grupo Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

De acuerdo con la investigación, la informalidad se presenta en varias formas: Carencia de estados financieros auditados, de historial de crédito y de garantías. El 51% de los bancos identificaron este obstáculo y por ellos las empresas más pequeñas no están atendidas por la banca.

La encuesta destaca que la perspectiva de los bancos sobre la situación económica de las Pyme para este año 2015 es alentadora, el 65% de los entrevistados estima que será mejor, el 17% que será igual a la de 2014, y el 7% dijo que será peor. La mayoría de los bancos esperan que su cartera de pyme registre un crecimiento entre 1% y 20% durante el presente año.

El monto promedio que los bancos están dispuestos a dar a una pyme es de $29.180.

Panamá

Actualmente operan dos bancos con licencia de microfinanzas en el país (BMF), otorgada por la Superintendencia de Bancos de Panamá (SBP), Canal Bank y Banco G&T Continental (Panamá). Mientras que Banco Delta que inició operaciones con una licencia BMF ahora lo hace con una licencia general, pero mantiene entre sus metas de negocios financiar el sector pyme del país.

Entre tanto, un estudio del Centro Nacional de Competitividad (CNC) subraya que en Panamá, la industria de las microfinanzas está poco desarrollada, cuenta con un marco legal y normativo sectorializado que muestra muchas deficiencias.

A la vez, indica que buena parte de las instituciones que componen el sistema de microfinanzas del país opera con montos de cartera reducidos, especialmente las empresas financieras que tienen problemas de fondeo pues no están permitidas captar de depósitos del público.

Entre tanto, el saldo de créditos locales por tamaño de empresa de la Superintendencia de Bancos de Panamá (SBP), en los primeros cinco meses de 2015, revelan que la microempresa ha recibido $17,3 millones; la pequeña empresa $10,5 millones, la mediana empresa $10,3 millones y la grandes empresas $74,2 millones.

Missing middle

América Latina y el Caribe (ALC) se encuentra en una etapa inicial de transformación, donde se observa un incremento paulatino del número de pequeñas y medianas empresas (pyme), y la brecha de financiamiento de las mismas asciende a $235.000 millones, según la última estimación de la Corporación Financiera Internacional (CFI) del Grupo Banco Mundial (BM).

El concepto missing middle explica cómo en los países en vías de desarrollo existe una gran cantidad de microempresas en un extremo y algunas grandes empresas en el otro extremo, pero, en el medio, operan muy pocas empresas bajo la categoría de Pyme, por lo tanto la contribución del segmento pyme a la economía nacional y el empleo no es tan significante. Al contrario, en los países de ingresos altos, las Pyme son la categoría principal en la distribución del número de empresas, siendo responsables de más del 50% del Producto Interno Bruto (PIB) y más del 60% del empleo, señala el jefe de la Unidad de Acceso a Financiamiento, Tomás Miller.

Agregó que para cerrar la brecha existen un conjunto de esfuerzos en la región, además de los que impulsan los bancos, entidades de microfinanzas, empresas de factoring y leasing, fondos de capital para emprendedores, entre otros.

De acuerdo con la encuesta en 2014 el 90% de los bancos consultados considera la pyme como parte estratégica de sus negocios y lo califican como una noticia positiva. A nivel operacional, el 75% de los bancos cuentan con una sección o área especializada en financiamiento para Pyme.

A pesar del alto interés de la banca por el segmento de Pyme, las cifras comparativas con 2013 muestran un pequeño retroceso de 96% a 82%. Este resultado no es sorprendente si se toma en consideración la persistente incertidumbre en la economía mundial. Las Pyme no están totalmente exentas del contexto macroeconómico, por tanto las respuestas de los bancos incorporan esa realidad, indica el reporte.

Entre las principales razones expuestas por los bancos para trabajar con Pyme, el 57% reconoció su importancia en el desarrollo del país, el 28% lo hace por su mayor rentabilidad, otro 28% por su acelerado crecimiento y un 24% lo apoya para diversificar su cartera y/o riesgo.

La encuesta regional sostiene que las entidades bancarias no pueden ignorar a la economía emergente más grande del mundo: La mujer. Se estima que los ingresos globales generados por las mujeres son más grandes que el PIB de China y el de India combinados. 

José Hilario Gómez
jgomez@capital.com.pa
Capital Financiero

Más informaciones

Comente la noticia