Informalidad laboral vuelve a despegar en Panamá

Informalidad laboral vuelve a despegar en Panamá

Se espera que los nuevos proyectos de inversión reactiven la economía y el empleo formal

Informalidad laboral

Aun cuando Panamá, con un  crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) de 5,8% durante el 2015 y una proyección de 6,0% para este 2016,  no hay dudas que pasar de un crecimiento promedio superior al 8% en los últimos cinco años a los niveles actuales ha comenzado a impactar negativamente algunas variables del mercado laboral.

Un ejemplo de este impacto negativo es el incremento que viene experimentando el empleo informal, aquel en el que los trabajadores carecen de contrato y seguridad social, así lo revela un estudio del Centro Nacional de Competitividad (CNC), según el cual, si bien este indicador está por debajo de los niveles en que se encontraba cuando se comenzó a medir, es evidente que experimenta un repunte (Ver recuadro: Definicion de conceptos).

La informalidad se comienza a medir en Panamá desde el 2004, después que se definió la estadística del empleo informal adoptado por la XV Conferencia Internacional de Estadísticos del Trabajo del 2003.

En Panamá el 39,9% de la población ocupada se encuentra en la informalidad, porcentaje que refleja una reducción respecto al 46,6% registrado en el año 2005, cuando se midió por primera vez este indicador en las Encuesta del Mercado Laboral, sin embargo, hay que destacar que esa cifra igualmente evidencia un despegue del empleo informal respecto al año 2011 cuando marcó su nivel más bajo con 36,9%.

A pesar de los esfuerzos que se han desarrollado por parte del sector público y privado, así como el CNC  a través del Foro Nacional de la Competitividad y el Programa de Apoyo al Sector Informal (Pasi), para establecer una serie de leyes destinadas a ayudar a las microempresas a salir de la informalidad, para aumentar la productividad y la competitividad nacional.

Situación de la informalidad 

Según la encuesta del mercado laboral de agosto de 2015, en Panamá existe una población económicamente activa (PEA) de 1.826.111 personas de las cuales 1.733.851 se encuentran ocupadas. Sin embargo, una parte de la población ocupada se encuentra en una situación informal, representando el 39,9% que se traduce en 575.415 personas de las que el 57,5% son hombres y el 42,5% son mujeres que representan 330.754 y 244.661 personas respectivamente (Ver gráfico: Evolución del empleo informal en Panamá).

De acuerdo con el estudio del CNC, el grueso de los empleados informales se encuentran en el sector terciario (servicios) con el 70,8% y el 29,2% en el sector secundario (industrial).

En este mismo sentido, los trabajadores informales en empresas del sector informal representan el 73,6%, contenido en este grupo se encuentran los empleados en empresas informales y los trabajadores independientes informales, por ejemplo, buhoneros, vendedores ambulantes, chicheros, reparaciones electrónicas y mecánicas, constructores, entre otros, siempre y cuando no cumpla con ningún requisito para ser formal.

No obstante, es importante destacar que un 26,4% de los trabajadores informales laboran en empresas formales, lo que ha obligado al Instituto Nacional de Estadística y Censo (Inec) de la Contraloría General de la República a incorporar este hecho a las cifras oficiales del mercado laboral, una situación que el economista y profesor universitario, Juan Jované, califica como una verdadera vergüenza y una muestra de la falta de voluntad de las autoridades del Ministerio de Trabajo y Desarrollo Laboral (Mitradel) para aplicar las leyes que protegen a los trabajadores.

Por otra parte, al analizar la tasa de crecimiento del empleo entre agosto de 2014 y 2015, el trabajo formal creció en 2,0%, mientras que el empleo informal creció en 5,5% casi tres veces más en comparación al formal. En complemento se observa el mayor crecimiento en el empleo informal en el sector formal en 11,4%. Dejando en evidencia que, en la última medición del mercado laboral, que no solo aumentó la tasa de desempleo, sino también se está afectando la calidad de los nuevos empleos que en su mayoría son trabajos informales.

En tanto, el economista Miguel Ramos considera que el repunte que experimenta el empleo informal en el país va de la mano con el crecimiento de la tasa de desempleo total, la que cerró el 2015 con un leve aumento con relación a agosto del 2014, pasando este indicador de 4,8% a 5,1%, con el agravante  que el área urbana alcanzó a afectar al 5,8% de la población (Ver gráfico: Evolución de la tasa de desempleo total en Panamá).

Para el especialista, que un 39,9% de las personas ocupadas se ubiquen en la categoría de trabajador informal, en realidad es una forma de ocultar la tasa real de desempleo, ya que esas personas no cuentan con un empleo productivo, carecen de seguridad social y apenas perciben ingresos para satisfacer sus necesidades básicas diariamente, por lo que en el futuro, al llegar a la tercera edad, se habrán de sumar a las filas de aquellas personas que requieren ayudas estatales para poder subsistir.

El secretario general de la Central Nacional de Trabajadores de Panamá (Cntp), Egberto Cobos, coincide con Ramos en que el incremento de la tasa de desocupación en el país está colocando a muchos trabajadores en una situación precaria, favoreciendo el crecimiento del empleo informal, lo que afecta principalmente la juventud, que es el sector de la población que más dificultades enfrenta a la hora de tratar de insertarse en el mercado laboral.

Sin embargo, para el presidente electo de la Cámara de Comercio, Industrias y Agricultura de Panamá (Cciap), Jorge García Icaza, a pesar del crecimiento tanto del desempleo como del empleo informal, el mercado laboral panameño continúa demandando fuertemente mano de obra, reflejando el sólido crecimiento económico que experimenta el país.

Explicó que aun cuando la economía Panamá se ha desacelerado respecto al quinquenio 2009-2014, el desempleo apenas se ubica en 5,1%, lo que indica que en el país hay pleno empleo y que los panameños gozan de mayores oportunidades de trabajo que los trabajadores de otros países de la región, por lo que abogó por mejorar la formación profesional y técnica de la mano de obra local para que pueda ocupar a corto y mediano plazo todas las vacantes que está generando el sector privado.

Vacantes 

Es importante destacar que si bien el desempleo y el empleo informal se ha incrementado en los últimos  años el Ministerio de Trabajo y Desarrollo Laboral (Mitradel) no ha dejado de recibir peticiones para ocupar plazas vacantes en el sector privado, al punto que este mes de marzo el director de Empleo de esa entidad Hernando Rodríguez, reportó 1.400 vacantes para el sector privado en diferentes actividades económicas,

Estas vacantes son ofertadas por 93 empresas registradas dentro de la base de datos de la entidad, añadió el funcionario.

Las empresas requieren para suplir su fuerza laboral cajeras, llanteros, chapisteros, técnicos en refrigeración, operador de bus, recepcionistas, celador, auditor, encargado de flota, asistente administrativo, jefe de informática, contador, ayudante general y operadores para maquinarias industriales y montacargas, agregó Rodríguez (Ver recuadro: Otras vacantes disponibles).

Costo y beneficios 

El Pasi es ejecutado por el CNC y auspiciado por el Ministerio de Economía y Finanzas (MEF) y el Banco Interamericano de Desarrollo (BID). Este programa tenía como objetivo promover la inclusión de los microempresarios informales mediante el desarrollo de instrumentos, procesos, normas, leyes y políticas que faciliten el acceso a la formalidad y el acceso al financiamiento de las micros y pequeñas empresas.

El programa realizó un estudio sobre las Mype, aplicándole un cuestionario para conocer el grado de informalidad de las empresas e identificar por qué estaban en el sector informal.

Los costos o problemas que afectan a los informales:

Costos de las obligaciones tributarias .

Costos elevados por la seguridad social.

Los tramites y proceso gubernamentales y fiscales.

Costos y registros contables.

Pagos y permisos municipales.

Falta de financiamiento.

En el caso de los formales manifestaron:

Fácil realizar el trámite del RUC.

Beneficios por el pago de impuestos.

Excesivos trámites para iniciar negocio predominó en los encuestados.

Sobre la seguridad social las empresas que pagan seguridad social opinaron que los beneficios son mayores que los costos.

Acceso a financiamiento.

En conclusión, se puede decir que entre mayor es el  nivel de formalidad,  mayores son  los resultados  favorables sobre los beneficios de estar en una economía formal. Además, el estudio manifestó que las empresas que se encuentran en la formalidad obtenían mayores ganancias en relación a las empresas informales, por ende, la productividad es mayor en una economía formal.

El Programa Pasi (Para más información del Programa PASI: www.cncpanama.org), busca mejorar el acceso al crédito de los microempresarios y los encadenamientos con empresas más grandes brindándoles también la oportunidad de formalizarse- a bajo costo  con importantes beneficios.

Para cumplir con dicho objetivo se aprobaron cuatro leyes,  las cuales se mencionan a continuación:

Ley N°132 Que crea la Microempresa de Responsabilidad Limitada.

Ley N°130 Que establece el marco normativo prudencial para las Instituciones de microfinanzas y modifica disposiciones de la Ley 10 de 2002.

Ley N°135 Que modifica la Ley 24 de 2002, que regula el servicio de información sobre el historial de crédito de los consumidores o clientes.

Ley N°129 Que promueve el acceso al crédito y moderniza el sistema de garantías mobiliarias a través de la hipoteca sobre bien mueble y dicta otras disposiciones.

Se espera que estas leyes ayuden a disminuir la economía informal, además de aumentar la recaudación fiscal, las cuotas obrero patronal, la estabilidad laboral y la  creación y formalización de Mypes.

Estos factores favorecerán directa e indirectamente a la economía panameña incrementando la competitividad del país. Dichas leyes están en la etapa de reglamentación para poder pasar a su implementación.

Hitler Cigarruista
hcigarruista@capital.com.pa
Capital Financiero

Más informaciones

Comente la noticia