Innovaciones tecnológicas retan a la bolsa panameña

Innovaciones tecnológicas retan a la bolsa panameña

La histórica primera jornada de negociación de la Bolsa de Valores de Panamá (BVP) sucedió el 26 de junio de 1990, al mejor estilo de las bolsas estadounidenses con un corro en vivo, realizado en la planta baja del edificio Vallarino, ubicado  en la calle Elvira Méndez, área bancaria entre Calle 50 y Vía España, en la ciudad capital.

Han pasado 28 años y al compararla con la edad de una persona, puede decirse que se encuentra en una etapa de desarrollo de su madurez con desafiantes retos en un mundo cada vez más cambiante, impactado por las innovaciones tecnológicas.

El correo físico desde hace muchos años desapareció y dio paso a las transacciones electrónicas. En estos 28 años todo ha cambiado, el regulador, otrora Comisión Nacional de Valores fue convertido en la actual Superintendencia del Mercado de Valores (SMV) dándole mayor capacidad de supervisión e independencia y con normas más robustas.

Las ofertas públicas de acciones (OPA) de emisores locales por compradores internacionales y regionales, reconfiguraron la composición de los participantes del mercado bursátil, al no mantener el registro de las acciones adquiridas en la BVP. También las fusiones de grupos locales han impactado la plaza con la salida de puestos de bolsa y la llegada de otros.

A su vez, los accionistas de la empresa de intermediación ejecutaron una reorganización de la BVP y de la Central Latinoamericana de Custodia (Latinclear) y constituyeron la tenedora de las dos acciones en Latinex Holdings, Inc. En febrero de 2011 el regulador del mercado autorizó el registro de las nuevas acciones comunes y se inició la cotización de estas.

Retos pendientes y nuevos
En el área de los desafíos, aún continúan pendientes lograr mayor liquidez y bursatilidad del mercado secundario, atraer más emisores e inversionistas locales e internacionales.

El abogado Carlos Barsallo expresó a Capital Financiero que para la SMV el principal desafío, es “ser un regulador independiente de los intermediarios y del Gobierno”. Mientras que para la BVP es “alcanzar una masa crítica de clientes que generen los beneficios esperados”.

El principal desafío para la SMV, es ser un regulador independiente de los intermediarios y del Gobierno. Mientras que para la BVP es alcanzar una masa crítica de clientes que generen los beneficios esperados”, Carlos Barsallo

Por su parte, Marielena García Maritano, vicepresidenta de Banca de Inversión de MMG Bank Corp., señaló que “los principales desafíos del mercado de capitales panameño están directamente correlacionados con los del país”, y agregó que “mantener la competitividad y hacer todos los esfuerzos para que organismos internacionales, reguladores y clientes tengan confianza en nuestro sistema es fundamental”.

A su vez, el abogado Alejandro Abood, expresó que “la BVP ha crecido, sin embargo, seguimos teniendo un mercado con muchas limitaciones. Hoy en día el modus operandi de los emisores e inversionistas se ha visto afectado por la nueva regulación que complica el panorama y ahuyenta a los emisores tradicionales y nuevos, ya que aumenta el costo de salir y estar en el mercado”.

Abood considera que es necesario que “el diálogo entre la Cámara de Emisores, la BVP y la SMV se materialice en reglas que favorezcan las iniciativas de los primeros, sin llegar a desproteger a los inversionistas”.

En opinión de la superintendente de la SMV, Marelissa Quintero de Stanziola, “en estos dos últimos años se ha logrado alcanzar temas realmente importantes para el mercado de valores, a través del cumplimiento de estándares internacionales, al incorporar facultades al regulador que permitieron salir de una lista de observación del Organismo Internacional de Reguladores del Mercado de Valores (Iosco, por sus siglas en inglés) y firmar el Memorando de Cooperación y Asistencia Internacional”.

En segundo lugar mencionó, “con la promulgación de la Ley 66 del 9 de diciembre del 2017 se adecuan las tarifas logrando que el regulador cuente con una real independencia financiera, se implementan sistemas de remisión automática de información que permite ser más eficientes y proactivos en la supervisión extra situ, de igual forma se implementa la supervisión en base a riesgo para el área de prevención de blanqueo de capitales”.

No obstante, dijo que “quedan todavía muchos retos por cumplir, los cuales pudiera señalar para el regulador: Consolidar la adecuación de la supervisión en base a riesgo para el área prudencial, la que se encuentra en proceso, sin embargo, es un camino de adaptaciones tanto a lo interno como para con los entes regulados”.

Dos, “la generación de liquidez y atracción de nuevos emisores, para ello participamos activamente en proyectos de integración de mercados, el cual estimula las inversiones, posibilita la diversificación y genera mayor liquidez, en un plan de acción conjunto con la BVP para generar oportunidades en el mejoramiento del proceso de registro de emisiones”.

Agregó que, “un reto fundamental es enfrentar adecuadamente el crecimiento, la complejidad de nuevos productos y la innovación e interconexión de los mercados financieros.  En este tema reconocemos la importancia de la promulgación de regulaciones que faculten la innovación, pero sin dejar de prestar la debida atención a los riesgos inherentes  a la protección de los inversionistas”, destacó Quintero de Stanziola.

Reconocemos la importancia de la promulgación de regulaciones que faculten la innovación, pero sin dejar de prestar la debida atención a los riesgos inherentes inmersos con miras a la protección de los inversionistas”, Marelissa Quintero de Stanziola

Revolución 4.0
Capital Financiero, también consultó a los participantes del mercado sobre la transformación digital y el impacto en la plaza bursátil.

Quintero de Stanziola, dijo que “es innegable que las nuevas tecnologías están cambiando la forma de hacer negocios en todos los sectores, incluyendo el bursátil. En este sentido, se encuentra en la Asamblea  Nacional el Proyecto Ley No.629: “De Modernización y Competitividad Internacional del Sistema Financiero de la República de Panamá”, el cual procura que el sector financiero se adecúe a las nuevas tecnologías”.

Agregó que respecto a las  nuevas tecnologías o formas de financiamiento en los mercados, la  Superintendencia emitió la Opinión 1-2018, en la  que expresa que el crowdfunding en su modalidad de inversión constituye una oferta pública de valores y, por ende, se encuentra bajo la competencia de la SMV.

Actualmente, la SMV se encuentra estudiando  diferentes modelos regulatorios para el crowdfunding de inversión, que han tenido éxito en otros países, con el fin de encontrar el más conveniente para Panamá; con miras a que el crowdfunding de inversión pueda servir para el emprendimiento, pero procurándose siempre la protección de los inversionistas, destacó la superintendente.

Barsallo indicó que los desafíos de la transformación digital deben enfrentarse “adaptando los procesos y las herramientas”. Mientras que García Maritano, también, señaló que “hemos iniciado una nueva era en donde la inmediatez es la clave y para competir en esta nueva cancha, tenemos que estar informados de los cambios y no tener miedo a innovar”.

La vicepresidente ejecutiva y gerente general de la BVP, Olga Cantillo, informó que la agenda del XIX Foro de Inversionistas 2018 a realizarse el 22 de agosto próximo  estará focalizada en conocer las tecnologías disruptivas para el mercado financiero,  como el blockchain y  las criptomonedas, entre otros temas.

La meta de la BVP es mantenerse a la vanguardia, saber y entender lo que sucede con la transformación digital de las bolsas del mundo.

José Hilario Gómez
[email protected]
Capital Financiero

Más informaciones

Comente la noticia

Ver todas las noticias
PHP Code Snippets Powered By : XYZScripts.com