Inscripción de propiedades sufre caída de 8.2%

Inscripción de propiedades sufre caída de 8.2%
El segmento de propiedades horizontales registró un crecimiento de 4.0%| Fotolia

Conforme a las últimas cifras del Instituto Nacional de Estadística y Censo (Inec), de enero a julio del presente año se han inscrito en el registro público un total de 85,516 propiedades, lo que representa una caída de 8.2% respecto a las 94,215 registradas en el mismo período de 2017, lo que refleja en gran medida una merma de 14.4% en el registro de hipotecas para viviendas unifamiliares o propiedades comerciales.

De ese total 65,145 eran propiedades no horizontales (reflejando una caída de 11%), de las cuales 13,636 corresponden a hipotecas, 18,264 a traspasos y 33,245 creadas.

En cuanto a las propiedades horizontales (reflejando un incremento de 4%), del total registrado fue de 21,371, de las cuales 7,203 corresponden a hipotecas, 6,795 a traspasos y 7,373 a creadas.

Kent Davis, CEO de Panama Equity, considera que los números oficiales ilustran claramente lo que está ocurriendo en el mercado inmobiliario de Panamá, ya que si bien el número de propiedades creadas es inferior al de 2017, en el nicho de propiedades horizontales se pone en evidencia la existencia de una sobreoferta.

Agregó que esto tendrá consecuencias a largo plazo, pues cuando un promotor no puede vender las propiedades que desarrolla en un tiempo adecuado el reloj le quita sus ganancias, toda vez que la demora en colocar el bien le obliga a pagar más tiempo la letra de los préstamos interinos adquiridos para la ejecución del proyecto y muchas veces la necesidad de poner fin a esta situación hace inevitable reducir el precio de venta al consumidor.

Davis destacó este año lo que seguramente ocurrirá es que el negocio de construcción de propiedades horizontales será menos atractivo, limitando la oferta a productos existentes a fin de facilitar su compra por parte de los consumidores sin que, en la medida de lo posible, se tengan que seguir sacrificando parte de las ganancias.

Para Diego Vallarino, CEO del Grupo VerdeAzul, estas cifras eran bastante previsibles, ya que en gran medida son el reflejo de la huelga de casi un mes de duración protagonizada por los trabajadores del sector de la construcción, que afectó negativamente el desempeño no sólo del mercado inmobiliario, sino también de un gran número de sectores de la economía del país.

Ante esta situación la Cámara Panameña de la Construcción (Capac) aprovechó la visita del presidente de la República, Juan Carlos Varela, a la feria Expo Hábitat 2018 para solicitarle  que  estudie la posibilidad de incrementar hasta $150,000 el monto de la Tasa de Interés Preferencial, que actualmente aplica para viviendas de hasta $120,000, como una medida para estimular la industria de la construcción que desde mediados del 2015 entró en un ciclo de decrecimiento. También se solicitó revisar la factibilidad de introducir la figura del leasing inmobiliario como una opción para que más panameños adquieran una vivienda propia. La iniciativa tiene como propósito facilitar mediante un contrato de arrendamiento con opción de compra y el futuro otorgamiento de préstamos hipotecarios a los arrendatarios, la reducción del inventario existente en el caso de viviendas, locales para oficina y para uso comercial.

Según Héctor Ortega, presidente de la Capac, la figura que se propone facilita la compra de inmuebles a quienes no cuentan con el abono inicial que reclama una operación financiera para la compra de inmuebles mediante hipotecas. A la vez permite al sector bancario contar con un instrumento para la calificación de potenciales clientes, mediante la medición de su conducta y el cumplimiento de las obligaciones pactadas como arrendatarios.

Estamos en conversaciones con la Asociación Bancaria de Panamá (ABP) para preparar un anteproyecto de ley que permita flexibilizar los requisitos para que los clientes se beneficien de esta novedosa herramienta que está aplicándose en Colombia, Chile y México”

señaló Ortega.

Al mismo tiempo, destacó que en las conversaciones con el mandatario panameño se le explicó la necesidad de reducir la burocracia en los trámites para inicio y ocupación de los inmuebles que se construyen, como una forma de reducir los costos y contribuir a reactivar la industria de la construcción.

Finalmente le plantearon al presidente Varela el interés de los promotores que se extienda el aumento del valor de las viviendas que pueden beneficiarse del Bono Solidario de $10,000 para el pago del abono inicial hasta $60,000 al resto del país, tal como se estableció en las provincias de Panamá y Panamá Oeste, ya que actualmente en el resto del país ese bono solo aplica a viviendas de hasta $50,000.

Esa medida ayudaría a reducir el déficit habitacional que actualmente supera las 200,000 viviendas”

explicó el presidente de la Capac.

Hitler Cigarruista

hcigarruista@capital.com.pa
Capital Financiero

Más informaciones

Comente la noticia

Ver todas las noticias

Patrocinado por BANCO GENERAL