Intereses sobre préstamos impulsan ganancias de Banesco

Logró reducir sus gastos generales de $5,1 millones a $4,8 millones

El 2016 se perfiló como un buen año para Banesco, que para el cierre de septiembre   había visto incrementarse sus utilidades en un 12%, según revelan las últimas cifras publicadas por la Superintendencia de Bancos de Panamá (SBP).

De acuerdo con los datos suministrados por la entidad reguladora, para septiembre  del  año pasado, Banesco registró una utilidad de $33,2 millones  lo que representa un aumento de $3,5 millones (12%) frente a los $29,7 millones logrados para el mismo período del año anterior.

El banco de origen venezolano tuvo un  crecimiento en casi todos los principales indicadores de ingresos frente a septiembre del año 2015, siendo el más importante el de ingreso por intereses sobre préstamos, que tuvo un aumento de $11 millones.

Para agosto del 2015 este indicador, que refleja lo que el banco obtiene como ganancia de los préstamos otorgados, se situó en $100,3  millones, sin embargo, para agosto de 2016 se había incrementado  a $111,3,  un crecimiento de 11%.

Pero no todo es color de rosas, ya que en mayo de 2016, en su última revisión de pares de los bancos panameños medianos, Fitch Ratings señaló que Banesco mantiene una estructura pasiva de muy corto plazo y descalces marcados.

También considera su rentabilidad modesta, calidad crediticia aún razonable, su apetito alto por el riesgo y capitalización adecuada. La estructura de fondeo del banco constituye una de sus debilidades principales del perfil financiero, sostuvo Fitch.

El apetito de riesgo de Banesco es considerado por Fitch como superior a sus pares, reflejado en un crecimiento rápido del balance, colocación en deudores corporativos con mayor propensión a deterioro y por un portafolio de inversiones más riesgoso que los de sus pares más cercanos, aunque este último ha mejorado recientemente.

Según con el Departamento de Comunicaciones Corporativas de Banesco, la estrategia del banco  desde su apertura fue dar a los clientes venezolanos un banco seguro para mantener sus ahorros, dada  la trayectoria que la marca Banesco ha tenido en Venezuela.

Explicaron, además que los venezolanos ahorran en dólares para evitar perder el valor de su dinero en el tiempo, lo que hace que los fondos de los depósitos de extranjeros sean muy estables, análisis que le fue presentado al equipo de Fitch, donde se les demostraba que los depósitos a la vista de extranjeros presentan una volatilidad inferior a la de los depósitos a la vista de los locales, situación similar que se presenta con los depósitos a plazo cuyo porcentaje de renovación es cercano al 90%.

El alto apetito de riesgo al que hace mención el informe de Fitch, se relaciona en una primera instancia a la composición que había tenido la cartera de inversiones del banco, la cual estuvo por algunos años compuesta por títulos venezolanos, los cuales tienen un alto rendimiento, sin embargo, en la medida que los mismos se han ido venciendo o amortizando su capital, se han comprado títulos con un nivel de riesgo menor y, por ende, un rendimiento también más bajo, precisaron los voceros del banco.

Ingresos

Luego de restar los egresos de operaciones que sumaron $40,5 millones  a los ingresos por intereses que se situaron en $123,7 millones, el banco registró al cierre de septiembre  un total de ingresos netos por intereses de $83,1 millones.

Al finalizar septiembre, pero del año 2015, los ingresos netos por intereses de Banesco ascendían a $81,8 millones, lo que refleja un crecimiento de $1,2 millones en 12 meses.

Los ingresos de operaciones finalizaron septiembre del año pasado en $121,2 millones, un aumento de $8,5 millones (8%), frente a los $112,7 millones que registró el banco para el mismo período del año anterior.

Un aspecto positivo que cabe destacar es que de septiembre de 2015 a septiembre de 2016,  Banesco logró reducir sus gastos generales de $5,1 millones a $4,8 millones, una baja de $334.150.

Igualmente en este período la entidad logró bajar el renglón de provisiones, las cuales pasaron de $12,4 millones a $11,7 millones, una disminución de $625.540 (-5%).

En su último informe de calificación de riesgo, Fitch Ratings afirmó la calificación nacional de largo plazo de Banesco en BBB-(pan). La perspectiva de las calificaciones de largo plazo es estable.

Según  Fitch, aunque los depositantes han mostrado una buena estabilidad desde el inicio de operaciones del banco, por práctica del segmento de clientes que atiende el banco estos depósitos son captados en el muy corto plazo, con 74.1% captados a menos de 15 días de vencimiento, lo que deriva en uno de los descalces de plazos más marcados de la plaza panameña.

La cartera de crédito ha mostrado una tendencia a incrementar su deterioro en la medida que maduran las colocaciones de cartera de los últimos años.

A diciembre de 2015, los préstamos con mora superior a 90 días representaron 1,2% de la cartera total. A la luz del entorno panameño y sus pares más cercanos el deterioro de Banesco es levemente superior, aunque todavía se considera manejable para la capacidad de gestión de riesgo de la institución.

Sobre estos puntos del informe, los voceros de Banesco destacaron que el motivo principal de la captación de depósitos a corto plazo es el bajo costo de los fondos, pero como se menciona son fondos muy estables, que ni en los momentos económicos y políticamente más delicados en Venezuela, se ha percibido una reducción de los mismos, ya que los clientes del banco buscan ahorrar en un sitio seguro y no necesariamente están en la búsqueda de mayores tasas para sus colocaciones, e  incluso esta plaza les genera un mayor beneficio que la colocación en otros países.

En cuanto al deterioro de la cartera de crédito, explicaron que Banesco es un banco relativamente joven en comparación con otros bancos de la plaza y es común que en la medida que la cartera de crédito madura se observe este tipo de comportamiento.

Ricardo González Jiménez
Capital Financiero

Más informaciones

Comente la noticia