Inversión de Ford en México puede provocar reacción negativa en EE.UU.

Inversión de Ford en México puede provocar reacción negativa en EE.UU.

El fabricante estadounidense de automóviles invertirá $1,6 mil millones en una nueva fábrica al sur de la frontera.

ford_mexico

Ford reavivó la candente controversia electoral estadounidense por los efectos de los acuerdos comerciales bilaterales cuando anunció que estaba invirtiendo $1,6 mil millones en México en una nueva fábrica para construir automóviles pequeños.

Dennis Williams, presidente del sindicato United Auto Workers (UAW), el cual representa a los trabajadores de la compañía automotriz, criticó inmediatamente la decisión, la cual calificó de decepcionante y muy preocupante.

Ni Donald Trump, principal candidato republicano quien ha hecho de las duras críticas al comercio abierto un tema clave de su plataforma, ni Bernie Sanders, el demócrata quien también ha hecho campaña con sus críticas sobre el tema, comentó de inmediato al respecto.

Pero el señor Trump ya ha dicho que exigiría que Ford estableciera una mayor parte de su proceso de fabricación en Estados Unidos (EE.UU.) si él fuera presidente y ambos candidatos han criticado frecuentemente a los gerentes que trasladan los empleos de EE.UU. a México. El señor Trump ha mencionado regularmente en su discurso de campaña el destino de los trabajadores en la planta de altos hornos de Carrier en Indianápolis, cuyos empleos están siendo trasladados a Monterrey.

Ford dijo que estaba aumentando aún más su competitividad al invertir en México. El país ha sido durante mucho tiempo un sitio de fabricación clave para la industria automotriz estadounidense, la cual puede fabricar de forma más rentable vehículos económicos y compactos al Sur de la frontera.

La decisión de Ford de basar el trabajo en México se produce después de las negociaciones que tuvieron lugar el año pasado en las que los trabajadores de la UAW en EE.UU. obtuvieron importantes aumentos salariales. Los ejecutivos dijeron en privado antes del inicio de las conversaciones que era posible que los grandes aumentos salariales provocaran que la compañía hiciera más inversiones futuras en México que en EE.UU.

Ford dijo que estaba invirtiendo $1,6 mil millones en la nueva planta, en el estado de San Luis Potosí, y que la planta crearía 2.800 puestos de trabajo directos para el año 2020. Posteriormente anunciaría cuáles vehículos produciría la planta.

El señor Williams dijo que la decisión de Ford era el último ejemplo de lo que estaba mal con el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (Tlcan) y que demostraba por qué el Acuerdo de Asociación Transpacífico sería un desastre para los ciudadanos estadounidenses.

Las compañías continúan trasladándose a países con bajos salarios e importando hacia EE.UU., dijo. ste es un sistema deficiente que necesita arreglo.

Robert Wright
Financial Times

Más informaciones

Comente la noticia

Ver todas las noticias

Patrocinado por BANCO GENERAL