Inversión privada de $600 millones se proyecta en conjunto turístico y urbano en la costa de Azuero

Inversión privada de $600 millones se proyecta en conjunto turístico  y urbano en la costa de Azuero
El complejo El Cano se define como un centro urbano de primera residencia que apuntalará la promoción de la región. Bid Invest, por su parte, apoya un proyecto sostenible en Bocas del Toro | Archivo

Empresarios extranjeros y locales, establecidos en el distrito de Pedasí, en el sur de la península de Azuero, impulsan el conjunto turístico-urbano El Cano, una inversión que se proyecta en $600 millones y en un horizonte de ejecución de 20 años.

El complejo, que equivale a una ciudad dentro de la ciudad, situado en Pedasí, se define como “un desarrollo sostenible en la costa de Azuero”, con servicios turísticos, comerciales, deportivos y culturales.

Promueve como objetivos “la integración de la actividad turística con las locales, la valorización del patrimonio natural y cultural de la región, a partir del turismo”.

De igual modo, “promover dinámicas locales resilientes a partir de la implementación de los servicios dedicados al turismo”.

El proyecto El Cano, comprende, entre otras obras, cerca de 400 habitaciones de hotel, conjuntos residenciales y para la tercera edad, centros asistenciales, club deportivo, auditorio, escuela internacional, centro ecuestre, una escuela de jardinería y parque ecológico.

También, una torre mirador, circuitos peatonales y un campus de turismo sostenible.

Incorporará mercado y viviendas comerciales/residenciales para fomentar, en el caso de los artesanos, el manejo de sus talleres en sus lugares habituales de vida doméstica.

De igual modo, un centro empresarial desde la visión de estimular la instalación de corporaciones, cuyos ejecutivos pueden trabajar y vivir en el complejo.

Antonio Gavira, project management del proyecto El Cano, explicó a Capital Financiero que la idea es estructurar un proyecto muy respetuoso con la naturaleza, a largo plazo, promoviendo el empleo y la capacitación de los nacionales.

Los inversionistas están apostando a una obra de primera residencia, que sea una opción de vida real para quienes aspiran a tener opciones distintas a la ciudad capital”, precisó.

La ejecución se espera a mediados de 2020. Cadenas hoteleras internacionales ya conocen el producto y han mostrado interés. De hecho las conversaciones están muy avanzadas.

Cuentan con socios estratégicos nacionales para impulsar las clínicas y, en el caso de la residencia de tercera edad, hay acercamientos con una cadena española y otra procedente de Estados Unidos (EE.UU.), replicando la experiencia de grupos europeos que ya operan en México y Colombia.

El empresario Ovidio Díaz, también presidente de la Cámara de Turismo de Pedasí y vicepresidente de la Cámara de Turismo de Panamá (Camtur) y quien está integrado al proyecto El Cano como inversor privado local, detalló que el Gobierno debe actuar como un facilitador de este tipo de iniciativas que procuran impulsar el desarrollo de Azuero por esfuerzo de nacionales y extranjeros.

Los inversionistas foráneos reconocen en Panamá un país dolarizado, seguro y con estabilidad, con un interior todavía por desarrollar.

Uno de los estímulos que han visto para el impulso de este proyecto, son los incentivos al fomento de la actividad turística, a partir de otorgar créditos fiscales a quienes inviertan (personas naturales o jurídicas) en la adquisición de bonos, acciones y otros instrumentos jurídicos emitidos por las empresas turísticas, luego de la modificación de la Ley 80 de 2012.

Miguel Batista, alcalde de Pedasí, afirmó a Capital Financiero que han fortalecido la institucionalidad con seguridad jurídica, “porque el Municipio es el primer lugar al cual llegan los inversionistas para formalizar sus proyectos”.

Dijo que también han buscado involucrar a los ciudadanos y apoyarlos porque “el turismo llegó de manera acelerada pero no así la capacitación”.

También la Alcaldía de Pedasí está trabajando con el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) desde hace tres años.

El BID aprobó un préstamo al Gobierno de Panamá por $100 millones, destinado a la ejecución del Programa Desarrollo Urbano Integral de Ciudades con Vocación Turística, entre las cuales figura Pedasí (provincia de Los Santos).

Del préstamo total de $100 millones, recibirá $16 millones, destinados, detalló el alcalde, al casco antiguo del pueblo, ciclovías, mejorar la disposición final de los desechos sólidos y la infraestructura de playa El Arenal a objeto de optimizar las labores de quienes conducen a los turistas a  Isla Iguana.

Turismo sostenible en Bocas del Toro
Aitor Ezcurra, jefe de División de Corporativos de BID Invest, brazo privado del Grupo BID, como parte de estos esfuerzos por mejorar con proyectos sostenibles el turismo en el interior de Panamá, detalló a Capital Financiero los alcances del préstamo de $37.2 millones a West Resort S.A. en Bocas del Toro, el cual busca “impulsar el crecimiento económico de la zona mediante la integración de agricultores locales y de pequeñas y medianas empresas en la cadena de valor del complejo turístico, la creación de empleo nuevo y la capacitación de las comunidades aledañas”. 

Cabe destacar que BID Invest es el brazo del BID que brinda asesoría financiera al sector privado. “Nos conocen más en banca y transporte, pero apoyamos los agronegocios y el turismo”.

El préstamo para el desarrollo de West Resort S.A. sería el primero concedido a un proyecto turístico privado en Panamá.

Dijo que este proyecto atrajo la atención de la entidad porque lo vimos “sólido, con unos promotores serios y con capacidad
financiera para llevar adelante su parte del compromiso”.

Evaluaron el gran potencial de Bocas del Toro como un destino y la perspectiva de un fuerte desarrollo que esperan sea de manera ordenada, en armonía con el ambiente y con una conexión con la comunidad local.

En la ejecución de obras se proyecta el desarrollo de 350 puestos de trabajo y de unos 330 en la operación permanente.

También hay un componente de entrenamiento a través de una colaboración con el Instituto para la Formación y Aprovechamiento de Recursos Humanos (Ifarhu) con un programa de pasantías y  educación hotelera.

En la región, la entidad financia un hotel en Costa Rica y un desarrollo turístico en la República Dominicana, ambos desde la visión de sostenibilidad.

Ezcurra reflexiona que “la industria turística de Panamá tiene un potencial enorme pero ha estado muy concentrado en la ciudad de Panamá”.  Desde esta perspectiva, considera que mirar hacia el turismo en el interior, constituye una  inversión integral al atender además los núcleos de pobreza y revertir la informalidad.

Violeta Villar Liste
Violeta.villar@capital.com.pa
Capital Financiero

Más informaciones

Comente la noticia

Ver todas las noticias
PHP Code Snippets Powered By : XYZScripts.com