Inversiones requieren de mayor consenso

Inversiones requieren de mayor consenso

Metro

Es normal que al llegar al poder cada administración gubernamental trate de impulsar aquellas iniciativas que a su parecer fueron determinantes en la decisión del voto de los electores. Por tanto, no es extraño que el plan de inversiones públicas elaborado por el Ministerio de Economía y Finanzas (MEF) para el período 2015-2019, valorado en $19.488, haga énfasis en que su objetivo es mejorar la calidad de vida de la población.

El plan se divide en cinco renglones: El primero es el social, al cual se destinarán $10.719 millones y que incluye proyectos como Ampliación y mejora del sistema de suministro de agua potable y alcantarillados, Panamá bilingüe, Techos de esperanza y Renovación urbana de Colón;  el segundo es el de infraestructura, que con $6.371 millones contempla la ampliación de la Línea 1 del Metro de Panamá, la construcción de la Línea 2 y el desarrollo de un sistema masivo de transporte en Panamá Oeste; el tercer renglón es el de la Administración y Justicia, que con una asignación de $973 millones incluye programas como Barrios seguros y Aplicación del sistema penal acusatorio.

En el cuarto reglón, denominado Economía, se ubican proyectos que buscan impactar la competitividad del país mediante una inversión de $1.209 millones, lo que incluye proyectos como construcción de 200 kilómetros de caminos de penetración, la instalación de sistemas de riego, la puesta en marcha de la Cadena de Frío, la interconexión eléctrica con Colombia y la edificación de la hidroeléctrica Chan II.  Finalmente se destinarán $216 millones a un renglón inexistente en los planes previos de inversión del Estado: Medio Ambiente. En este nicho se ejecutarán proyectos como el Plan Nacional de Ordenamiento Territorial, desarrollo turístico de las áreas protegidas, ordenamiento de la cuenca del Canal y Tocumen y el mejoramiento del índice ambiental.

Lo primero que salta a la vista al observar este plan de inversiones es que en los tres primeros renglones figuran importantes obras de infraestructura, similares a las ejecutadas bajo la administración de Ricardo Martinelli, lo que parece estar orientado a garantizar que los dineros del Estado ayuden a mantener o empujar el crecimiento económico, lo cual constituye un elemento de vital importancia en un momento en el que país enfrenta una desaceleración.

Sin embargo, también es evidente que aun cuando este plan recoge algunas aspiraciones de diversos sectores de la empresa privada, habría sido interesante someterlo a un amplio y profundo debate con todos los sectores de la sociedad panameña a fin de garantizar que su ejecución rinda los beneficios esperados. Nadie debe dudar que igual que los gremios empresariales, las organizaciones sindicales, las asociaciones estudiantiles, los gremios profesionales, las asociaciones que agrupan a los docentes, las organizaciones conservacionistas, los gremios que aglutinan a los productores agropecuarios  e incluso las organizaciones indigenistas tendrían tanto que decir y aportar como los gremios empresariales sobre cuáles deben ser las prioridades de inversión del Estado panameño en los próximo cinco año y que, además tienen el derecho no solo de ser escuchados sino también tomados en cuenta.

Por ejemplo, habría valido la pena discutir si un país que cuenta con un gran número de centros especializados para el aprendizaje del inglés debe invertir miles o millones de dólares enviando a los docentes a estudiar este idioma en el exterior o si los sistemas de riego, tal como fueron diseñados, rendirán algún provecho a los productores agrícolas, de forma que realmente impacten positivamente en la producción de alimentos para el consumo nacional y redunde en mejores precios para los consumidores.

Igualmente habría sido bueno abrir un profundo debate sobre el sistema de transporte público y cómo habrán de ser reconfigurado, de manera tal que las rutas de autobús de la región metropolitana se conviertan en el sistema de alimentación de las líneas 1 y 2 del Metro y sobre cómo se reorganizará el transporte en Panamá Oeste con la construcción de un sistema de transporte masivo que se conectaría al Metro de Panamá, todo ello con el objetivo de garantizar un servicio más eficiente y económico para los usuarios.

Ciertamente es bueno saber que en este quinquenio se pondrá énfasis en mejorar la calidad de vida de la población y que se invertirán grandes recursos para ello, pero es importante que antes de poner a andar estos planes el país sostenga un amplio debate sobre lo que realmente se requiere para mejorar la competitividad de la economía y seguir generando empleo, porque muchos de los errores que se han dado en materia de inversión pública han sido producto de que las obras han respondido al querer y entender de los gobernantes y no a las necesidades reales o sentidas de la población. 

Más informaciones

Comente la noticia

Ver todas las noticias

Patrocinado por BANCO GENERAL