Inversiones sostenibles: ¿Una gran oportunidad de negocio para Panamá?

Inversiones sostenibles: ¿Una gran oportunidad de negocio para Panamá?

Las inversiones sostenibles son el nuevo diferenciador en los modelos de negocio ganadores e inversiones exitosas. Ofrecen la oportunidad de participar en modelos de negocio rentables, con un alto impacto positivo en el medioambiente y desarrollo social. Para Panamá, son una oportunidad de oro para convertirse en el centro de inversiones sostenibles en América Latina.

El ser humano tiende a seguir las ideas, pensamientos y comportamientos de personas o empresas exitosas. En el mundo financiero, existen inversionistas e instituciones financieras con una trayectoria de inversiones exitosa que marcan estas tendencias e influyen en el proceso de análisis de inversión.

Blackrock, la mayor gestora de activos del mundo, sin duda alguna, un marcador de tendencias por la influencia que ejerce en el mundo de las inversiones anunció que el riesgo climático estará en el centro de sus decisiones de inversión.

Pretenden, de aquí a 2021, duplicar el número de fondos con criterios Ambientales, Sociales y de Gobernanza (ASG) y empezar a ofrecer versiones sostenibles de sus fondos modelo (Ver artículo:“La inversión sostenible se dispara hasta niveles récord” en https://www.expansion.com/mercados/2020/01/21/5e261b50468aeb06088b45fd.html y publicación original por Chris Flood, en https://www.morningstar.com/)

Panamá también se ha subido al tren de la sostenibilidad.

En el 2018 la Bolsa de Valores de Panamá (BVP), se convierte en la segunda bolsa centroamericana en incorporarse a los Sustainable Stock Exchanges, una iniciativa de la Organización de Naciones Unidas (ONU) que agrupa a más de 97 Bolsas de Valores en el mundo.

En el 2019, Banistmo emitió el primer bono social de género privado hasta por $50 millones, dirigido a ampliar el acceso a financiamiento para las pequeñas y medianas empresas (Pymes) lideradas por mujeres, promoviendo el empoderamiento económico femenino. Ese mismo año, la Corporación Interamericana para el Financiamiento de Infraestructura (Cifi) emitió el primer bono verde público hasta por $200 millones, destinado a financiar proyectos en América Latina y el Caribe que mitiguen y se adapten al cambio climático, como energía renovable y manejo de aguas residuales.

Aún muchos se preguntarán: ¿Qué son las emisiones verdes, sociales y sostenibles (SVS)?, ¿Cuál es la motivación que empuja esta nueva tendencia?, y ¿Cómo contribuyen a la economía panameña?

Las emisiones de bonos verdes, sociales y sostenibles comparten las características financieras estándares de los bonos tradicionales; se diferencian, según sus principios, en el uso de fondos, selección y gestión de proyectos, gestión de recursos y reportes.

Los fondos provenientes de los bonos verdes se destinan a financiar o refinanciar proyectos con impacto ambiental positivo; como, energías renovables, transporte limpio y edificios ecológicos. Los fondos producto de los bonos sociales se destinan a proyectos con impacto social positivo; como, vivienda asequible, infraestructura básica e inclusión financiera. Y los fondos provenientes de los bonos sostenibles se destinan a una combinación de proyectos con componentes sociales y verdes.

Estas emisiones representan grandes oportunidades para emisores e inversionistas.

Los emisores se benefician al mejorar sus estrategias comerciales, gestionar más eficiente sus recursos, optimizar la administración de sus riesgos y al obtener acceso a fuentes alternativas de financiamiento, diversificándose a un mayor grupo de inversionistas e incentivando la inversión extranjera directa en Panamá.

La demanda global por los fondos de inversión sostenible aumento sustancialmente en 2019. En Estados Unidos (EE.UU.), se destinaron $20,600 millones a fondos de inversión sostenible, una asignación de activos cuatro veces mayor que en el 2018 ($5,500 millones), según la consultora Morningstar. Los activos gestionados por los 300 fondos que participaron en dicho estudio ascendieron a $137,000 millones en el 2019, un incremento de 54% con respecto al año anterior.

Los inversionistas se benefician al obtener retornos financieros competitivos, diversificando su cartera de activos y mitigando los riesgos ambientales y sociales que se podrían transformar en riesgos financieros, legales y reputacionales.

El auge de los mandatos en inversiones sostenibles sigue creciendo, y Panamá tiene la oportunidad de canalizar esta demanda para atraer capital a largo plazo con el fin de promover la inversión extranjera y apoyar la transición a una economía sostenible. A su vez, representa oportunidades para el centro financiero panameño, aprovechando la infraestructura del mercado de capitales, para convertirse en el centro de inversiones sostenibles en América Latina.

La coyuntura global ha hecho más evidente los retos medioambientales y sociales que se deben cubrir, como en los sectores de energía, salud y educación.

La incorporación de las finanzas sostenibles son un eje transversal para la reactivación y competitividad de la economía, y demuestran que es posible generar retornos atractivos y crear un impacto positivo en el medio ambiente y en la sociedad.

Las inversiones sostenibles son una oportunidad de participar en modelos de negocio ganadores, transparentes, con las mejores prácticas en la gestión de sus recursos y mitigación de riesgos, con retornos atractivos y con un alto impacto positivo al medio ambiente y al desarrollo social. Esta es la oportunidad para que Panamá capitalice y se convierta en el centro de inversiones sostenibles de América Latina.

Viviane Macías y Elias Polonsky
Macías es Head of ESG y Polonsky es Asociado de banca de Inversión
MMG Bank Corporation

Más informaciones

Comente la noticia

Ver todas las noticias
PHP Code Snippets Powered By : XYZScripts.com