Inversionistas cuestionan estancado crecimiento de Uber antes de su salida a bolsa

Inversionistas cuestionan estancado crecimiento de Uber antes de su salida a bolsa
: Los ejecutivos de la empresa de servicio de transporte privado enfatizan el tamaño de la compañía, pero hay dudas sobre la tasa de expansión y la participación de mercado| Archivo

Las preocupaciones de las inversionistas acerca del estancamiento del crecimiento de Uber están siendo abordadas con el énfasis de la compañía de servicio de transporte privado en el tamaño y la amplitud de su negocio en preparación para el lanzamiento de su tan esperada oferta pública inicial (OPI).

Dara Khosrowshahi, el director ejecutivo, describió la ventaja estructural de Uber al ser una plataforma para varios modos de transporte —desde el transporte privado y el público hasta la entrega de alimentos y carga— en comparación con los rivales “de una sola línea” de negocios, según un inversionista que asistió a una de las sesiones de la gira promocional de la OPI en Nueva York.

Uber, el más grande de los favoritos de Silicon Valley en llegar a cotizar en bolsa en 2019, ha acumulado enormes pérdidas a lo largo de los años conforme ha vertido capital en una intensa batalla por la expansión mundial.

Pero en lugar de centrarse en la falta de beneficios o en el flujo negativo de efectivo de Uber, las preguntas de los inversionistas en la presentación se enfocaron en sus tasas de crecimiento, en las dinámicas competitivas y en la participación de mercado, comentó el inversionista.

No creo que la palabra ‘ganancia’ surgiera una vez siquiera”, él agregó.

Las considerables pérdidas publicadas por la clase de OPI tecnológicas de este año les han dado que pensar a algunos inversionistas. Las preguntas acerca del camino hacia la rentabilidad de Lyft —el rival más pequeño de Uber, el cual comenzó a cotizar a fines de marzo— afectaron negativamente el precio de las acciones, las cuales se están cotizando por debajo del precio de emisión.

Cientos de inversionistas se reunieron en el salón de baile del hotel Mandarin Oriental de Nueva York, ubicado en el centro de Manhattan, para escuchar a los ejecutivos de Uber, incluyendo al principal abogado de la compañía, exponer sus argumentos.

La seguridad ha sido más estricta de lo normal en tales eventos, como resultado de las preocupaciones de que pudieran atraer a conductores protestando y a periodistas intentando ingresar a las presentaciones. Según personas familiarizadas con el tema, a los inversionistas invitados se les informó de las ubicaciones de las reuniones de los grandes grupos con sólo tres horas de anticipación.

Durante un almuerzo de pasta y sándwiches, los asistentes vieron un vídeo y escucharon los comentarios preparados del señor Khosrowshahi antes de una sesión de preguntas y respuestas que incluyó a Nelson Chai, el director financiero, y a Tony West, el asesor jurídico, según ciertas personas que asistieron.

Los inversionistas preguntaron acerca de la desaceleración del crecimiento durante los últimos trimestres, lo cual, según Uber, se debió al aumento de la competencia que la obligó a aumentar los subsidios a las tarifas y las gratificaciones de los conductores. La compañía ha dicho que gastará “agresivamente” en el corto plazo para defender su posición de liderazgo en muchas de las ciudades donde opera.

La principal pregunta que los inversionistas estaban planteando es, dado el tamaño del mercado, por cuánto tiempo puede Uber mantener sólidas tasas de crecimiento”, indicó el inversionista que asistió.

El inversionista comentó que el señor Khosrowshahi había citado las lecciones de su mandato como director ejecutivo de Expedia en cuanto a que las compañías globales de Internet son las que tienen éxito en los mercados en los que “el ganador se lleva la mayoría”, lo cual, según él, se aplica al caso del transporte a pedido.

El señor West respondió preguntas sobre cómo Uber está cambiando su enfoque para trabajar con los reguladores a medida que ingresa en nuevos mercados, como Alemania y Japón, donde el transporte está estrictamente regulado. El señor West, anteriormente el principal abogado de PepsiCo y exfuncionario del Departamento de Justicia estadounidense, ha participado activamente en ‘desenmarañar’ los enredos legales y reglamentarios de Uber después de una larga historia de tácticas agresivas y una cultura que la propia compañía describió como “tóxica” en su prospecto de colocación.

El señor Khosrowshahi habló sobre los cambios en la compañía desde que asumió el cargo de director ejecutivo en 2017, después de la expulsión del cofundador Travis Kalanick tras una serie de escándalos.

La estrategia de fusiones y adquisiciones de Uber también se abordó, después de una serie de acuerdos recientes en el período previo a su oferta. Estos incluyen la compra de su rival en el Medio Oriente, Careem, por $3,000 millones, así como la obtención de una inversión de $1,000 millones valorando su unidad de autoconducción en $7.300 millones. La compañía está instando a los inversionistas a considerar el valor independiente de ese negocio, así como sus participaciones minoritarias en otras compañías internacionales de transporte privado, al asignarle un valor general a Uber.

Uber dio a conocer su propuesto rango de precios de entre $44 y $50 por acción, lo cual hace que la compañía tenga una valoración de hasta $91.500 millones.

Según un inversionista, la demanda de la oferta fue sólida después de la primera presentación significativa de Uber en el lujoso hotel Claridge de Londres.

Los ejecutivos y los banqueros están listos para ir a otro almuerzo grupal en Boston el miércoles y a uno en San Francisco el viernes, de acuerdo con un calendario enviado a los inversionistas. Los ejecutivos de la compañía viajarán a los estados centrales estadounidenses antes de regresar a Nueva York, para determinar el precio de las acciones. Según una persona familiarizada con el asunto, las acciones están programadas para comenzar a cotizar en la Bolsa de Nueva York el 10 de mayo.

La atención dedicada a las altas valoraciones que Uber y su rival, Lyft, han buscado en los mercados públicos ha intensificado las tensas relaciones entre las compañías y algunos conductores que están exigiendo una mayor remuneración y mejores condiciones de trabajo.

Los conductores de las compañías están planeando realizar una huelga el 8 de mayo en varias ciudades estadounidenses, como Los Ángeles, Chicago, Filadelfia y San Francisco.

Uber y los principales suscriptores de la OPI — Morgan Stanley, Goldman Sachs y Bank of America Merrill Lynch — declinaron hacer comentarios.

Shannon Bond y Nicole Bullock
Financial Times

Más informaciones

Comente la noticia

Ver todas las noticias