Inversionistas internacionales están renuentes a invertir en proyectos portuarios

Inversionistas internacionales están renuentes a invertir en proyectos portuarios
Consideran más factible ampliar las facilidades existentes| Fotolia

Un informe de la firma consultora Drewey reveló que se ha reducido la adición de capacidad promedio por proyecto de terminales de contenedores alrededor de 650,000 TEU’s (medida equivalente a un contenedor de 20 pies). Esto sugiere que los inversionistas son más cautelosos acerca de los proyectos de terminales más grandes, y que el enfoque se orienta hacia proyectos greenfield en instalaciones más pequeñas.

Se prevé que la capacidad global de los puertos de contenedores aumentará en alrededor de 125 millones de TEU’s para 2022, una tasa de crecimiento de poco más del 2% anual. Esto, está muy por debajo de la demanda proyectada y refleja el cauteloso sentimiento de los inversores hacia los proyectos greenfield en los últimos años.

La cifra se compara con las de 2003 y 2009, cuando había alrededor de 125 millones de TEU’s de nueva capacidad portuaria en trámite (la misma cantidad que existe ahora), pero, el mercado era mucho más pequeño en ese momento.

La expansión de la capacidad de la terminal de contenedores en los próximos cinco años ha caído a no más del 10% de la existente, la proporción más baja de la historia, según la consultora de envíos Drewry.

Los factores claves que impactan la inversión en nuevos proyectos son los menores rendimientos de las inversiones y los riesgos crecientes tanto desde el punto de vista industrial como geopolítico.

Los proyectos greenfield son una parte clave de la actividad de expansión de la capacidad de la industria, pero son más riesgosos que la expansión de las terminales existentes que ya tienen una base de clientes y un mercado.

Las perspectivas son relativamente tenues después de varios años de inversión insuficiente, particularmente en proyectos greenfield.

En África y el Medio Oriente/Asia del Sur, los proyectos greenfield representan un aumento bastante alto en la cifra de capacidad regional actual con 22% y 14%, respectivamente de la capacidad del proyecto greenfield agregada para 2022 en comparación con el porcentaje de 2017.

En otras regiones del mundo, los proyectos greenfield representan un aumento de capacidad muy pequeño con respecto a los totales actuales: Solo alrededor del 3% en Asia y América del Norte y menos del 2% en Europa.

Será necesario adelantar más proyectos, pero los beneficios de invertir en el sector se están reduciendo y los riesgos aumentan. Queda por verse si los jugadores tradicionales estarán preparados para responder, especialmente en estos tiempos tan inciertos para el comercio mundial, o si van hacia adelante, nuevos tipos de inversión, según Drewry.

En Panamá se lleva a cabo un proyecto de greenfield con el Puerto Colon Container Port, inversión china en el sector del Atlántico, el cual deberá estar operativo el próximo año. Mientras que, en el Pacífico, la ACP informó que el puerto de Corozal será relanzado el próximo año, pero en una primera fase más pequeña que las que se exigía en la licitación anterior.

Michell De La Ossa Prieto

midelaos@yahoo.com

Especial para Capital Financiero

 

Más informaciones

Comente la noticia