Invertir o desaparecer

Invertir o desaparecer

Ricardo González

Capital

A través de los años los industriales panameños han demostrado su ingenio y capacidad, logrando que muchas empresas locales sean altamente competitivas y esta es una de las razones por las cuales hemos visto como compañías extranjeras han comprado y están interesadas en comprar diversas compañía manufactureras en Panamá, como es el caso de la Cervecería Nacional, Bonlac y Estrella Azul, por citar algunas.

Todavía quedan muchas empresas nacionales que han dado muestras de eficiencia como Grupo Melo, Café Duran y Productos Lux (Proluxsa), que han adquirido tecnología, han diversificado sus productos y actualmente exportan exitosamente a otros países.

Sin embargo, los industriales nacionales requieren inversión en tecnología para ser más competitivos y expandir sus operaciones. El problema es que la adquisición de tecnología resulta costosa y muchos industriales no cuentan con el capital suficiente para realizar estas inversiones.

Ante esta situación, el expresidente del Colegio de Economistas de Panamá, Adolfo Quintero, recomendó el desarrollo de joint ventures o alianzas estratégicas con industrias de países desarrollados, las cuales cuentan con alta tecnología o capital suficiente para invertir en la misma.

Explicó que estos acuerdos se aplicarían a todas las industrias que fabriquen productos manufacturados que tengan demanda en Estados Unidos, pensando que el Tratado de Promoción Comercial (TPC) firmado con este país y que tarde o temprano será ratificado por su Congreso.

Esto le brindaría a las empresas extranjeras la oportunidad de usar a Panamá como una plataforma de producción. Estas compañías suministrarían parte de los insumos y maquinaría de última generación, mientras que las industrias locales aportaría la mano de obra especializada y su infraestructura, ya que para cualquier compañía resulta más fácil empezar con un socio establecido que de cero.

Esto también sería una alternativa a vender las empresas y que poco a poco la industria local quede totalmente en manos de extranjeros, precisó Quintero.

El economista explicó que debido a su posición geográfica y capacidad de mano de obra, Panamá ofrece grandes posibilidades para el desarrollo de actividades industriales que no han sido tradicionales en el país, como la elaboración de medicamentos para exportar a Estados Unidos y Europa y el desarrollo de la industria de reparación de alto nivel de buques con estándares internacionales, teniendo en cuenta el gran tránsito de naves que se da a través del Canal y con miras a la ampliación de esta vía acuática.

Estos criterios son compartidos por el también economista Aristides Hernández, quien agregó que Panamá tiene la ventaja de contar con el centro marítimo y aéreo internacional, que son claves para que los productos que se fabriquen en nuestro país lleguen a cualquier parte del mundo, lo que es clave para el desarrollo de cualquier industria.

Quintero destacó que las grandes multinacionales de todo el mundo han visto este potencial y es una de las razones para que se estén instalando en Panamá y comprando empresas locales y no solo porque le interese el mercado local, sino que están pensando en su expansión mundial.

Sin embargo, el economista señaló que los industriales deben tener claro que no podrán entrar a esta nueva etapa si no son competitivos y realizan innovaciones, además de preparar su recurso humano y desarrollar de prácticas de buen gobierno corporativo en la administración, aunque se trate de empresas familiares. El que se quede con equipos obsoletos y no haga los cambios necesarios simplemente va a desaparecer.

Capital conversó con Máximo Gallardo, presidente y fundador de la empresa Proluxsa, que actualmente se destaca entre las industrias locales. Gallardo sostuvo que sus logros se deben a una mezcla de trabajo continuo, perseverancia y visión en el futuro.

El empresario destacó que entre sus metas siempre ha estado competir en el mercado con la última tecnología que hay en el mundo y citó como ejemplo su producción de vinagre, que es una de las mejores de toda Latinoamérica, gracias al uso de la maquinaria más avanzada.

Reconoció, que esto tiene su precio, porque las inversiones son costosas y el financiamiento a veces resulta difícil, pero aseguró que cuando hay un buen proyecto y empresarios comprometidos y capacitados, el dinero se consigue.

Proluxsa tomó la decisión de exportar sus productos, debido a que en determinado momento sus dueños se dieron cuenta que el mercado local era muy pequeño y había que mirar hacia fuera si se quería crecer.

De acuerdo con Gallardo su éxito tanto en Panamá como en el extranjero se debe a una combinación de excelente calidad con precios competitivos, que se ha logrado gracias a un personal entrenado y el uso de la más alta tecnología.

Más informaciones

Comente la noticia