Joachim Löw: Me gusta ser auténtico

Joachim Löw: Me gusta ser auténtico

Después de ganar el mundial ahora quiere la Eurocopa

joachim_low_render_by_sportlerwallpaper-d7pvtdh

El entrenador de la selección alemana de fútbol, Joachim Löw, afrontará en la Eurocopa de Francia su quinto campeonato al frente de la Nationalmannschaft y el primero después de llevarla a la conquista del Mundial de Brasil.

Ahora me he dado cuenta que se aspira de nuevo a ello, dijo en una entrevista con la agencia DPA sobre las posibilidades de que Alemania levante el título de la Eurocopa el 10 de julio en París.

Bajo sus órdenes, Alemania ha alcanzado siempre al menos las semifinales en todos los torneos. Y la selección germana llega a Francia 2016 como una de las grandes favoritas junto con los anfitriones y España.

Volver a ganar un título es también parte del estímulo y de la motivación, señaló Löw, de 56 años, en una entrevista realizada recientemente en Ascona, donde Alemania se concentró antes de viajar  a Francia.

DPA: Tras la Eurocopa celebrará su décimo aniversario en el cargo. ¿Ser seleccionador es un trabajo de ensueño para usted?

Löw: En cualquier caso sigo disfrutándolo muchísimo. Tengo el gran estímulo de desarrollar al equipo y a los jugadores. Y en 2014 disfruté mucho del gran éxito en el Mundial de fútbol en Brasil. Ahora me he dado cuenta de que se aspira de nuevo a ello. Volver a ganar un título es también parte del estímulo y de la motivación.

DPA: ¿Cómo lleva el hecho de convertirse en la persona más importante en Alemania en las próximas semanas?

Löw: No me veo a ese nivel. Naturalmente, soy consciente de que el fútbol es una parte importante en nuestra sociedad, en nuestro país. Sé que engloba a millones de personas. Sin embargo, en un campeonato estoy como en mi propio mundo, en mi túnel. Ahí me doy poca cuenta de lo que viene de fuera. Esto se gana con la experiencia. En los últimos dos torneos estuve relajado. Anteriormente percibía más lo que venía de la opinión pública. Me he ido liberando de ello.

DPA: ¿Eso es porque no quiere dedicarle energía alguna a ese tipo de cosas o porque ve que no puede cambiarlo?

Löw: Sé, ahora más que antes, qué ocurre en un campeonato, qué medidas hay que tomar, cómo se debe atender a lo importante. Sé que lo que viene de fuera no cuenta. Como entrenador se tiene la responsabilidad y se deben tomar decisiones. Se debe mantener la mirada en lo esencial, en el equipo y en los jugadores individualmente. De eso se trata en un torneo.

DPA: ¿Quién le inspira a la hora de aprender algo en el mundo del fútbol? ¿Otros seleccionadores o más entrenadores de clubes como el español Josep Guardiola?

Löw: Ambos. Hay entrenadores que observo desde hace años qué fútbol hacen, qué tipo de cultura de juego tienen para el correspondiente equipo. Ahí me inspiro en diferentes entrenadores.

DPA: ¿Puede nombrarlos?

Löw: En principio miré hace unos años hacia España, a equipos como el Barcelona. También el Bayern Múnich es un equipo que sienta bases. En Inglaterra e Italia hay igualmente elementos que son importantes. La Copa América con equipos como Chile, Argentina, Brasil, Colombia fue siempre importante para mí. Ahí se ven modificaciones, que son positivas para el fútbol.

DPA: ¿Por ejemplo?

Löw: Chile ganó el pasado año el campeonato de Sudamérica. Observar a Chile me resulta interesante. Este equipo hace cosas que no se esperan, que no se conocían de esa manera. Desde la propia defensa les gusta jugar de manera arriesgada, algunas veces en inferioridad numérica. Uno busca elementos de diferentes entrenadores y de diferentes culturas futbolísticas, que son buenas para uno mismo. Y se intenta que calen.

DPA: ¿Ha podido aprender también de otros entrenadores a la hora de liderar su equipo o para comportarse de cara hacia la gente?

Löw: No miro cómo otros entrenadores se presentan ante la opinión pública o cómo dirigen sus equipos. No se trata de copiar a nadie. Me gusta ser auténtico.

DPA: ¿Hay situaciones en las que no se pueda sentir auténtico, en las que incluso finja de manera consciente?

Löw: Con frecuencia me enfrento a la pregunta de cuánto puedo contar sobre mi equipo cuando me preguntan. Como entrenador se deben mantener algunas cosas en secreto. Pero a pesar de todo no finjo ni ante la opinión pública ni ante el equipo.

DPA: ¿Qué papel juega el lugar de alojamiento para el éxito del torneo? En el Mundial de Brasil casi se tuvo la sensación de que el Campo Bahía, en Brasilia, era como una especie de duodécimo hombre en el terreno de juego. Ahora se concentrarán en vian-les-Bains.

Löw: Sí, Campo Bahía contribuyó al éxito. Los jugadores se reunieron siempre allí, estaban muy próximos. Allí se dio un proceso que quizá en la Eurocopa de 2012 no estuvo presente: Comunicación entre los jugadores, lograr confianza, lograr comprensión. Estas cosas tuvieron lugar con más frecuencia en Campo Bahía. Y eso es un componente importante.

DPA: Al principio se barajó la posibilidad de alojarse en París. ¿Está feliz ahora de haberse decidido por otro lugar, sobre todo, después de vivir de cerca el ataque terrorista en noviembre durante el amistoso en el Stade de France?

Löw: No. También nos habríamos sentido seguros en París. Estoy convencido  que se ha hecho mucho en Francia por nuestra seguridad. Viajo sin miedo a Francia y París. No quiero sacar permanentemente el tema de la seguridad en el equipo.

DPA: ¿Qué espera de la selección francesa? Como campeón del mundo usted tiene la presión de ser uno de los favoritos. Sin embargo, ¿qué presión vive su homólogo francés, Didier Deschamps?

Löw: Como equipo local los franceses tienen una gran presión. Quizá sea como lo que vivió Alemania en el Mundial de 2006. (Será clave) que el equipo pueda soportar durante el campeonato la euforia y la energía que se genere después del primer partido. Francia tiene futbolísticamente un muy buen equipo, con buenos extremos y un fuerte centro del campo. Francia tiene un equipo muy armonioso. Me recuerda al de los cuartos de final del Mundial de 2014. Fue un partido ajustado, que ganamos (1-0) gracias a un gol estándar. Francia fue un rival que tuvo un nivel similar al nuestro y se ha vuelto a desarrollar una vez más en los últimos dos años. Francia es para mí uno de los claros favoritos a ganar la Eurocopa.

Klaus Bergmann y Jens Mende
DPA

Más informaciones

Comente la noticia