Jóvenes de Santiago ganan premio Odebrecht de Desarrollo Sostenible

Con una proyecto para la construcción de aulas bioclimáticas en zonas rurales del país.

B1P3147

Un grupo de jóvenes de la Universidad Santa María La Antigua, sede de Santiago de Veraguas, gano el primer premio en el certamen Odebrecht para el Desarrollo Sostenible Panamá, una iniciativa con la que esa empresa busca incentivar a los jóvenes universitarios a realizar propuestas de ingeniería desde una perspectiva de desarrollo sostenible, generando y difundiendo conocimiento sobre el tema.

Los estudiantes Albis Castillo y María del Carmen Díaz, junto a su profesor asesor Jorge Luis Ábrego Campos, ganaron el primer lugar de esta premiación, con Módulos de Aulas Bioclimáticas para Centros Educativos en Panamá.

Este diseño simple y de fácil construcción en serie consiste en un módulo educativo, que por medio de la arquitectura bioclimática garantizará la sostenibilidad de la edificación, dando una solución a las comunidades rurales.

Además de reconocer a los estudiantes, el premio valoriza la vocación docente de los profesores y la calidad de la educación que imparten las universidades, por ello, uno de los requisitos es que cada estudiante o grupo de estudiantessean asesorados por un profesor.

El segundo lugar fue para los estudiantes de la Universidad de Panamá, Sede de Chiriquí; Francisco Peralta y Frederick Espinosa, junto a su profesor asesor Gerardo Sandoya. Ellos trabajaron el proyecto Eco Bloques Híbridos a base de cenizas de cáscara de arroz para la construcción de viviendas en áreas rurales.

El proyecto busca dar soluciones a los problemas ambientales, como la contaminación y los cambios climáticos que producen materiales de construcción y adicional a ello, ofrecer un producto más económico para las personas de nuestra población, evaluando la viabilidad de la cáscara de arroz para convertirlo en aditivo para el cemento y concreto, con el fin de generar bloques híbridos.

Finalmente, el tercer lugar de este concurso lo obtuvo el equipo de Ana María Ariza y Marcel Salazar, de la Universidad de Panamá, con el proyecto Abono a partir del lodo de aguas residuales (Aborganic).

Los alumnos, asesorados por el profesor Enrique Sánchez Galán, proponen producir abono orgánico a través de lodo que origina la planta de tratamiento de aguas residuales. Con la producción anual de Aborganic, se estarían recuperando unas 7.500 hectáreas de suelos panameños mediante un programa integral de recuperación de suelos.

El director de Relaciones Institucionales y Sostenibilidad de Odebrecht, Arturo Graell, resaltó que esta iniciativa es un componente clave de las acciones de sostenibilidad que la compañía implementa en Panamá y tiene origen en las bases de nuestra filosofía empresarial, es decir, que el desarrollo, por definición, tiene que ser sostenible, o no podrá ser llamado desarrollo.

Esta iniciativa cada año activa a más universitarios a realizar propuestas ingeniosas que son vistas por todos los panameños y generan y difunden conocimiento sobre el tema, junto a la comunidad académica y la sociedad en general. agregó Graell.

El Premio Odebrecht para el Desarrollo Sostenible repartió una bolsa de $54.000, divididos en $24.000 para el primer lugar, $18.000  para el segundo y $12.000 para el tercero. Cada uno de los premios se divide en tres partes iguales: Una parte para el estudiante o grupo de estudiantes, otra para el profesor asesor y la tercera para la universidad. El premio a la universidad se entrega en especie y debe ser invertido en el área donde labora el profesor asesor.

HitlerCigarruista
Capital Financiero
**Foto cortesía: tuconcierto.net

Más informaciones

Comente la noticia