La ACP deja de vender bonos de carbono por precio

La ACP deja de vender bonos  de carbono por precio
Las dos últimas ventas de crédito de carbono hecho por la ACP de bonos totalizaron 22,425 toneladas de carbono equivalentes| Archivo

En momentos en el canal sufre los embates del Cambio Climático, la Autoridad del Canal de Panamá (ACP) dejo la vender de créditos de carbono equivalentes, un mecanismo internacional de descontaminación para reducir el dióxido de carbono (CO2) a través del Proyecto de Establecimiento de Cobertura Vegetal Protectora en la Cuenca Hidrográfica del Canal de Panamá y que comercializa en el portal digital de la compañía global de información y servicios financieros Markit, a espera de mejor precio.

Las dos últimas ventas de crédito de carbono hecho por la ACP de bonos totalizaron 22,425 toneladas de carbono equivalentes, comercializadas en Markit, informó Carlos Vargas, vicepresidente de Agua y Ambiente de la ACP.

“El último bono que vendimos fue a $8 la tonelada, a los mejor si el precio mejora volvemos a vender, pero ahora prefereimos tenerlo en banco” Vargas, quien que la ACP certificó 340,559 toneladas de carbono equivalentes desde la implementación de esta herramienta.

La Certificación de Reducción de Emisiones de Gases de Efecto Invernadero (CER) se hace bajo los estándares de la Alianza de Clima, Comunidad y Biodiversidad (Ccba, por sus siglas en inglés), una asociación global de instituciones de investigación, corporaciones y grupos ambientales, que tiene la misión de desarrollar y promover estándares voluntarios para proyectos de uso de tierra con múltiples beneficios.

Además, es revisado por el Gold Standard para los Objetivos Mundiales, un programa de certificación estándar para proyectos no gubernamentales de reducción de emisiones en el Mecanismo de Desarrollo Limpio (MDL), el Mercado Voluntario de Carbono y otras intervenciones de clima y desarrollo.

La Fundación Gold Standard, con sede en Ginebra, Suiza, certifica con una etiqueta de calidad los créditos de carbono generados por proyectos que luego pueden ser comprados y comercializados por países que tienen un compromiso legal vinculante, de acuerdo con el Protocolo de Kioto, empresas u otras organizaciones con fines de compensación de carbono.

Entre los compradores figuran los países desarrollados que intentan compensar el equivalente a la contaminación que producen adquiriendo créditos de carbono o instrumentos que miden el ahorro en emisiones que se están dando en proyectos novedosos y de corte ambiental, ubicado en países en desarrollo, como la ampliación del Canal de Panamá.

Los recursos que se obtuvieron en la colocación de  las unidades de Reducciones de Emisiones Verificadas (VERs, por sus siglas en inglés) fueron  reinvertidos en los programas ambientales que actualmente realiza la ACP en las comunidades, ubicadas en la Cuenca Hidrográfica del Canal.

De acuerdo con datos de la ACP, la Cuenca Hidrográfica del Canal tiene una extensión de más de 339,000 hectáreas, de ellas 157,000 corresponden a zonas cubiertas de bosques, que  abarcan seis áreas protegidas, que permiten la captura de 200 millones de toneladas de carbono.

Vargas dijo que el Canal de Panamá sufre los embates del Cambio Climático con un aumento en los niveles de los océanos Pacífico y Atlántico, un aumento de los vientos, de la radiación y de la evaporación, lo que afecta el caudal del río Chagres y otros afluentes que abastecen la Cuenca Hidrográfica del Canal.

Orlando Rivera
orriver22@hotmail.com
Capital Financiero

Más informaciones

Comente la noticia

Ver todas las noticias